21 de marzo de 2019 notifications search
menu
Torreón

'Fui el que descubrió la deuda'

Guillermo Anaya, exalcalde y exlegislador, aspira por segunda vez a ser gobernador de Coahuila por el PAN y entre sus méritos presume haber sido el que destapó el escándalo de la deuda estatal que hoy sigue vigente

ARTURO GONZÁLEZ GONZÁLEZ/ EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, miércoles 07 de septiembre 2016, actualizada 7:49 am

Ha sido alcalde de Torreón y ha ocupado curules en el Congreso de la Unión en varias ocasiones. En 2011 compitió en las elecciones con el actual gobernador de Coahuila. Actualmente no tiene cargo público alguno, pero quiere volver a ser el abanderado de su partido, el PAN, para contender por la máxima magistratura de la entidad en junio de 2017. Entre sus logros, Guillermo Anaya, asegura haber sido quien destapó todo el escándalo de la deuda de más de 35,000 millones de pesos dejada por el gobierno de Humberto Moreira. De éste y otros temas, el político panista habla en entrevista para El Siglo de Torreón.

→ De los aspirantes (a la gubernatura de Coahuila) dentro del Partido Acción Nacional, eres el único que no tiene actualmente un cargo público ¿No es una situación de desventaja? ¿O no te deja un poco rezagado?

Fíjate que tienes razón, soy el único que no tiene un cargo público, pero, al contrario, yo lo veo como un punto a mi favor porque ahora sí que me pongo en los zapatos de la sociedad. Lo que está viviendo todos los días. Lo que está sufriendo para sacar adelante a sus familias, o el tema no solamente económico, sino la crisis de inseguridad, la crisis de impunidad, la crisis de corrupción que vivimos todos los días en nuestro estado, y a la vez me permite tener comunicación constante con los diferentes sectores de la sociedad en las cinco regiones de nuestro estado, en los 38 municipios; que es lo que he venido haciendo a lo largo de estos años.

Y, bueno, pues no tengo un cargo, pero soy parte de la sociedad y me permite escuchar, me permite estar atento, y creo que eso es lo que quiere precisamente la sociedad: alguien que los escuche, que los atienda, que se ponga en sus zapatos, y es lo que he venido haciendo.

→ Has estado recorriendo el estado de Coahuila. Te has entrevistado con empresarios, con ciudadanos. ¿Qué has recogido de estas entrevistas? ¿Cuál es el ánimo que se percibe en el estado de Coahuila en estos momentos?

Fíjate que he recorrido el estado durante muchos años. Conozco cada rincón de nuestro estado, conozco sus problemas, y he escuchado, como te decía hace un momento, la problemática. Y no es lo mismo hablar del sector del campo en la región Laguna con el sector del campo en la región Norte de nuestro estado. O con los empresarios de la capital, de Saltillo, con los empresarios de aquí de La Laguna. Cada región tiene su problemática particular y, bueno, hay algo en general de lo que hablan todos los sectores, no solamente los empresarios, sino los diferentes sectores de la sociedad, que es un hartazgo generalizado hacia la impunidad y hacia la corrupción, hacia la soberbia, hacia el estar gobernando sin tomar en cuenta a los miembros de la sociedad civil, y además de ello, están en un grado de hartazgo como hace mucho yo no lo percibía, porque no son escuchados y ven cómo la corrupción va poco a poco comiendo las diferentes instituciones, y luego no los toman en cuenta para las decisiones del gobierno, y ellos gritan, piden, claman que los tomen en cuenta. Y, bueno, se hacen oídos sordos las diferentes autoridades. Entonces me he percatado en estos recorridos que piden que el gobierno sea sensible, que no sea su peor enemigo, sino que sea un aliado para generar riqueza, y que esa riqueza se distribuya con mejores empleos, con empleos bien pagados.

Los jóvenes, por ejemplo, la semana pasada que estuve en la Región Centro, en Monclova, en San Buenaventura, en Frontera, piden mejores oportunidades para no tener que salir de la región a otros estados a buscar esas oportunidades. Y yo les decía a los jóvenes de Monclova: "bueno, pues desgraciadamente no son los únicos que están en estas circunstancias. Si ustedes van con los jóvenes de La Laguna, pues también tienen que salir de la región Lagunera a buscar esas oportunidades de desarrollo fuera del estado, a otros estados que están dando esas oportunidades de desarrollo". Y, bueno, los empresarios igual. El sector productivo que está desvinculado totalmente con el gobierno, con las universidades para que esos tres ejes puedan ser los pilares del desarrollo. Entonces, pues son algunos de los reclamos que me he encontrado a lo largo de mis giras en el estado.

→ No es la primera vez que buscas la gubernatura del Estado de Coahuila. Fuiste el candidato que perdió en la elección de 2011 frente al actual gobernador, Rubén Moreira, por un amplio margen en una votación que se consideró en ese momento histórica ¿Por qué otra vez entrarle a esta carrera? ¿Por qué volver a buscar la candidatura y luego la gubernatura?

Estuve trabajando, como te decía, desde hace muchos años en recorridos en todo el estado. Porque no es fácil recorrer Coahuila, el tercer estado más grande del país, con nuestras cinco diversas regiones, entender esa problemática no es sencillo. Y tener comunicación permanente con los diferentes sectores de la sociedad tampoco es sencillo. Entonces, después de la campaña, o previo a la campaña, o durante la campaña de 2011, estuve denunciando no solamente, como dicen, "de dientes para afuera", sino denuncié penalmente las irregularidades que hoy son públicas y conocidas, como el endeudamiento de 35 mil millones de pesos. Fui el que descubrió la deuda, fui el que denuncié la deuda, y no solamente la denuncié, sino la denuncié con una denuncia formal ante la Procuraduría General de la República, ante la Procuraduría de Justicia del Estado. Todos los actos de corrupción que hoy sabemos, que falsificaron documentos, tanto un periódico oficial, un decreto, sellos, firmas; todo ello lo denuncié en su momento y muy poca gente creía. Pensaba que era una cuestión meramente "electorera".

→ Porque coincidió con la campaña.

Porque coincidió con la campaña, pero seguí denunciando después de la campaña. Y, bueno, en ese entonces estaban en la cúspide del poder Humberto y Rubén Moreira. Humberto Moreira había dejado la gubernatura, y era presidente nacional del PRI. Y tenía muchos programas que iban a la estructura del PRI. Tarjeta de la gente, el tinaco de la gente, la pintura de la gente, el agua de la gente, la farmacia de la gente, las medicinas de la gente, el profe te cuida… Toda esa campaña irresponsable del derroche, el uso de recursos públicos que eran de los coahuilenses, y que se robó literalmente, y que hoy vemos cómo ha sido detenido el extesorero Javier Villarreal en los Estados Unidos, y que entregó todos esos bienes…

→ Él se entregó…

Él se entrega y entrega también 37 millones de dólares que confiesa que nos robó a los coahuilenses. Entonces, finalmente el tiempo me dio la razón de las denuncias que yo venía haciendo desde hace mucho tiempo. Y te decía que no he dejado de recorrer el estado para poder conocer sus problemas, y hoy estoy convencido que Coahuila es mucho más que los Moreira. Hoy estoy convencido que Coahuila es mucho más que el endeudamiento, que Coahuila tiene un gran potencial para salir adelante, que lo mejor que tiene es su gente, y que, bueno, nos han visto la cara a los coahuilenses ya en varias ocasiones, pero ya estamos hartos de ello. Por eso creo que la alternancia está a la vuelta de la esquina, que hay una gran posibilidad de cambiar la historia de Coahuila, y es lo que estamos buscando.

→ Hace unos días Javier Guerrero, diputado federal, quien también es un aspirante por el Partido Revolucionario Institucional a ser candidato a la gubernatura, (...) decía: "la alternancia no se da por decreto". Es decir, puede haber clima adverso frente al partido en el poder; sin embargo, si no hay candidatos cercanos a la gente en la oposición, no se va a dar en automático. ¿Qué está haciendo el PAN para trabajar esta posibilidad?

Claro, nada viene en automático, y nada es por casualidad. El pasado 5 de junio, hace apenas unos meses, tuvimos siete triunfos electorales. En Chihuahua, en Tamaulipas, en Durango, en Aguascalientes, en Quintana Roo, en Veracruz…

→ Algunos inesperados, estamos de acuerdo, ¿no?

Algunos inesperados para los que gobernaban, nosotros teníamos…

→ Para ustedes también. ¿O ya sabían que iban a ganar?

Sabíamos que iba a estar muy competido y que había la posibilidad de triunfo. Y, bueno, pues es algo de lo que te quiero platicar. La ciudadanía está a la expectativa al final de cuentas. Que tenemos que construir el escenario para que no haya divisiones dentro del PAN. En cada reunión que yo tengo aquí en La Laguna, en Torreón, en cualquier parte del estado, siempre nos dicen: "por favor, no se vayan a dividir; vayan unidos para lograr la alternancia". Y estamos construyendo la unidad. Estamos construyendo el consenso. Por eso es que ganamos esas siete elecciones, porque hubo una fórmula para seleccionar al candidato más competitivo. No al que tuviera cualquier otra circunstancia dentro de la militancia, sino el que fuese más competitivo y que fuera reconocido por la sociedad por sus cualidades, por su cercanía, y que la sociedad veía como una opción viable para poder generar el cambio y la alternancia; ése fue el candidato en las siete candidaturas que ganamos. Las siete gubernaturas que ganamos. Ésa fue la fórmula: el consenso y la unidad. Y la estamos construyendo.

→ ¿Aplicaría lo mismo aquí en Coahuila?

Ya lo estamos aplicando. De hecho ya hemos tenido reuniones todos los que legítimamente aspiramos al cargo de la gubernatura, con el Comité Ejecutivo Nacional, con nuestro presidente Ricardo Anaya, y precisamente haciendo un recuento de cómo pudimos obtener estos siete triunfos en estos siete estados. Pues tenemos que repetir la fórmula ganadora para que haya consenso, para que haya unidad dentro del partido, para que podamos hacer alianzas con otros partidos políticos; pero lo más importante, para que la desesperanza que hoy reina en Coahuila, para que la apatía que hoy reina en Coahuila, para que el hartazgo, también ¿por qué no decirlo? que hay contra los políticos, contra los partidos, contra la política en general... para convertir esa desesperanza en esperanza, esa apatía en participación y activismo, y, bueno, esto se va a lograr con propuestas para poder resolver cada uno de nuestros problemas y eso lo vamos a poder hacer cuando conozcamos a profundidad los problemas de Coahuila, y eso es lo que he estado haciendo.

→ Hay dos factores negativos que podrían pesar al Partido Acción Nacional en un caso, y en otro a tu persona, Guillermo Anaya. El primero: el empresario Armando Guadiana, que últimamente se le ha visto muy cercano a Andrés Manuel López Obrador, a Morena, recibió a los panistas en su sesión plenaria (en Saltillo) con un espectacular que decía "bienvenidos a la tierra de Humberto Moreira, a quien ustedes, panistas, exoneraron". Es decir, está una intención clara de vincular la exoneración de Humberto Moreira en México al Partido Acción Nacional porque se dio en el tiempo de Felipe Calderón. ¿Es un lastre en realidad, Guillermo Anaya, para el PAN cargar con esta exoneración?

Fíjate que yo no he tenido nunca en las manos los documentos, yo no he conocido esa exoneración, la verdad. Nunca la he visto.

→ ¿Tú crees que no existe?

Yo creo que no existe. Sin embargo, he platicado con Armando Guadiana en muchas ocasiones. De hecho me lo acabo de topar la semana pasada en Monclova, donde estuvimos platicando en la noche. Nos topamos en el hotel ya muy noche y en la mañana, y él tiene muy claro que hay que llegar a la alternancia en Coahuila. Que tenemos que ser una oposición muy sólida. Y todos tenemos un mismo objetivo, que es cambiar a Coahuila, mejorar la calidad de vida de los coahuilenses. Y él está haciendo en estos tiempos su esfuerzo. Cada uno tiene su estrategia para crecer para desarrollar, para aumentar los votos y la simpatía hacia su persona o hacia su partido. Pero yo veo al final del camino una oposición sólida, una oposición que esté definida a que haya alternancia en Coahuila, y es lo que estamos buscando.

Y yo les he dicho: "a ver, en Coahuila hoy tenemos problemas enormes, como el endeudamiento". Y todos nos dicen "¿cómo vamos a resolver eso si está todo comprometido?". Yo tengo la experiencia de haber sido alcalde. Tengo la experiencia de gobernar con cero deuda. He sido el único que gobierna con cero deuda. Pagué la deuda de anteriores administraciones y dejé cero deuda en mi administración en el 2005. Y no solamente no la mantuve o incrementé; la pagué. Y bajamos la nómina, bajamos la burocracia, invertimos en una ciudad moderna. Torreón, sus bulevares, sus calles amplias y bien trazadas, generando empleo. Torreón y Aguascalientes eran las dos ciudades más seguras del país, donde participaba la sociedad en los diferentes sectores (...), donde teníamos calidad de vida, donde invertíamos en el desarrollo humano; el 100 % de las escuelas públicas tuvieron inversión, la gente participaba y se sentía tomada en cuenta. Y eso es lo que hay que hacer, que esas experiencias positivas las podamos poner al servicio de la gente en Coahuila.

→ El otro punto, que ya tiene que ver más con tu carrera: evidentemente el haber sido candidato a la gubernatura de Coahuila y haber tenido cargos públicos anteriores te ha dado un nivel de conocimiento superior quizás al que tienen otros aspirantes; sin embargo, también te da un nivel de negativos muy fuerte, ¿no? Y has recibido muchas críticas. Algunas muy duras, incluso hablando con cuestiones de crimen organizado y cosas de este tipo; y otras también que tienen que ver cuando en la Comarca Lagunera se vivió la peor crisis de inseguridad que se ha tenido en toda la historia; había una pregunta que se les hacía a algunos diputados del PAN, en particular a tu persona, ¿qué hicieron ustedes en esos momentos o dónde estaban cuando La Laguna sufría esa crisis de seguridad?

Claro. Fíjate que tocas un punto muy importante, porque luego pensamos que alguien pueda tener la culpa de una responsabilidad, que no tiene esa responsabilidad. Aquí la responsabilidad era totalmente del gobernador, que se llamaba Humberto Moreira. Yo recuerdo cuando incluso el presidente Calderón mandó por primera vez a la Marina para cuidar las fronteras de nuestro estado. ¿Sabes cómo le contestó Humberto Moreira? Públicamente le dijo: "presidente, en Coahuila no hay mar". Así de irresponsable fue Humberto Moreira con los coahuilenses, y precisamente algo de lo que están tan dañados los coahuilenses con los que nos han gobernado los últimos doce años es porque, además de la deuda económica, es la deuda moral que tienen con nosotros. Le entregaron las llaves al crimen organizado. Era invivible. Yo viví en Torreón, yo nunca me he ido de Torreón, mi familia es de Torreón, yo vivo en Torreón, he vivido en Torreón y quiero seguir viviendo en Torreón; sin embargo, la responsabilidad no es de un senador ni un diputado, la responsabilidad es del gobernador de actuar en consecuencia, y él actuó en consecuencia irresponsablemente, dándole las llaves al crimen organizado para que hicieran y deshicieran. Todos tuvimos amenazas como cualquier otro ciudadano, todos vimos a un ser querido, un familiar, un amigo, cómo los secuestraban, cómo los mataban, cómo hacían y deshacían. Me tocó estar en Allende cuando desaparecieron a más de 300 familias. Me tocó todo eso. Y, bueno, pues, al que le tocaba dar cuentas y darnos la seguridad pues era al gobernador.

Como te estoy diciendo, cuando yo fui alcalde, Torreón y Aguascalientes eran las dos ciudades más seguras del país. Fue el primer municipio que firmó un convenio con la Procuraduría General de la República para entregarle elementos bien capacitados; nosotros los pagábamos. La PGR junto con un grupo de élite para combatir al crimen organizado. Aquí en la ciudad de Torreón. Te estoy hablando del 2005, cuando eran otras circunstancias, pero nosotros no esperamos a que dijeran "no, pues que venga el presidente de la República a arreglarlo" o "que venga el gobernador". Era responsabilidad del alcalde, y yo hice de Torreón la ciudad más segura del país.

→ Hace un momento hablabas de la división que les piden algunos que no se dé dentro de Acción Nacional. Sin embargo, hemos visto que en las últimas elecciones se ha dado esa división con enfrentamientos que han trascendido la vida interna y que han afectado incluso el resultado electoral. En esta ocasión, ¿qué es diferente? ¿Por qué no se va a registrar, según lo que dices, esta división dentro del PAN?

Hay veces que de las derrotas aprendes más. Y hemos aprendido también en las derrotas que cuando vamos juntos somos más sólidos y somos más competitivos. Cuando vamos juntos estamos a la expectativa de lo que espera la sociedad de nosotros. Y, bueno, podremos tener diferencias, diferentes formas de ejercer un liderazgo, diferente forma de pensar, pero son muchas más las cosas en común que las pequeñas diferencias que pudiera haber. Hoy en día te digo que todos estamos con la visión de poder lograr la alternancia, de salir muy sólidos, muy fuertes; hay un gran ambiente en Acción Nacional. Por supuesto hay competencia, y hay pasión, y cada uno está haciendo su esfuerzo para crecer, para consolidarse; pero vamos en un gran ambiente.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...