EDITORIAL
CARLOS CASTAÑÓN CUADROS Miércoles 11 de oct 2017, 9:07am ... Anterior 5 de 10 Siguiente ...

Fútil independiente


Civitas

La caballada está flaca, y aún así, sobran aspirantes. El hartazgo, el malestar domina el ambiente. No obstante, muchos le tiran a la grande, como si la grande fuera el gordo de la lotería. Pero no crea, querido lector, que a tantos candidatos los mueve la vocación de servir, el mejor sentido de la política, o la responsabilidad de estado. Si algo evidencia este sexenio, es el gusto por la corrupción. Poder y dinero. No hay más. Aspirar a la política se ha vuelto la forma más fácil de enriquecimiento. Más todavía, las instituciones mexicanas amparan la impunidad. Por lo mismo, no es la democracia, sino la cleptocracia. En esa lógica se inscribe la renovación de los poderes. El PRI no supo ni pudo gobernar, a cambio se profesionalizó el saqueo, e hicieron de la corrupción un campeonato. Las nuevas cifras nos ubican en el primer lugar de Latinoamérica. Para el 2018 habrá la novedad de las candidaturas independientes. Por lo pronto, 31 aspirantes ya firmaron su intención de registro. Sí, 31 espíritus que sueñan con llevar las riendas del país. Pero desde hace varias décadas, a los hombres de la presidencia les quedó grande la silla. Hace más de un siglo, un notable revolucionario de Morelos, declinó sentarse ahí. Está maldita.

A muchos les seduce la silla. No hay poderes mágicos, pero sí terrenales, y como sabemos, lo terrenal siempre es equívoco. De ahí su maldición. Por ejemplo, el partido en el poder compite por el tercer o cuarto lugar. No obstante, la escuálida caballada relincha por la candidatura. Uno utiliza los recursos de la educación para promoverse. ¡Vaya ejemplo! Otro, que no pudo con la gobernación, aguarda los errores de sus compañeros. Uno más, el que maneja los dineros de hacienda, sonríe para todo. Gobernar es sonreír. Por supuesto, no falta quien alega derecho de sangre porque su papá ya fue presidente.

Quizá, los aspirantes priistas deberían seguir el sabio consejo de Peña Nieto. Hagan una tanda para ver a quien le toca la candidatura. Tanda contra dedo. Dedo contra tanda. Eso sucede adentro, pero afuera, las cosas no se ven menos descompuestas, disfuncionales, decadentes.

Empecemos por un tal Jaime Rodríguez, alias el Bronco. Irrumpió como primer gobernador independiente de Nuevo León. Hizo una gran campaña, llegó con enorme legitimidad, renovó la esperanza de los regios, prometió cárcel para los corruptos, pero a la vuelta de los meses, vino la decepción. Ni una cosa ni otra. El Bronco se hizo Pony en el gobierno. No pudo con el encargo, y sin embargo, ahora aspira a la presidencia. Detengámonos en el punto. Para nuestros políticos es normal hacer mal gobierno, ser ineficientes, ineptos, corruptos, y a partir de ahí, aspirar a nuevos cargos. No se apalancan en un buen trabajo público, o en la aprobación de los ciudadanos. Más bien, toman ventaja de una ciudadanía dormida, poco participativa y muy aguantadora. Su apuesta no es la eficiencia, sino ganar por cansancio y abulia. De esa manera, el gobernador independiente aspira a la grande, cuando ni siquiera ha cumplido en su propia tierra. Producto del marketing, es un político vacío. Para él, gobernar es aparentar. Un Vicente Fox cualquiera. Cuando se vienen los problemas, los ciudadanos constatan un gobierno vacío e inútil.

En el PAN, aunque la caballada está flaca, todavía les quedan fuerzas para autodestruirse. Margarita Zavala renuncia al partido por no conseguir la candidatura. Con su salida ratifica la naturaleza perecedera del panismo. Todavía no ganan el poder, cuando ya perdieron el partido. Mientras tanto, el PRI y Morena están felices.

Margarita es indisociable del gobierno de Felipe Calderón, el mismo gobierno que nos metió en una gravísima crisis de seguridad, y que a la fecha, no se ha podido controlar. Bajo esa carta de presentación ¿va a pedir el voto? Quienes están en el poder, viven en una burbuja. Margarita no es la excepción. Por lo pronto, 31 aspirantes independientes a la presidencia, en vez de uno, ya diluyeron su posibilidad de triunfo a nada. Bajo ese escenario, Morena ya se fortalece.

COAHUILA

El Trife dejó en claro su posición: el poder defiende al poder. Para decirlo en confianza, "ese arroz ya se coció".

Nos vemos en Twitter, @uncuadros




Etiquetas: Civitas

Más de EDITORIAL

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT