Nosotros
Roberto Martínez García, Profesor de Historia Domingo 12 de abr 2015, 8:41am ... Anterior 25 de 30 Siguiente ...

Estación Chávez, hoy Francisco I. Madero, Coah.

El día 12 de octubre de 1911, en Lerdo, se efectuó el matrimonio de la señorita Isaura Chávez Guerrero y don Antonio Montemayor. En la foto, se encuentran en la parte superior, de izquierda a derecha: Pascual Montemayor, Agustín Montemayor, J. Trinidad González, Jesús Garza, José Chávez Guerrero (hermano de la novia), J. Luz. M. González, el novio Antonio Montemayor, Patricio González, Emeterio Elizondo y Tomás González. Sentadas están, de izquierda a derecha: Antonia González M, María Garza de Montemayor, Emilia Núñez, Concepción R. de González, la novia Isaura Chávez Guerrero, Cleotilde H. de González, Octavia M. de González y Tita G. de Elizondo.

SIGLOS DE HISTORIA

PRIMERA PARTE

Lo que hoy es la ciudad de Francisco I. Madero floreció en las tierras que eran ocupadas por las haciendas Nuevo Linares, La Bohemia y Las Vegas. Esta porción de tierra perteneció a la extensísima hacienda de San Lorenzo de La Laguna que fue adquirida por compra en 1848 a los hermanos Sánchez Navarro de Monclova por Leonardo Zuloaga y Juan Ignacio Jiménez. Pasados cuatro años decidieron dividir los bienes y Zuloaga se adjudicó gran parte de las que hoy pertenecen a La Laguna de Coahuila y Juan Ygnacio Jiménez las de La Laguna de Durango. Fallecido Jiménez en 1875, sus bienes fueron heredados por los hijos procreados en sus dos matrimonios, ellos tuvieron que cubrir los adeudos que su padre dejó, especialmente con Santiago Lavín Cuadra; para hacerlo, dividieron la propiedad, una parte le fue entregada a Lavín, otra fue adquirida por los hermanos González Treviño, la propiedad de éstos tuvo su cabecera en lo que se conoció como hacienda del Sacramento, hoy Gregorio García, Durango.

También otuvieron las tierras del margen derecho del Nazas pertenecientes a la descendencia de Eduardo Ávila, situadas en el estado de Coahuila y conocidas como hacienda de Alamito. Al paso del tiempo los González Treviño unieron sus intereses con el chihuahuense Ramón R. Luján. Al liquidarse la Compañía de los González Treviño, el socio Luján siguió como propietario de gran parte de esas tierras; cuando el chihuahuense falleció fueron sus herederos quienes lo precedieron como propietarios. De esta porción de tierra surgió el predio rústico Nuevo Linares, el que fue adquirido por la empresa Stallforth Hermanos a partir del 12 de enero de 1895 por la cantidad de 35 mil pesos. La finca comprendía medio sitio de ganado mayor, magnitud que conservó muchos años y que fue adquirida entre 1895-1897 por el parralense Gonzalo Chávez.

José Nicanor Gonzalo Yldefonso Chávez Baca, mejor conocido en La Laguna como Gonzalo Chávez nació el 10 de enero del año de 1858 en la Ciénega de San Sebastián, lugar cercano a Hidalgo del Parral, Chihuahua. Allá, su familia disfrutaba de cierta solvencia económica, pues su padre, Felipe Chávez Armendariz se dedicaba a la agricultura y ganadería, él estaba casado con la señora Susana Baca miembro de una familia que poseía propiedades como la hacienda San Pedro Alfaro, situada en el centro del triángulo formado por las ciudades de Camargo, Jiménez e Hidalgo del Parral. Por eso no fue difícil que Gonzalo en 1890 apareciera como uno de los socios de la Compañía de Tlahualilo, formada entonces por "colonos" dispuestos a construir el canal de Tlahualilo con el que irrigarían las tierras que se proponían abrir para cultivar algodón. La compra de esos terrenos fue un asunto legal que desató serias diferencias con los los propietarios de río abajo, ya que se trazaría un canal llamado Tlahualilo quien seguramente mermaría la oportunidad de extraer agua, pero en el proyecto estaban incluídos personajes del círculo político más cercano a don Porfirio. Finalmente todo para favorecer a una empresa inglesa, la que finalmente explotaría esas tierras.

La compraventa de tierras en La Laguna el último quinto del siglo XIX estaba en su apogeo, el oro blanco era codiciado por las grandes empresas que se dedicaban a la elaboración de telas; desde Liverpool, Barcelona, Nueva York… llegaban pedidos a los grandes consorcios comerciales de fibra en México. Muchos se aventuraban a comprar terrenos algodoneros sin tener mucha experiencia y desconociendo los riesgos que se corrían, pues la falta de agua, las plagas, la baja de precios de la fibra, etcétera, podían ser la diferencia entre el desastre y el éxito, un ejemplo podría ser el de José María Sánchez y José María Salomir quienes compraron el rancho Las Vegas a mediados de 1894 a la Comisión Liquidatoria del Concurso J. González Treviño en 35 mil pesos. Al siguiente año, por medio de Francisco Madero, hijo de don Evaristo Madero, Las Vegas fue traspasado en 15 mil pesos al licenciado Frumencio Fuentes. Aseguraron que el rancho tenía 877.8 hectáreas. Lo mismo le pasó a la empresa de los señores F. Stallhorth Hermanos Sucesores y Compañía quienes compraron al Concurso de los González Treviño el rancho Nuevo Linares en 1894. Pagaron por él la cantidad de 35 mil pesos, tenía la misma extensión de Las Vegas, y los mismos derechos de agua.

Cuando Chávez quedó fuera de la Compañía de Tlahualilo se propuso comprar tierras en un lugar más cercano a las márgenes del río Nazas, así fue que adquirió el medio sitio de ganado mayor (poco más de 8 lotes de terreno) en el mero corazón de La Laguna, lo obtuvo del licenciado Frumencio Fuentes cerca del año de 1897, este personaje seguramente respondía por los intereses de Evaristo Madero y la Compañía en liquidación de los hermanos González Treviño. El señor Madero era suegro de uno de los hermanos González Treviño. En 1898 la hacienda de Nuevo Linares no estaba muy poblada, pero Gonzalo creyó que la comunicación le traería grandes beneficios y no puso trabas para que por sus tierras se tendiera la vía del Ferrocarril Central en su ramal Gómez Palacio-Tampico. La compañía ferroviaria creó en ese lugar la estación que se conoció como Nuevo Linares, nombre que llevó hasta 1902 cuando fue convertida en la estación Chávez. Ya establecido y con tierra propia Gonzalo tuvo la necesidad de trasladar a su familia a La Laguna, la que se componía de doña Aurelia Guerrero y sus dos pequeños. Llegaron en 1898 para vivir en la capital del Reino del Algodón en México, la fresca ciudad jardían Lerdo, Durango.

Poco tiempo vivió José Gonzalo Chávez Baca para lograr sus sueños de gran propietario, apenas tenía 41 años cuando falleció por complicaciones cardíacas en Lerdo, Durango el día 22 de febrero de 1899. Dejó en la orfandad a una hija y un hijo, los que procreó con doña Aurelia Guerrero González; la mujercita se llamó Isaura y nació en el estado de Chihuahua, probablemente en Parral, cerca del año de 1888. José era cuatro años más joven que ella. Doña Aurelia, viuda, con 29 años de edad, y apenas con un año de conocer La Laguna tuvo la obligación de tramitar los bienes intestados que dejó Gonzalo, así fue que se creó la Testamentaría Chávez la que se protocolizó en Lerdo en 1901. Cuando Gonzalo falleció, sus hijos eran menores de edad, pues Isaura tenía 11 años y José 7. Al final de cuentas los menores resultaron favorecidos. Con sus hijos pequeños y siendo ella mujer de su tiempo, no tuvo más remedio que dar en arrendamiento las tierras, y ya en 1905 en registros notariales se anotó que la Testamentaría Chávez había arrendado a E. Navarro la hacienda de Nuevo Linares durante seis años, por la cantidad de 10 mil pesos anuales.

Un nuevo acontecimiento familiar vino a crear nuevas situaciones en la familia del finado Gonzalo y doña Aurelia, su hija Isaura con 23 años de edad contrajo nupcias el 12 de octubre de 1911 en la ciudad de Lerdo con el comerciante higarense neoleonés Antonio Montemayor González. Pocos días después la recién casada entregó poder amplísimo a su esposo para que interviniera en todos sus bienes, esto nos hace pensar que a partir de entonces Antonio se hizo cargo del cobro del 50% de los arrendamientos que se percibían por arrendamiento de la finca rústica.

Durante la década de los años veinte La Laguna sufrió cambios sustanciales en su desarrollo, había pasado la Revolución y la epidemia de influenza española (1917-1919), ahora eran tiempos de paz que se prestaban para que los agricultores invirtieran con mayor seguridad, la siembra de 1917 fue grandiosa, el río había arrastrado tanta agua que hasta el puente del río Nazas, a la altura de Torreón fue destruido, en 1918 la cosecha fue enorme y los buenos precios superaron las espectativas de los propietarios de tierras, "pero no todo el monte es de orégano" decían los hombres del campo, durante el periodo 1920-1921 el agua escaseó y se frenó la econocmía rural, a partir de 1924 la demanda de fibra volvió a subir, el río Nazas recibió grandes volúmenes de agua, así es que todos felices.

Los hermanos Chávez Guerrero decidieron en 1926 partir en dos fracciones las tierras heredadas y dividirlas en dos partes iguales. La partición y división consideró los derechos y obligaciones de los contratantes; se trató el asunto del límite de las dos fracciones, del pago de impuestos, así como el mantenimiento de canales y acequias, así como las formas de hacer llegar el agua a cada una de las fracciones…. Es probable que a partir de entonces la fracción norte que le correspondió a doña Isaura se empezó a conocer con el nombre de Linares del Norte y la parte de José como Linares del Sur.

Como en toda La Laguna los llamados fabulosos veinte se presentaron en los dos Linares, la fibra se vendió a precio alto, mucha agua y abundante mano de obra hicieron que los dueños de tierras obtuvieran pingües utilidades. Pero, los peones seguían ganando lo mismo, de ahí que arreciaran los reclamos, aunque ya se habían presentado desde 1920 cuando el general Pedro Rodríguez Triana fungió como delegado en Coahuila del Partido Nacional Agrarista. Lo que vino a poner más difícil la situación fue la crisis económica provocada por sobreproducción en el mundo capitalista. El algodón dejó de tener demanda y el precio de la fibra bajó a niveles ínfimos. En 1930 muchos solo obtuvieron fibra del algodón de zoca, este algodón se obtenia al retoñar la planta que se sembró el año anterior, la que llegaba a producir algunos capullos de baja calidad, la ventaja era que casi no se invertía en su cultivo, pero la desventaja era que no generaba muchos salarios como pago a los peones.

En el espacio a tratar se encontraban en 1930 más de 1,000 habitantes, los que sobrevivían de dos fuentes de trabajo: la hacienda de Linares y la carga y descarga de productos de, y para la agricultura del Perímetro Lequeitio, y es que de la estación Chávez y a 100 metros aproximadamente hacia el occidente, se encontraba una de las dos terminales de los trenecitos que recorrían por vías decauville los perímetros Lequeitio y Santa Teresa. En sí, el Censo de 1930 arrojó el número de los pobladores que habitaba Nuevo Linares, la estación Estación Chavez y Las Vegas. Los aglomerados alrededor de la estación eran 306, los de la hacienda Nuevo Linares del Sur, 316 y los de la hacienda Las Vegas, 761. Total de la población: 1,383 habitantes.

Cuando la gran crisis de 1929-1933 estaba por desaparecer fue creada una nueva empresa la que llevó por nombre Productores Laguneros de Semilla de Algodón establecida para aprovechar la semilla que producían las haciendas de Santa Teresa y Lequeitio en la fabricación de aceites y jabones; entre sus socios preponderaron los nombres de Rafaela Arocena de Zunzunégui, Guillermo Purcell y Compañía, Felisa y José Urrutia, así como Pedro Torres Saldaña. La planta fue instalada a un lado del lugar adonde llegaban los trenes que recorrían el circuito Santa Teresa-Lequeitio. Este acontecimiento seguramente acrecentó la población de los lugares circunvecinos, especialmente los de Linares y Las Vegas.

vobe44@yahoo.com.mx

FUENTES:

Martínez García Roberto, Vida y obra de Santiago Lavín, segunda edición, 2014.

Plana Manuel, El reino del algodón en México, la estructura agraria de La Laguna (1855-1910)/Ayuntamiento de Torreón, 1991-1993/Archivo Municipal de Saltillo/Patronato del Teatro Martínez/CONACULTA/ Programa Cultural de las Fronteras/INBA/ Guadalajara, 1991.

Archivo Parroquial de San José del Parral.

Hemeroteca Nacional Digital de México. Diario Oficial del Estado de Chihuahua.

Diario del Hogar (periódico) México, DF.

Registro Público de la Propiedad de San Pedro de las Colonias, Coahuila

Tonche Flores Gumaro, "Francisco I. Madero,. Corazón de La Laguna" en: Coahuila a través de sus municipios coordinado por Lucas Martínez Sánchez y María Isabel Saldaña Villarreal /Milenio/Gobierno de Coahuila/México, 2014.

Archivo Parroquial del Sagrado Corazón de Jesús de Lerdo, Durango.

Oficialía del Estado Civil de Lerdo, Durango.

Censo Nacional de 1930, ciudad de Gómez Palacio, Durango..

Martínez García Roberto, "El Reparto Agrario" en: 100 años… cien lecciones en el Agro Lagunero, Ingenieros Agrónomos del Tecnológico de Monterrey, Sección Laguna, México, 2009.

Si tiene comentarios, escríbanos a: yromo@elsiglodetorreon.com.mx

Estación Chávez, hoy Francisco I. Madero, Coah.

El día 12 de octubre de 1911, en Lerdo, se efectuó el matrimonio de la señorita Isaura Chávez Guerrero y don Antonio Montemayor. En la foto, se encuentran en la parte superior, de izquierda a derecha: Pascual Montemayor, Agustín Montemayor, J. Trinidad González, Jesús Garza, José Chávez Guerrero (hermano de la novia), J. Luz. M. González, el novio Antonio Montemayor, Patricio González, Emeterio Elizondo y Tomás González. Sentadas están, de izquierda a derecha: Antonia González M, María Garza de Montemayor, Emilia Núñez, Concepción R. de González, la novia Isaura Chávez Guerrero, Cleotilde H. de González, Octavia M. de González y Tita G. de Elizondo.


Más de Nosotros

... Anterior Siguiente ...


1
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT