Nosotros
Roberto Martínez García, profesor de Historia Domingo 29 de mar 2015, 8:45am ... Anterior 15 de 17 Siguiente ...

De Villa Guerrero, Coah. a La Laguna

Gustavo Díaz Ordaz y Raúl López Sánchez en el sexenio del Lic. Miguel Alemán Velasco.

SIGLOS DE HISTORIA

CUARTA PARTE

Matrimonio López Sánchez y su descendencia

Es muy probable que el matrimonio entre don Mariano López Ortiz y su esposa doña María de los Ángeles Sánchez Valdés se haya escenificado en la villa de Guerrero en el año de 1886, entonces la edad de él era solamente de 14 años y su primogénito José Raúl Leonardo fue bautizado en la parroquia de San Juan Bautista del Río Grande el 12 de enero de 1888, había nacido dos meses y 20 días antes.

Ello nos traslada al 24 de octubre de 1887; le siguió Mariano, quien nació el 19 de septiembre de 1891 y fue bautizado el 7 de enero de 1892 en la parroquia de San Juan Bautista del Río Grande. Las enormes lagunas en los archivos -parroquial y civil- de la citada villa no permiten dar un puntual seguimiento a la genealogía en turno. El último retoño de la familia López Sánchez fue nuestro biografiado, el licenciado Raúl López Sánchez.

La familia materna de él fueron los Sánchez Valdez a donde perteneció la señora María de los Ángeles Sánchez Valdez, comúnmente llamada Angelita.

Al igual que la familia de los López Ortiz, los Sánchez Valdez llegaron a La Laguna procedentes de la fronteriza Villa Guerrero, Coahuila.

LA INFANCIA DEL LAGUNERO RAÚL LÓPEZ SÁNCHEZ

Raúl nació el 28 de diciembre de 1904 a las 9:30 de la noche, según quedó asentado en la Oficialía del Registro Civil de Torreón, Coahuila en el acta de nacimiento número 9 del día 3 de enero de 1905, en el documento se puede constatar que Mariano, su padre, era vecino de la villa de Torreón y se dedicaba al comercio. Es interesante saber que los testigos del evento fueron el señor Aureliano Heredia (empleado particular) y Orestes Pereyra (artesano), este último, sería renombrado revolucionario maderista y seguramente muy amigo de Mariano.

La niñez del pequeño Raúl seguramente fue placentera, salvo los momentos álgidos de la revolución cuando la familia tuvo que trasladarse a San Antonio, Texas con el fin de tener seguridad, ya que tanto su padre como sus tíos estuvieron comprometidos con los rebeldes maderistas.

Lograda la paz relativa con los tratados de Ciudad Juárez la familia retornó a La Laguna y el niño Raúl pudo continuar su vida, no exenta de peligros, pues la región, y especial mente Torreón, eran protagonistas de los desencuentros entre los contendientes.

Durante los fieros combates, primero de maderistas contra porfiristas, luego de constitucionalistas contra huertistas y finalmente de villistas contra carrancistas, los niños no podían asistir a la escuela, los continuos enfrentamientos entre gobierno y rebeldes lo impedían, además las escuelas se veían en la necesidad de cerrar sus puertas. Pasada la contingencia, Raúl fue inscrito en el Colegio Modelo, institución que anteriormente educaba solo a niñas, pero ante la insistencia de varios padres de familia se convirtió en colegio mixto, la institución fue atendida por la maestra Josefina Sánchez a quien se le llamaba cariñosamente Finita. El colegio estuvo ubicado en la calle Falcón número 221 sur, entre las avenidas Morelos y Juárez de la Perla de La Laguna. En ese lugar convivieron su niñez y estudios el pequeño Raúl y sus amigos Onésimo Cepeda, Napoleón Rodríguez de la Fuente, Fernando Hernández y Salvador Novo.

Con el tiempo, todos se convirtieron en hombres exitosos: Raúl como abogado y político, Onésimo como abogado, Napoleón como agricultor y Salvador como escritor y poeta. Es probable que Raúl no haya terminado la educación primaria en ese lugar, una alusión a su paso como estudiante de la escuela oficial Miguel Hidalgo parece apoyar esta hipótesis, o bien, el reportero confundió esta escuela con el Colegio Hidalgo al que también asistió Salvador Novo. Éste y Raúl, como vecinos y condiscípulos alimentaron su amistad, la que se prolongó por toda su existencia. Novo en sus Memorias escribió al respecto: "Nuestra amistad -nacidos en el mismo año- databa de nuestra común infancia en Torreón. Íbamos a la misma escuela y por las tardes jugábamos juntos, ya en su casa, ya en la mía, hasta la hora de la merienda. Mi madre lo recuerda pulcro y seriecito". Solían jugar juntos al teatro, y hasta parece que una vez planearon escapar de sus respectivas casas para unirse a una compañía de teatro infantil que había pasado por Torreón.

¿Fue en el periodo de 1920 a 1925 cuando Raúl se desplazó hacia la capital mexicana para continuar sus estudios en la Escuela Nacional Preparatoria? Es probable, pues en Torreón no había una institución que impartiera ese nivel educativo, lo hubo hasta 1927 cuando se fundó la Escuela Preparatoria de La Laguna. En ese 1920 hubo una gran demanda para ingresar a la ENP rebasando los límites del cupo escolar, así las cosas, la institución decidió crear un grupo formado exclusivamente por jóvenes llegados de la provincia, y que habían cursado sus anteriores estudios en forma irregular como consecuencia de los combates revolucionarios. Tal era el caso del joven lagunero y de muchos más, como por ejemplo el del joven Miguel Alemán Valdés llegado de tierras veracruzanas. Con ellos se formó el Grupo H, seguramente había los grupos A,B,C… hasta el H. En esa casa de estudios varios estudiantes liderados por Miguel Alemán formaron un grupo amistoso muy fuerte, los identificó su juventud, su origen provinciano y la necesidad gregaria que todo ser humano tiene, así como la de sobresalir entre sus iguales. Publicaban un periódico y se metían de lleno a la política estudiantil, asistían a balnearios y organizaban días de campo cercanos a la capital. Una juventud sana y productiva. A veces los problemas económicos familiares provocaron que algunos abandonaran sus estudios, sin embargo, varios los retomaron años después, lo cierto que en 1925 el grupo se recompuso y volvieron la mayor parte de ellos a reencontrarse en la Escuela Nacional de Jurisprudencia de la UNAM.

Junto con sus estudios llegaron a litigar asuntos importantes, veamos: Esa generación de abogados jóvenes egresaron de la UNAM en 1928, pero ya en septiembre de 1927 a raíz de la creación de las Juntas Federales de Conciliación y Arbitraje.

El joven Alemán, ya con experiencia en la burocracia, pues ya había servido en la oficina de su tío paterno Eugenio Méndez, decidió abrir un despacho jurídico en la Ciudad de México donde sus compañeros y amigos eran sus socios, entre ellos se contó a nuestro Raúl López Sánchez, Gabriel Ramos Millán, Manuel Ramírez Vázquez, Rogerio de la Selva y Fernando Casas Alemán.

A raíz de la creación de ese bufete, sus integrantes formaron el Grupo H-1920 cuyo objetivo principal fue el de la ayuda mutua. Tenían la gran fortaleza que les daba su pétrea amistad, las ansias de progreso, así como las armas del conocimiento aprendidas en la UNAM. La pequeña firma de abogados se instaló en la calle Humboldt de la ciudad capital Su especialidad era el derecho laboral; defendía a trabajadores y representaba sindicatos como el de los mineros de Real del Monte y el de petroleros de El Águila. También empleaba sus buenos contactos con políticos veracruzanos para acercarse a los sindicatos de transportistas. La propia fortaleza del Grupo, el poder del conocimiento de las leyes y el contacto con políticos ya hechos, acrecentaron, poco a poco, su poder. Su férrea voluntad y amistad, de mucho les sirvió para alcanzar niveles superiores, a los que muy pocos pueden acceder.

En la medida que el líder del grupo, Miguel Alemán, avanzaba obteniendo posiciones políticas, en esa medida sus amigos y conocidos obtuvieron puestos públicos. Su ascenso a la política nacional se realizó desde el momento en que Plutarco Elías Calles fundó en el año de 1928 el PNR (Partido Nacional Revolucionario), así llegó a ser precandidato a diputado por Coatzacoalcos, sin lograr ser propuesto; en 1932 fue diputado federal suplente por el distrito de Acayucan-Puerto México, con este currículo logró dirigir la campaña presidencial de Lázaro Cárdenas en el Estado de Veracruz, al triunfo fue nombrado magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Distrito y Territorios Federales, ya con eso en mano, en 1935 se postuló como senador, cargo que desempeñó por poco tiempo, pues fue nominado como candidato a gobernador de su Estado cargo que desempeñó a partir del año siguiente.

Así fue que Raúl López Sánchez fue nominado como jefe del Departamento del Trabajo de Veracruz, actividad que lo hizo vivir desde 1936 hasta 1940 en la capital veracruzana: Jalapa. Durante este periodo y considerando que su situación económica estaba firme, decidió contraer matrimonio con quien habría de ser la compañera de su vida, la señorita María Mercado Velasco, originaria de Aguascalientes, la unión se realizó el año de 1937. Terminado su encargo en el estado de Veracruz se trasladó al Distrito federal donde ejerció su profesión y asuntos personales en el periodo 1941-1942.

La luz de la estrella de Raúl siguió brillante, el licenciado y amigo Miguel Alemán coordinó la campaña presidencial de Manuel Ávila Camacho y se ganó ser tomado en cuenta para fungir como secretario de Gobernación, ya en las Grandes Ligas de la política mexicana, Raúl fue llamado para lanzarse como diputado federal en 1943 representando el III distrito electoral con cabecera en Monclova.

El Periódico Oficial del Estado de Coahuila publicó el 17 de julio de ese año que habían obtenido 14,915 votos y su contrincante, el general Cesáreo Castro, solo había obtenido 430. Esa vez el suplente del lagunero fue el señor Andrés Montoya. No pasaría mucho tiempo para que el nuevo diputado federal hiciera acto de presencia en su Estado natal; el día 15 de noviembre, cuando apenas tenía poco más de cuatro meses disfrutando su curul, se le vio a las 5 de la tarde en el cruzamiento de la carretera Monterrey-Arteaga, en la colonia República, en el terreno señalado para edificar la Escuela Industrial Femenil, en el lugar se congregó un sinfín de políticos con el fin de presenciar el acto para colocar la primera piedra, entre ellos se contaba al gobernador Benecio López Padilla, el licenciado Fernando Castellanos Jr., el procurador general de justicia del Distrito y Territorios Federales en representación del presidente Manuel Ávila Camacho y muchos más.

Esa vez destacó por llevar la representación, nada más y nada menos que del secretario de Gobernación Miguel Alemán Valdés. Seguramente las miradas de muchos estuvieron fijas en él, porque además de ser coahuilense, era lagunero, de Torreón y entre los políticos esa fue la señal de que Raúl podía llegar a desempeñar en el futuro funciones importantes.

FUENTES:

Archivo parroquial de Villa Guerrero, Coahuila, Fe de bautismo de José Raúl Leonardo López Sánchez el día 12 de enero de 1887.

El Siglo de Torreón "El Torreón de Salvador Novo", colaboraciones de Domingo Deras Torres los años 2012-2013 y "Gobernador de Coahuila", 6 de junio de 1948.

Fuentes Aguirre, Armando, "Presente lo tengo yo", periódico Vanguardia, Saltillo, 7 de junio de 2011.

Martínez García, Roberto, "La educación: motor del progreso" en Torreón Ciudad Centenaria, Milenio, 2008

Periódico Oficial de Coahuila de 17 de julio y 24 de noviembre de 1943

Si tiene comentarios, escríbanos a: yromo@elsiglodetorreon.com.mx

De Villa Guerrero, Coah. a La Laguna

Gustavo Díaz Ordaz y Raúl López Sánchez en el sexenio del Lic. Miguel Alemán Velasco.


Más de Nosotros

... Anterior Siguiente ...


2
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT