Torreón
FABIOLA P. CANEDO Sábado 16 de sep 2017, 8:38am ... Anterior 8 de 15 Siguiente ...

Estadio de la Revolución, un orgullo de Torreón

Aniversario. El Estadio de la Revolución cumple 85 años, fue iniciativa de Nazario Ortiz en el marco del 25 aniversario de que se elevara a Torreón a rango de ciudad.

TORREÓN, COAH.-
ESTADIO DE LA REVOLUCIÓN CUMPLE 85 AÑOS DE SU INAUGURACIÓN

El Estadio de la Revolución cumple 85 años de su inauguración. El 15 de septiembre de 1932, el primer gobernador lagunero del estado de Coahuila, Nazario Silvestre Ortiz Garza, en el marco de las celebraciones por el 25 aniversario de Torreón como ciudad, abrió este espacio, que cuenta con un notable estilo arquitectónico art decó.

El estadio fue creado para la práctica del beisbol y contaba con pista de atletismo, por lo que cuenta con el más amplio terreno de foul en la Liga Mexicana de Beisbol. Casa de los Vaqueros Unión Laguna, hoy es el estadio más viejo del beisbol mexicano, además de que fue el primero en Hispanoamérica que contó con alumbrado para juegos nocturnos.

INAUGURACIÓN

En su edición del 16 de septiembre de 1932, El Siglo de Torreón dio a conocer que el estadio de la Revolución fue inaugurado solemnemente, con 30 mil personas que acudieron al Grito de Independencia, un desfile de atletas y soldados, charros, números de escolares, exhibición de motociclistas,

Menciona la edición al estadio como una obra majestuosa, además de destacar su importancia educativa. Con gran entusiasmo, este diario expuso que "toda la vasta gama de adjetivos encomiásticos que posee el idioma castellano resultarían pálidos encomios ante la magnitud del sueño de ayer, que será único en los anales de la ciudad que ayer cantó veinticinco años de haber sido elevada a tal categoría".

En las graderías, los ciudadanos esperaban con ansia el momento en que se declarara que la Catedral del Deporte en el norte había sido puesta ya al servicio de la colectividad y abajo en la arena estaban todos los atletas, los que vinieron de la metrópoli y la provincia a prestar con su presencia brillo y esplendor a la fiesta.

Este diario señala que todo en el ambiente era emoción, alegría y más que todo, sorpresa, pues parecía para la mayoría que por arte de magia un eriazo de hace seis meses se hubiera convertido en un parque y un estadio monumentales y espléndidos.

 MÁS QUE UN ESTADIO

El estadio de la Revolución no se limitaba únicamente al beisbol, por lo que aquí se realizaron encuentros de futbol de los Diablos Blancos del Torreón, luego de que en el 67 dejaran de jugar en San Isidro. Aquí ascendió el equipo a Primera División y se jugó el primer clásico entre Laguna y Torreón.

El 20 de abril de 1969, fue tanta la gente que acudió al estadio que tuvieron que abrir la puerta presidencial y, luego de abarrotar las gradas, la gente ocupó las orillas del campo. El árbitro suspendió el partido, lo que causó gran malestar entre los laguneros, que terminaron quemando porterías, cojines y tumbaron mobiliario. Fue tal la euforia y el enojo de los asistentes, que la taquilla, que entonces era un taburete, terminó en las calles Morelos y Rodríguez. El juego se desarrolló al siguiente día.

El Siglo de Torreón, en su edición del 21 de abril, mostraba las imágenes de los aficionados saltando de las gradas al campo momentos antes del "Clásico Lagunero", destruyendo la barda que delimitaba el área de juego, y lo titulaba como "Zafarrancho en el Estadio de la Revolución, ayer".

En el juego del día siguiente, la directiva del estadio solicitó no solamente la colaboración de las fuerzas policiacas municipales sino también de las federales. Culparon al silbante de no efectuar el juego con gente en el campo, pues no sería la primera vez que eso ocurriera. El Club indicó que se investigaría la falsificación del boletaje, pues aseguraron que no vendieron de más, sin embargo, se estima que hubo más de dos mil personas arriba del cupo del estadio.

En este estadio fue campeón el Unión Laguna, en el beisbol.

Durante los años 70, las instalaciones se aprovechaban para la Feria de Torreón, y la entrada debía ser por la avenida Juárez y calle 16.

 VISIÓN

Carlos Castañón, historiador y politólogo, explicó que el estadio destaca entre los edificios Art Decó en Torreón. La obra fue proyectada por el ingeniero y constructor Zeferino Domínguez Villarreal, sin duda, el artífice más notable del Decó en Saltillo, donde construyó el Ateneo Fuente, bajo el mismo estilo internacional.

"La obra del estadio de beisbol incorpora elementos ideológicos y nacionalistas en su fachada principal. Es un Art Decó nacionalista, digno de catálogo. Los tres relieves en su fachada principal, narran episodios de la Revolución Mexicana y encumbran el liderazgo de Venustiano Carranza. De la misma manera, cuatro banderas mexicanas adornan las columnas, y en la parte posterior seis medallones reproducen los rostros de los revolucionarios Francisco I. Madero, Álvaro Obregón, Aquiles Serdán, Plutarco Elías Calles, Venustiano Carranza y Félix Gómez", expuso.

Indicó que también destacan en su fachada los adornos, el juego geométrico con sus características líneas verticales, es decir, un conjunto decorativo que lo hacen único en la arquitectura decó en el país.

"Otro elemento notable para su época, fue la iluminación eléctrica, lo que permitió hacer juegos nocturnos, toda una novedad en el país", dijo Castañón, "el Gobierno estatal hizo una obra visionaria para su época, ya que ese estadio sirvió como espacio público para practicar los deportes. Con los años, el equipo de beisbol Unión Laguna, rentó el estadio para que fueran ahí los partidos que en otras épocas movían a las multitudes laguneras, mucho antes de que el futbol se convirtiera en el deporte favorito".

A espaldas del estadio, también se construyó un teatro al aire libre, el cual está conformado por un conjunto de columnas monumentales de 20 metros. Su diseño muestra el característico zigzag en su decoración. Todavía se conservan esas columnas y una pequeña placa honra al constructor Zeferino Domínguez.

"Sin duda, el estadio es uno de los lugares de identidad que enorgullece a Torreón, representa un período de esplendor de la economía Lagunera. Por lo tanto, es un valioso patrimonio arquitectónico de la ciudad", dijo el historiador.

Estadio de la Revolución, un orgullo de Torreón

Deporte. Diversos equipos han disputado juegos en el Revolución, no sólo de beisbol, sino también de futbol, aquí el equipo Torreón.

Estadio de la Revolución, un orgullo de Torreón

Aniversario. El Estadio de la Revolución cumple 85 años, fue iniciativa de Nazario Ortiz en el marco del 25 aniversario de que se elevara a Torreón a rango de ciudad.

Estadio de la Revolución, un orgullo de Torreón

Inauguración. El 15 de septiembre de 1932 se abrió la magna obra, con un desfile de atletas y soldados, charros, escolares y motos.

Estadio de la Revolución, un orgullo de Torreón

Arquitectura. El estilo de la fachada es Art Decó, incorpora elementos ideológicos y nacionalistas, imágenes revolucionarias.


Etiquetas: Estadio Revolución

Más de Torreón

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT