Columnas Social
El Siglo de Torreón Jueves 25 de ene 2018, actualizada 4:14am ... Anterior El Siglo 2 de 2 Siguiente ... El Siglo

Circunstancias

El Siglo

SOBRE EL MAL

¿Por qué algunas personas son malas y crueles hacia otros?

El Diccionario de la Real Academia Española define al mal como todo aquello que se aparta de lo lícito y honesto. En este artículo, lo definiré como un acto humano que es extremadamente inmoral, malévolo, dañino, indigno, cruel, y normalmente es expresado por el carácter o personalidad de un individuo. Dependiendo de la perspectiva teórica o cultural, el concepto del mal se aplica a una persona considerada mala, antisocial, malvada, perversa, vil, sádica, diabólica, maligna, desalmada, etc.

El mal o la maldad se puede explicar desde diferentes disciplinas. La mayoría de ellas coinciden en que el mal tiene una connotación negativa y destructiva. La Filosofía, la Psicología, la Religión y la Biología están de acuerdo en que el mal es lo opuesto a la bondad y la empatía, e incluye actos que tienen la única intención de causar la muerte, violar, torturar, hacer sufrir, o herir la integridad física y psicológica de otras personas. La religión define el mal como una desviación de la voluntad de Dios. Este campo le da un énfasis a fuerzas supernaturales asociadas con ángeles malignos o Satán.

El Dr. Michael Stone, psiquiatra, de Columbia College en New York City en su libro La anatomía del mal (2009) define al mal como actos de personas que causan horror a otros, incluyendo aquellos que son testigos del incidente, debido al grado de violencia, sufrimiento, destrucción y humillación. El acto no solamente incluye inmoralidad y violación de la ley, sino que sobrepasa la expectativa social de la cultura en donde el acto se lleva a cabo debido a la dramática experiencia de terror. Un ejemplo de esta situación es la matanza ocurrida hace unos años en Allende, Coahuila, en donde hombres armados secuestraron y ejecutaron a decenas de personas, incluyendo niños, ancianos y mujeres, además de incendiar las casas de varias familias. El acto extremo de violencia fue brutal y sanguinario,creando horror y trauma en las víctimas que sobrevivieron y la comunidad en general.

Desafortunadamente, ejemplos como este han existido a través de la historia y existen en cualquier parte del mundo sin importar el nivel socioeconómico y cultural de un país. Las matanzas crueles entre árabes y cristianos durante las Cruzadas, las torturas y matanzas durante la Inquisición, las dos Guerras Mundiales, incluyendo la matanza vil, salvaje y sin compasión de seis millones de judíos incluyendo niños y ancianos, fueron ejemplos del mal.

¿Por qué una persona puede ser tan mala y cruel? De acuerdo al Dr. Stone no existe una causa común que lleve a un individuo a cometer actos violentos o malévolos. Él dice que la mayoría de las causas incluyen factores biológicos y medio ambientales. Los biológicos pueden incluir enfermedades mentales como la esquizofrenia, abuso de drogas durante el embarazo o algún otro problema congénito al nacer. Los factores ambientales pueden incluir maltrato psicológico desde temprana edad, algún trauma físico particularmente en la cabeza, abuso sexual, abuso de drogas y/o alcoholismo, etc. La violencia que prevalece en ciertas culturas, incluyendo el tráfico de drogas, pandillas y otros aspectos sociales, son factores sociológicos que tienen una influencia muy fuerte para cometer actos malévolos o criminales.

El Dr. Stanton Samenow, psicólogo clínico e investigador en el área de conducta criminal, y a quien tuve la oportunidad de verlo en un seminario sobre la mente criminal, escribió en su libro El interior de la mente criminal (2014) que los factores biológicos y medio ambientales como factores de riesgo para la creación de una mente criminal son importantes, sin embargo, agrega que es más importante concentrarse en los patrones de pensar de una persona más que las causas mismas, ya que no siempre una persona que está predispuesta al crimen se inclina al crimen. Además, no sirve de mucho conocer las causas si no existen métodos o sistemas para remediarlo.

No hay duda que los factores biológicos y ambientales influyen en el éxito en la vida o a la dedicación al mal. Poner atención a los factores de riesgo alrededor de un persona, ya sea biológicos o ambientales, ayuda a tener una mejor predicción del futuro en su desarrollo. Por ejemplo, si un adolescente se encuentra en un ambiente que está plagado de pandillas, violencia y drogas, y es a la vez pobre en términos de estimulación intelectual, el riesgo de dedicarse a la maldad es alto. La responsabilidad paterna es esencial, pero decir que los padres son absolutamente responsables del desarrollo de una persona no es siempre justo. Los sistemas sociales y educativos tienen mucho que contribuir, no para eliminar la maldad completamente, sino para equipar a la persona con una manera de pensar que le permita enfrentar una sociedad que continua evolucionando en muchas direcciones. Necesitamos hacer que la gente con mentalidad criminal vean sus errores en su manera de pensar y hacerlos responsables de sus actos. Gracias por su atención a esta columna.

  Por: Lic. Francisco Pineda, MDO, MSA




Más de Columnas Social

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- IMP
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
El Siglo
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT