EDITORIAL
EL AGENTE 007 Sábado 16 de sep 2017, 10:54am ... Anterior 3 de 9 Siguiente ...

Verdades y rumores


Coahuila está en guerra desde hace meses. Una guerra política declarada por el control de la Silla Máxima del Palacio Rosa de Saltillo. Y como en toda guerra, la verdad ha sido la primera víctima, que ha caído fulminada a punta de gritos de propaganda. Una clara muestra de la intensidad de la refriega la dieron esta semana priistas y panistas luego del fallo del Tremendo Trife sobre la fiscalización de los recursos de las campañas en el Estado de México. Y es que para el exsuspirante Guillermo Anaya y su partido, el PAN, la resolución confirma la tesis que ellos han venido manejando de que el reglamento de fiscalización del INE es correcto y válido y que, por lo tanto, los magistrados terminarán por avalar el rebase de tope de campaña del gober electo Miguel Riquelme, con lo que pudiera concretarse la causal de nulidad. Pero para el gober Rubén Moreira y los priistas es todo lo contrario, ya que, según ellos, el Trife les va a dar la razón...

Al desechar la sanción que había aplicado el INE al tricolor por triangular un servicio de propaganda en redes sociales, con lo cual bajaría el gasto de don Miguel y al final no se configuraría la causal de nulidad. Es decir, nada es verdad, nada es mentira, todo es según el cristal con que se mira... o las ganas de engañar o autoengañarse. Lo cierto es que, si bien la Tremenda Corte Electoral definió los criterios a utilizar en estos casos en el Edomex, que son parecidos a los presentados en la elección en Coahuila, las características no son exactamente iguales, por lo que los resultados pudieran ser distintos. Para acabar pronto, nada está definido aún y el Trife tendrá que revisar primero el peliagudo asunto de la fiscalización, impugnado por ambos partidos por distintas razones, y luego entrarle a la validación de la elección. Por lo pronto, mañana domingo está programada a las 10 de la mañana una sesión en el Tribunal para resolver las controversias en la mentada fiscalización. Seguramente los dos partidos involucrados volverán a deleitarnos con otra dosis de dardos emponzoñados de un lado para otro. Prepare las palomitas.

***

A propósito del gober electo, el tema de la semana en los corrillos políticos fue la anunciada boda de la hija de don Miguel que se llevó a cabo hace exactamente una semana y los comentarios principales se han centrado en quiénes fueron los invitados de honor o quiénes de plano no fueron requeridos. Y es que, como se sabe, es en este tipo de eventos sociales en donde salen a relucir las cercanías y lejanías de los políticos y, con ellas, las especulaciones sobre si ciertos personajes comienzan a cobrar relevancia de cara al proyecto sucesorio provincial, en caso de que se concrete. De entre los invitados de honor destacó, obviamente, el gober Rubén, además de algunos de los que han acompañado al exedil en su travesía por el ayuntamiento torreonense y la campaña por la gubernatura, aunque también, dicen, distinguidas personalidades de la clase política saltillense, que ya se siente la gran consentida, y conocidos empresarios laguneros. Entre los aspectos que llamaron la atención de los subagentes disfrazados de manteles largos, sobresale el hecho de que la fiesta no fue tan grande como podría esperarse, pero tampoco en un ambiente íntimo como se anunció, ya que se habla de una asistencia de medio millar de personas en la Cava del Vergel, en donde se llevó a cabo el convite. De la cena se comenta que fue más bien discreta, nada que ver con la fiesta de cumpleaños del exmunícipe. Pero la nota curiosa fue que a la entrada, como parte de las estrictas medidas de seguridad, se les pedía a los asistentes una identificación junto con la invitación, y una vez cotejada la identidad del invitado, se le solicitaba que dejara su teléfono móvil en resguardo, seguramente para evitar filtraciones de imágenes que pudieran provocar el revuelo que causaron las fotos del famoso cumpleaños de don Miguel. El que con leche se quema... dicen.

***

En donde las cosas siguen mal es en el Hospital General de Torreón, lugar en el que las carencias son tema de todos los días, aun y cuando se han aplicado ciertas medidas para supuestamente subsanarlas. Una de ellas, dicen, fue la asignación de la tarea del surtimiento de medicamentos a una farmacia privada que opera dentro de las propias instalaciones del nosocomio. Con esto se supone que las carencias se resolverían al menos en una parte. El problema es que no ha sido así y el desabasto le sigue pegando a los pacientes del nosocomio, quienes tienen que desembolsar por fuera para hacerse de los medicamentos que el hospital no tiene. Lo peor del caso, según los subagentes disfrazados de estetoscopios rotos, es que misteriosamente la farmacia, que es una empresa privada, parece carecer de personal, ya que la gente que la atiende trabaja para el hospital y ha sido distraída de sus labores cotidianas para atender estos menesteres. Más aún, cuentan que varios de los medicamentos que está surtiendo la farmacia traen los logotipos de la Secretaría de Salud, es decir, ¿para qué contratar a una empresa privada para abastecer las claves con las que ya cuenta la autoridad? Una raya más al tigre se dio con la entrega de medicinas recolectadas por la asociación Donadores Laguna, mismas que fueron despreciadas por las autoridades del hospital porque supuestamente estaban caducadas, cosa que es de dudarse porque, según dicen, algunos mandos del nosocomio se llevaron las cajas a destinos desconocidos. Cuentan que parte del desorden que impera en el Hospital General se debe a que el director Jaime Ortega rara vez hace acto de presencia en el edificio y no se da cuenta de todo lo que ocurre. Pues así cómo.

***

Como reguero de pólvora circuló ayer la especie en la hermana provincia de Durango de que el fiscal estatal Ramón Benavente dejaría el cargo por motivos de salud y que sería remplazado por Javier Castrellón Garza, exsecretario de Seguridad Pública del Estado. Incluso, se habló de que para hoy se tenía programada una rueda de prensa para hacer el anuncio oficial. No obstante, de la oficina de prensa del gober José Aispuro corrió una contraversión en la que se jura y perjura que don Ramón no saldrá de la Fiscalía, al menos hasta que no se concluya con la glosa del informe. Después, quién sabe. Hay que recordar que está por definirse la nueva Fiscalía en el marco del sistema estatal anticorrupción y que esto probablemente generará cambios. Los rumores de la salida de Benavente no son nuevos, ya que se sabe que por problemas de salud, ha tenido que ausentarse de su oficina varias semanas, lo cual ha motivado el surgimiento de especulaciones. Lo que resulta extraño es que el rumor que corrió ayer haya sido tan preciso en señalar quién sería el sucesor. ¿Será que gente cercana a don Javier sembró la especie?

***

En Lerdo dicen que el que anda por ahí azuzando -perdón- rasgándose las vestiduras por el pueblo, por los vecinos y los no tan vecinos de la Sarabia que se oponen a la serie de obras que en esa vialidad pretende realizar la alcaldesa María Luisa González Achem con el objetivo de "poner mas bonito a Lerdo" es nada menos que el regidor panista Héctor Rivera López. Las malas lenguas aseguran que don Héctor últimamente anda muy metido en este problema apoyando a los quejosos, entre ellos varias familias panistas y buscando que el Ayuntamiento no atropelle los derechos de los vecinos. El regidor azul ha exigido además una serie de cosas en materia de transparencia al Ayuntamiento como queriendo mostrar que se encuentra del lado de la verdad y la justicia, además de la defensa de los intereses de sus compañeros de partido, perdón de los ciudadanos y por supuesto de quienes viven en esta avenida, entre ellos los del todavía presidente del PAN en este municipio, Juan Zamudio. Sin embargo, hay quien señala que el edil al parecer ha actuado de forma parcial, pues no ha manifestado el mismo interés de transparentar la forma en la que en Lerdo se han planeado, realizado y pagado otras obras, un tema a desarrollar para el joven regidor sería investigar a fondo el por qué no se aplicaron las debidas penalizaciones a la empresa IC Bajío, la misma que construyó el acueducto que se cayó aquella tarde del 9 de junio de 2010 que además cobrara la vida de dos trabajadores al caer a las aguas del río Nazas. Por cierto que a esta empresa, propiedad del suegro de don Héctor, se le pagaron nada menos que 3 millones de pesillos que hasta la fecha al parecer no han alcanzado para pagarle a las viudas de los trabajadores, quienes llevan años con una demanda interpuesta ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje. Gran dilema tendrá además el regidor panista a la hora de tomar partido dentro de su misma organización política con la próxima renovación de la dirigencia local, pues se desconoce si apoyará a la también regidora panista Angélica Machado o a Daniel Gajón, quienes se disputan ya la presidencia del PAN.


Podcast: Verdades y Rumores
Etiquetas: verdades y rumores

Más de EDITORIAL

... Anterior Siguiente ...


1
RELACIONADAS
Ver más

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT