LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA, El Siglo de Torreón
19 de octubre de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA

Traigan un diccionario o moriremos

JUAN RECAREDO
miércoles 30 de septiembre 2015, actualizada 10:00 am


Enlace copiado

La tormenta arrecia y los marineros corren de un lado a otro desconcertados, mientras, entre el rugir de los elementos se escucha la voz del capitán: ¡Arriad el foque! ¡Orzad a estribor! ¡Cuidado con el bauprés! Pero -dirá usted- ¿qué es eso? ¿Qué es el foque y el bauprés? ¿Orzad qué quiere decir?

No sabe, ¿verdad? Pues yo tampoco. Ese es el chiste de este pequeño cuento de la escritora argentina Ana María Shua titulado "Naufragio". ¡Arriad el foque! ¡Orzad a estribor! ¡Cuidado con el bauprés! ¡Abatid el palo de mesana! Ordena con desesperación el capitán y uno de los marineros le dice a otro: Si no encontramos pronto un diccionario, nos iremos a pique sin remedio.

O sea, que el detalle humorístico del cuento es que los marineros tendrán que consultar el "tumbaburros" para entender las órdenes del jefe y poder acatarlas. Eso fue precisamente lo que hicimos o tratamos de hacer nosotros, pero nos encontramos con una terminología marinera aún más complicada, así que tuvimos que contentarnos con algunos conceptos.

Hasta donde pudimos entender y sin profundizar mucho, el foque es la vela principal de un barco, orzar es inclinar la proa hacia la parte de donde viene el viento y el bauprés es un cabo que sujeta la cabeza de un mástil del barco.

Estribor -eso tal vez ya lo sepa usted- es la parte izquierda del barco si se coloca uno con la mirada hacia la proa, y babor es el lado opuesto, el de la derecha, en el mismo sentido.

¿Y la mesana? ¿Cuál es el palo de mesana que los marineros deben abatir? Pues según el diccionario, el palo de mesana se refiere "al mástil que está más a popa en un buque de tres palos".

De todas maneras, aún con el diccionario en la mano, interpretar el mensaje del capitán, no es sencillo. Pero lo que quiero destacar es el ingenio creativo de la autora Ana María Shua que ha publicado más de 40 libros y que ganó el Premio Losada por "Yo soy paciente" y obtuvo la Beca Guggenheim por "El Libro de los Recuerdos".

Tiene varios cuentos cortos como "Naufragio". Uno de ellos es "Robinson Afortunado", que dice:

"Corro hacia la playa. Si las olas hubieran dejado sobre la arena un pequeño barril de pólvora, aunque estuviese mojada, una navaja, algunos clavos, incluso una colección de pipas o unas simples tablas de madera, yo podría utilizar esos objetos para construir una novela. Qué hacer en cambio con estos párrafos mojados, con estas metáforas cubiertas de tapas y mejillones, con estos restos de otro triste naufragio literario".

Escríbale a Don Juan Recaredo:

La dirección de su correo electrónico es [email protected]

PREGUNTA DEL PÚBLICO:

¿Cuál es la diferencia entre una viña y un viñedo?

RESPUESTA:

Ninguna. Una viña y un viñedo son lo mismo, un terreno plantado de vides.

Y me voy con esta reflexión: Para los hombres es bueno creer en las ideas y morir por ellas. ¿Cómo dijo? LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...