20 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
sábado 16 de enero 2016, actualizada 7:23 am


Enlace copiado

El terremoto político que provocó la detención del Profe Humberto Moreira en lo que ya casi era su segunda patria, España, se dejó sentir en varias latitudes con epicentro en la provincia de Coahuila. Tal fue la conmoción que los jerarcas priistas en el estado y los municipios hasta ayer por la noche no habían asomado la cabeza ni siquiera para informar si la tan cacareada reunión de consejeros programada para la tarde de hoy en Torreón, y en la que se esperaba que asistiera el gobernador, se iba a llevar a cabo o no. Y es que desde que se dio a conocer que la Policía Nacional de la Madre Patria había puesto el guante al profe, el Comité Estatal y el Comité Municipal de Torreón se volvieron una tumba.

Como reguero de pólvora corrieron las versiones de que debido a la “contingencia política mayor” la reunión de los consejeros no se iba a realizar hasta nuevo aviso, sobre todo para no exponer a don Rubén ante la incómoda prensa. Sin embargo la especie no pudo ser confirmada debido a que prácticamente todos se desaparecieron. Y no es para menos, ya que las acusaciones que pesan sobre Humberto son bastante delicadas: lavado de dinero, cohecho, malversación de recursos públicos y, por si fuera poco, asociación criminal. Dicen los que saben que estas imputaciones son suficientes para sacudir a media clase política en la entidad y para obligar a varios excolaboradores del profe, hoy funcionarios públicos estatales o legisladores locales y federales, a poner sus barbas a remojar. Respecto a esto último, cuentan que en la capirucha del esmog hay harta sorpresa entre propios y extraños por el hecho de que la estructura del exgobernador y expresidente nacional del PRI prácticamente está intacta en la provincia. Basta ver que, por ejemplo, Verónica Martínez y Shamir Fernández, diputados de la legislatura que “legalizó” la megadeuda, no sólo hoy son diputados nuevamente sino que además son los dirigentes del comité estatal y municipal tricolor en Torreón, respectivamente. Además, varios integrantes del gabinete de la pasada administración, quienes según las investigaciones del Tío Sam estaban al tanto de todos los enjuagues de la red de corrupción, siguen cobrando en la nómina provincial. Por otra parte, dicen que para nada le cayó en gracia al preciso Peña Nieto y su gente que la Policía Nacional usara la misma frase, “misión cumplida”, que utilizó don Enrique cuando dio a conocer la captura del “Chapo” Guzmán, cosa que los más avezados interpretaron como un mensaje al gobierno federal, más allá del chascarrillo.

***

Nuestros subagentes disfrazados de sillas nos reportan que el pleito por las diferencias en el pago de tenencia y replaqueo entre los mandamases de Durango y Coahuila, Jorge Herrera y Rubén Moreira, respectivamente, llegó hasta la reunión de la Conago. Como usted sabe, enterado lector, ambos gobernadores se trenzaron esta semana en una discusión mediática en la que don Jorge presumió que, a diferencia de otras entidades, en la suya se iba mantener la tenencia cero y el no cambio de placas; a lo que don Rubén dijo que sí, efectivamente, en Durango no hay tenencia, ni replaqueo y tampoco Metrobús. ¡Zas! Pues bien, la bronca llegó hasta la conferencia de virreyes en la capirucha del esmog, en donde, ante el asombro de algunos presentes, Herrera le reclamó a Moreira su ruda respuesta y le aclaró que él nunca quiso importunarlo. El gober de Coahuila le respondió con un clásico: “no fui yo, fue la prensa la que malinterpretó mis palabras”. Ah, esa prensa siempre tan mal intencionada.

***

Durante la comparecencia de la directora del Instituto Municipal de Cultura y Educación Ruth Idalia Ysaís ante el Cabildo de Torreón, las preguntas más punzantes que se realizaron fueron las de la síndica Gabriela Casale, quien cuestionó la razón de que Consejo Ciudadano de Cultura era el único de la región que además de tener oficinas en el Banco de México, tenían a dos personas en nómina. La zarina de Cultura respondió lavándose las manos diciendo que el tema del consejo no dependía de ella, así como tampoco el asignarles oficinas o sueldos. Además mencionó otros casos de personas que no aparecen en la nómina municipal pero sí trabajan en Radio Torreón. Y ya de pasada, criticó que la difusora, siendo la única estación municipal en el país, no tenga una verdadera vocación cultural y educativa como lo marca la ley, ya que pasan en ella propaganda disfrazada de noticieros y como música hasta el mentado reguetón. Pero doña Gaby no fue la única. La regidora Luly Quintero preguntó si las instituciones culturales que el municipio apoyaba económicamente, como Museo Arocena, teatros, Camerata de Coahuila, Museo Regional de La Laguna, se beneficiaban con alguna retribución a los ciudadanos y sugirió una revisión de los convenios a fin de que no sólo fuera solicitar apoyo, sino generar un beneficio a la comunidad. Pero lo interesante de la sesión es que, según las malas lenguas, fue la misma doña Ruth la que “sugirió” a Casale hacerle esas preguntas y le pasó los nombres de las dos personas que reciben emolumentos y que presuntamente son empleadas de una conocida culturera, con la intención de quitárselas de encima.

***

Los priistas de Durango andan en el ánimo hacer creer que todo es paz y armonía entre los diferentes grupos del partido, y así lo demostraron esta semana en la presentación de la nueva dirigencia estatal que está a cargo de Ricardo Pacheco, un cetemista de toda la vida, como presidente, y con Anavel Fernández como secretaria general, quien se ha distinguido por sus constantes enfrentamientos con la central obrera. A la presentación, que tuvo lugar en el PRI de Gómez Palacio, acudieron el aspirino y delfín Esteban Villegas; la senadora con licencia Leticia Herrera y suspirante a la alcaldía de Gómez Palacio; la diputada federal Rocío Rebollo; Enrique Benítez Ojeda, quien de paso anunció que se suma a las labores de precampaña de Villegas, además del presidente del partido en esta ciudad, Juan Ávalos, por mencionar a quienes representan los distintos grupos al interior del PRI. Pacheco se apegó al típico discurso del “aquí no hay pleitos”, al decir que en los días siguientes y hasta el proceso electoral se trabajará en favor de la unidad partidista. Claro que no dijo cómo habrá de conseguirlo, después de que la línea que se trazó desde la designación de Esteban Villegas como candidato de unidad, generó inconformidades en algunos que también querían y el descontento de la militancia lagunera, sobre todo. Por lo pronto, y a partir de que quedó claro que Leticia Herrera será la abanderada priista en busca de -ni modo- la presidencia municipal, ya hay algo de claridad sobre cómo quedarán las candidaturas a diputación local: Sergio Uribe para el Distrito XI y la exdiputada federal, Marina Vitela para el XII. En el que todavía no se deciden es en el Distrito X, para el que hasta hace poco suspiraba, sin reconocerlo públicamente, el alcalde José Miguel Campillo, aunque hace unos días dijo que no dejará la Presidencia Municipal. A ver.

***

En la vecina ciudad de Matamoros circulan fuertes rumores de que el alcalde Raúl Onofre Contreras prepara el terreno para que la sucesora en la alcaldía sea nada más y nada menos que su esposa Graciela Fernández. Aunque la siguiente administración será sólo por un año, resulta suficiente para empezar a mover las piezas y buscar una candidatura a la diputación federal, ya que el edil ya ha sido diputado local, incluso en su anterior gestión dejó el cargo para brincar como “chapulín” al Congreso de Coahuila. Pero además doña Graciela podría buscar la reeleción para la administración de tres años que seguirá a la minialcaldía. Hay que recordar que Fernández, además de cobrar en el DIF -porque en realidad sí percibe un sueldo y su labor al frente del organismo no es voluntaria- es suplente de la diputada federal Flor Rentería, por lo que no resulta tan lejana la posibilidad de que la señora empiece a pavimentar, desde la administración local, el camino para que su esposo siga viviendo del erario. Tal parece que don Raúl y su cónyuge no han aprendido de la lección que dieron los exprecisos panistas Vicente Fox y Felipe Calderón, quienes coquetearon en su momento con la idea de “heredar” el cargo a sus esposas, Marta Sahagún y Margarita Zavala, respectivamente, pero fracasaron porque México aún no es Argentina, por aquello Perón y Evita y el matrimonio Kirchner. Aunque ya hemos visto que heredar el poder entre hermanos sí se puede, ahí están como ejemplos el ayuntamiento de Gómez Palacio y el gobierno de Coahuila.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...