Nacional
ARTURO GONZÁLEZ GONZÁLEZ Lunes 21 de ago 2017, 7:12am ... Anterior 3 de 28 Siguiente ...

En democracia electoral 'hemos retrocedido'

Alerta. Luis Carlos Ugalde, expresidente del IFE, critica a los partidos políticos que se han aprovechado para cuestionar las reglas electorales, incluso las que funcionan razonablemente. (EL SIGLO DE TORREÓN)

TORREÓN, COAH.-

El expresidente del desaparecido Instituto Federal Electoral y director de Integralia Consultores, Luis Carlos Ugalde, considera que México vive un retroceso en materia electoral, atribuible en parte al oportunismo de los partidos políticos y a las reglas que se han convertido en un mecanismo de negociación.

Ugalde estuvo el viernes pasado en la región para impartir una conferencia en la Universidad La Salle Laguna. Al finalizar, concedió a El Siglo de Torreón esta entrevista exclusiva en la que habló sobre los problemas que enfrenta la democracia electoral mexicana.

De tu experiencia como consejero presidente del IFE a hoy ¿hemos avanzado o hemos retrocedido en la democracia electoral en México?

Hemos retrocedido y tiene que ver con las reglas, tiene que ver con el oportunismo y tiene que ver con fenómenos globales. (...) Las reglas (...) han empeorado, (...) las reformas electorales se han vuelto un mecanismo de negociación política para muchos fines. (...)

La reforma de 2014 (...) se hizo sobre las rodillas por una ocurrencia del presidente del PAN, que dijo que (...) que la única manera de atarle las manos a los gobernadores (del PRI) para que no interfirieran en los procesos electorales era centralizar la organización de los comicios. Hoy, cuatro años después, el PAN se sigue quejando de lo mismo. Tan fue un fracaso esa reforma que hoy en Coahuila y todo el país sigue habiendo la misma acusación en contra de gobernadores del PRI, en contra de gobernadores del PAN, en contra de gobernadores del PRD, eso es muy importante decirlo.

Lo que nos lleva a pensar que no resultó esa reforma...

Bueno el PAN lo está diciendo. El PAN hoy se está quejando en el Estado de México y en Coahuila de que perdieron porque los gobernadores presuntamente habían intervenido para favorecer al PRI. Por cierto, el PRI se queja de lo mismo del PAN en Veracruz, eso hay que decirlo. El PAN es el autor y debería explicar por qué la reforma que propuso en 2014 según ellos no está dando resultados. Porque aquí lo que ocurre es que hay una "reformitis" electoral, pero nadie da cuenta del fracaso de sus propuestas.

Manlio Fabio Beltrones es el autor de la reforma de 2007, que en los hechos no ha funcionado porque prometieron que la democracia iba a ser más barata y es mucho más cara. Prometieron que iba a haber más confianza en las instituciones electorales y hoy estamos en el punto más bajo de confianza (...).

Mientras que en otros países parece que se da por sentado que el resultado electoral es cierto, en México parece que ni a eso hemos llegado y las últimas elecciones son prueba de ello: no sólo se cuestiona el proceso en general sino incluso el mismo resultado, es decir, no hay claridad de que los votos que se terminaron contando hayan sido los reales. ¿Como leer eso?

Esto que es la certeza sobre los sufragios depositados en las urnas se había logrado en la década de los 90, cuando nace el IFE e incluso Diego Fernández de Cevallos, cuando pierde la presidencia en 1994, dice: "la elección es legal, pero inequitativa". Es decir, "tuve menos votos, pero el PRI gastó el 70 por ciento del dinero". Reconocía la contabilidad de los sufragios, pero desconocía las condiciones de la competencia.

En 2000 hubo certeza sobre los sufragios y las condiciones de la competencia, pero en 2006 López Obrador puso en cuestionamiento esto que ya habíamos logrado, que es la certeza sobre la contabilidad de los sufragios, y de una manera falsa, irresponsable, demagógica, López Obrador, su primera reacción ante el resultado de la elección fue el inventar que había habido un algoritmo, luego inventó que había habido un fraude a la antigüita y luego fue inventando y ya que se acabaron los argumentos del fraude de los votos que es la alteración de las actas, dijo que había habido una guerra sucia, dijo que había habido campañas negativas, entonces se fue por la nulidad por las condiciones de la competencia.

López Obrador nos regresa a ese estadio de cuestionar lo que México es reconocido en el mundo que hay certeza de que hay un método integral de contar votos (...) y después el PAN lo siguió en Coahuila este año, notoriamente de una manera un poco más virulenta porque incluso se paró de los cómputos distritales, cosa que ni López Obrador ha hecho en su vida. Entonces estamos regresando a eso de algo que creo es de lo poco que funciona bien en México en materia electoral que es la integridad del sistema de contabilidad de votos.

A mí me parece que por oportunismo político los partidos están cuestionando incluso lo que funciona razonablemente bien en México, que es la contabilidad de los votos, entonces ya todo el mundo dice que hubo fraude sin distinguir a qué se refieren con fraude. Y entonces en una misma bolsa conceptual metes que cambias votos, alteras actas, hasta que haya gastos de más, hasta que haya corrupción en el país. Todo esto es parte del fraude (...).

Hemos visto en el marco de las últimas elecciones aquí en Coahuila y otros estados un cuestionamiento directo a los organismos públicos electorales de los estados, el PAN principalmente contra el IEC y el PRI principalmente contra el INE por el famoso dictamen de fiscalización, esto que atribuyen de origen directamente a Andrés Manuel, se ha ido contagiando a todos. ¿Frente a qué estamos, frente a un grupo de malos perdedores?

Estamos ante un fenómeno de varias dimensiones. Primero, la legislación electoral última, creación del PAN, establece por ejemplo que cuando tú quieres pedirle al INE que atraiga o asuma la organización de comicios locales, tienes que solicitarlo un año antes, y el PAN y otros partidos le pidieron al INE que la asumiera semanas antes el proceso. Entonces, primero, o desconocen o piden lo imposible.

Segundo: yo creo que de parte del INE hubo una lectura estrictamente legalista de su función, que en principio es correcta, "la ley me permite esto, la ley no me permite esto". Yo creo que en el Estado de México sobre todo lo que el público estaba esperando es que el INE hiciera un exhorto político a las autoridades nacionales, al gobierno federal de decir "tus secretarios de estado pueden ir al Estado de México cuantas veces quieran porque no está prohibido, pero es incorrecto porque genera la percepción de que hay dados cargados". Yo creo que ese rol de liderazgo político e incluso moral de la autoridad a veces es necesario, yo creo que ahí el INE se quedó corto.

Tercero: yo creo que hay un fenómeno global en todo el país de cuál es el rol apropiado y legal de los gobiernos, y otra vez se estableció en la ley electoral que los partidos aprobaron que hasta el primer día de las campañas los gobiernos deben dejar de anunciarse, pero lo que ocurre antes genera un abuso de publicidad que genera la percepción de que hay abuso, pero no es ilegal. (…) O los programas sociales, eso también es una discusión en el Estado de México y Coahuila, qué hacemos con nuestra política social, nuestra política social (…) es profundamente clientelar: donaciones en efectivo, transferencias, eventos públicos para repartir bienes, becas, dádivas (…). Cuando llega una campaña el partido político que no está en el poder se queja de que el partido en el poder lo hace, entonces, lo que hay que cambiar es la naturaleza clientelar de la política social porque está infestando y generando la percepción de que se usa el dinero público y de programas sociales para aprovecharse (…).

Y, finalmente, un tema que tenemos que decir en México: las campañas están costando muchísimo dinero, todos los partidos desde hace muchos años están gastando más dinero y más dinero y más dinero, yo creo que ese sí es el cáncer de la democracia electoral.

Uno de los puntos que se está convirtiendo en Coahuila en la piedra angular del cuestionamiento del PAN y la defensa del PRI es el tema de rebase del tope de campaña, y actualmente nos encontramos frente a una situación en la cual pudiera darse como causal de nulidad el hecho de que el PRI rebasó por más de 5 por ciento en una elección con una diferencia de menos del 5 por ciento, pero que el PAN también rebasó los topes de campaña. ¿Esto nos demuestra que hay una aberración en la ley, tendría que renovarse esto para evitar este tipo de situaciones que son al menos curiosas o incluso aberrantes?

Controlar el gasto excesivo en campañas no pasa por el INE ni por la fiscalización ni por la materia electoral. Controlar el gasto excesivo en campañas está en prevenir dos fenómenos: uno es el desvío de recursos públicos, y dos son las donaciones de empresarios que de manera ilegal dan dinero a las campañas. Y esto el INE nunca lo va a detectar. La fiscalización del INE está rebasada, es incompleta, es irrelevante, es incluso ingenua, es parcial. La fiscalización del INE se basa primordialmente en los reportes de los partidos, que son, por definición, incompletos porque reportan lo que les conviene reportar para no rebasar el tope. Si ese es el origen inicial de la fiscalización del INE, que luego se complementa con auditorías que sí hace el INE, eventualmente detecta algunas cosas, pero el grueso de lo que ocurre en una campaña es indetectable (…). Entonces, en lugar de estar soñando con que la fiscalización nos va a descubrir los gastos reales, que nunca va a ocurrir, mejor hagamos y prevengamos que esos flujos de dinero lleguen a la movilización del voto, por ejemplo.

¿Entonces es absurdo que con esa falta de capacidad que tiene el INE para detectar todos los gastos de la campaña se haya puesto en la ley que el rebase de topes, significa la anulación en ciertas circunstancias?

Es una tontería, no porque no esté ocurriendo, reitero, yo creo que el mayor cáncer de la democracia electoral son los gastos excesivos de campaña. A mí me parece que es una tontería, una ingenuidad. Es la solución que se puso en la ley, si te pasas del tope te van a anular la elección, cuando no es documentable, cuando no hay pruebas fehacientes y cuando todo mundo lo está haciendo, probablemente. Entonces me parece que por ahí no va la solución, me parece que ahora la discusión que está habiendo en la Sala Superior (del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación) son discusiones técnicas de si la factura está así, que cuánto da tres más cuatro. Están discutiendo minucias y con base en eso están discutiendo la certeza de una elección y sí me parece muy grave.

¿Ves una posibilidad de anulación en Coahuila?

No conozco los expedientes. (Pero) primero, el alegato del PAN de que hubo una alteración de la votación en las casillas, conociendo el sistema como funciona el INE y habiendo pedido información a consejeros del INE que son los responsables de la capacitación de funcionarios y habiendo leído sobre eso, yo creo que ese alegato no tiene sustento ni fundamento. Yo creo que un poco lo tiene el alegato del PREP que dasafortunadamente funcionó mal. Es decir, los alegatos de un presunto fraude cometido en casillas o en el traslado de paquetes o en los cómputos distritales yo creo que no tiene sustento. (Pero) yo creo que se debe una explicación de por qué el conteo rápido fue fallido.

En el caso de la fiscalización de los recursos de donde se deriva este rebase de tope de campaña, ¿habría los elementos para determinar una anulación?

No conozco los expedientes, no conozco exactamente la validez de lo que se está argumentando. Yo creo, básicamente, que se tiene que esperar a lo que diga la Sala Superior del Tribunal Electoral, que tiene hasta el 30 de noviembre. Por cierto, me parece un período demasiado largo. La reflexión que yo haría es que las reglas del juego no están funcionando para generar legitimidad, sea quien sea el futuro gobernador, sea cual sea el fallo final del Tribunal Federal Electoral. El tema es que va un segmento del electorado o un segmento de los partidos a quedar agraviado, sea cual sea, y entonces el tema es qué va a hacer Coahuila para reconfigurar sus reglas dentro del estrecho margen que tiene para poder cambiar esto, para aprovechar o convertir en oportunidad una conflictividad muy intensa que tienen aquí.

Y ¿qué sugieres o qué tendría que hacerse para dar mayor certeza y evitar esta pérdida de legitimidad?

El nuevo gobierno tiene que blindarse frente al mal uso del dinero, porque ahí empieza el problema de las campañas (…). Garantizar a toda costa que va a haber un uso escrupuloso, honesto, íntegro e impecable de los recursos públicos (…). Segundo, para que no haya acusaciones de que el nuevo gobierno usa la obra pública o los contratos de gobierno para pagar a sus fondeadores, porque eso sucede en muchas entidades del país, se acusa al gobierno que llega que usa la obra o los contratos para pagar fondeadores, entonces tiene que haber el uso más escrupuloso de los recursos públicos. Tercero: creo que el sector empresarial de Coahuila tiene que asumir su responsabilidad aquí y en todo el país, qué está haciendo el sector empresarial en su relación con los políticos. Porque los empresarios siempre se quedan callados, pero son parte del problema. Los empresarios dan dinero a las campañas de manera ilegal, muchísimos, y no están asumiendo su responsabilidad en el problema que están causando, muchos de ellos se quejan porque sienten que son extorsionados, pero participan del juego.

Cuarto: los medios de comunicación, hay muchos medios -que no es el caso de El Siglo de Torreón- que navegan en un mar de recursos públicos que luego los hace cómplices de los problemas. Cuál va a ser la relación del nuevo gobierno con los medios de comunicación, si esa relación no se cambia va a ser una simulación, los medios deben exigir cuentas a los gobiernos y en México eso no está ocurriendo desafortunadamente porque hay demasiados recursos de gobierno en los medios. Quinto: la sociedad civil está ausente, la sociedad civil participa, pero desafortunadamente en México tenemos una sociedad apática que no exige cuentas.

Y finalmente yo creo que los partidos lo que deberían hacer es plantear una reforma electoral base cero, inteligente, que vaya al fondo de los problemas (…). Tienen un margen muy estrecho porque ustedes son parte de una legislación nacional que tienen que adaptar la legislación local, pero dentro de esa adaptación moderada que pueden hacer, pueden hacer cosas muy positivas e innovadoras. Puesto de esta manera, si esta elección se va a dirimir en la Ciudad de México y el resultado va a dejar desafortunadamente agraviado a un segmento, cómo convertir ese agravio en oportunidad, y cómo quien gobierne, sea quien sea, asuma un compromiso para poder convertir ese agravio en oportunidad de cambio.

En democracia electoral

Alerta. Luis Carlos Ugalde, expresidente del IFE, critica a los partidos políticos que se han aprovechado para cuestionar las reglas electorales, incluso las que funcionan razonablemente. (EL SIGLO DE TORREÓN)


Etiquetas: Luis Carlos Ugaldeifeentrevista

Más de Nacional

... Anterior Siguiente ...


11
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT