Cultura
EL SIGLO DE TORREÓN Lunes 17 de jul 2017, 10:43am ... Anterior 1 de 1 Siguiente ...

El eco del genio de Gershwin

Gigante. George Gershwin es uno de los más importantes músicos estadounidenses, con una voz autóctona, aunque capaz, al mismo tiempo, de conquistar el éxito fuera de las fronteras de su gran patria.

TORREÓN, COAH.-

Compositor estadounidense que fusionó elementos del jazz y la tradición clásica para trascender tanto en la música sinfónica como en la popular, el estadounidense George Gershwin es recordado a 80 años de su deceso, ocurrido un mes de julio de 1937.

Como a todo genio, quienes lo estudian e interpretan creen que hay mucho más por descubrir en su obra. Cuando se hace referencia sus partituras muchos se olvidan que murió a la corta edad de 38 años, los que le bastaron para reescribir la historia de la música del Siglo veinte, cruzando esas absurdas barreras entre lo popular y lo mal llamado clásico.

Para Ramón Gener, experto en ópera de "CadenaSER", la pieza "Summertime", de Gershwin, es una de las melodías clásicas para el verano que no pasan de moda, al lado de una larga lista que incluye a compositores universarles como antonio Vivaldi (Las cuatro estaciones) o Félix Mendhelsson, de quien incluye "A midsummer night's dream".

Gershwin nació el 26 de septiembre de 1898, en Brooklyn, Nueva York, donde aprendió a tocar el piano de oído, teniendo como referentes a músicos como Irving Berlin y Jerome Kern, reyes del Broadway por sus canciones y comedias musicales, señala el sitio "Biografíasyvidas.com".

Con el tiempo descubriría a compositores como Franz Liszt (1811-1886), Federico Chopin (1810-1849), Claude Debussy (1862-1918) y Maurice Ravel (1875-1937).

Fue hacia 1914 que comenzó a trabajar en unos almacenes de música, donde sentado al piano, le mostraba al público las melodías de moda, las cuales lo motivaron a componer canciones que le permitieron escribir su primer musical para Broadway, "La, la Lucille".

Con "Rhapsody in blue", escrita en 1924, y considerada la primera obra creada con elementos autóctonos, como el blues, los ritmos espirituales negros y el jazz, George Gershwin trascendió Estados Unidos, al convertirla en un éxito que tocaron las más famosas orquestas sinfónicas de América y Europa, destaca por su parte el sitio "ecured.cu".

Cuentan que para 1930 el compositor neoyorkino debutó como director de orquesta, en un concierto con su propia música, con las obras "Segunda Rapsodia" y "Obertura Cubana"; dos años después logró el Premio Pulitzer con la comedia musical "Yo canto de ti", la primera obra de drama musical en ganarlo.

Gershwin concluyó su carrera como compositor en 1935, con la ópera "Porgy and Bess", estrenada el mismo año en Boston, con la que sintetizó el jazz espiritual y la música sinfónica europea, escrita a partir de un libreto de su hermano Ira y una novela de Du Bose Heyward.

La obra narra la historia del inválido Porgy y Bess, una joven con problemas de adicción a las drogas; el conflicto se detona cuando Crown, el amante de ella, mata a un hombre durante una partida de dados y huye.

La música de George Gershwin ha pasado a la historia por la interpretación que de ella han hecho leyendas como Louis Armstrong, Miles Davis, Duke Ellington, Bill Evans, Stan Getz, Glenn Miller, The Modern Jazz Quartet, Charlie Parker, Paquito D'Rivera y Tommy Dorsey, entre otros.

Como parte de su legado, dos concursos para compositores estadounidenses llevan su nombre, al igual que bibliotecas y centros culturales de Estados Unidos; el cine también lo ha homenajeado, con películas como la biografía novelada "Rhapsody in Blue" (1945), de Irving Rapper; "Un Americano en París", de Vincent Minnelli, y "Manhattan" (1979), de Woody Allen.

Admirada por la síntesis innovadora de las técnicas orquestales europeas, con las expresiones del jazz y la música folk estadounidense, la ópera Porgy and Bess, de Gershwin, no se trata de una historia racial, sino de gente de una comunidad que tiene altas y bajas, momentos buenos y malos.

Considerada la más famosa y exitosa ópera estadounidense del siglo veinte, su compositor se empapó de la música jazz y el góspel al visitar iglesias en las que observó el canto, la cadencia y el ritmo de los coristas en la década de los treinta.

Basada en la novela Porgy de DuBose Heyward, Porgy and Bess narra la historia de amor entre Bess, una mujer de Crown y Porgy, un pordiosero lisiado de Charleston, Carolina del Sur que se enfrenta a un ambiente de pobreza, drogadicción y miseria.

La ópera fue estrenada en Nueva York el 10 de octubre de 1935 y hasta la fecha es representada a nivel mundial por compañías de ópera y teatro por la actualidad de su trama y la trascendencia de su música.

Un hombre que experimentó las más agudas emociones humanas y las llevó al teatro y la música, dejando un legado que aún hoy se considera inmenso.

La vigencia de la obra

La música de George sigue tan lozana como cuando la ejecutaba y en todo el mundo, sigue viviendo en cada nota, en su ritmo, el ritmo de George. Después de su muerte, creció su fama como compositor. Su música ha sido tocada por los mejores músicos del siglo veinte, como Toscanini, Mitropoulos, Iturbi, Rubinstein, Pons y Bernstein, así como los más versátiles intérpretes contemporáneos.

Dos concursos importantes para compositores estadounidenses llevan su nombre, así como bibliotecas universitarias y centros culturales de Estados Unidos. Muchas películas han rendido homenaje a George Gershwin, destacando en 1945 Rhapsody in Blue de Irving Rapper, su biografía novelada; en 1951 "Un Americano en París" de Vincent Minnelli, que ilustra algunas de sus más bellas páginas y en 1979 Manhattan de Woody Allen, por su partitura.

Un referente

Entre las obras más destacadas del compositor están:

⇒ Rapsodia en Blue.

⇒ Preludios para piano.

⇒ Un Americano en París.

⇒ La comedia musical "Yo canto de ti".

⇒ Ópera Porgy y Bess.

⇒ Canción de cine El Rey del Jazz.

⇒ Conciertos para piano.



El eco del genio de Gershwin

Gigante. George Gershwin es uno de los más importantes músicos estadounidenses, con una voz autóctona, aunque capaz, al mismo tiempo, de conquistar el éxito fuera de las fronteras de su gran patria.

El eco del genio de Gershwin

Destino. Los padres del compositor George Gershwin, habían comprado el piano para su hermano mayor Israel, que no fue músico.

El eco del genio de Gershwin

Emblemático. Con la Orquesta Sinfónica de Nueva York, bajo la dirección de Walter Damrosch, y George Gershwin en el piano.


Etiquetas: George Gershwin

Más de Cultura

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT