Monclova, entre el silencio y el miedo al contagio

Monclova, sinónimo de emergencia, zona cero y coronavirus

ESTADOS ÉRICK SOTOMAYOR

Durante muchos años Monclova fue la capital de Coahuila y Texas. Es la capital del acero, una zona metropolitana que junto a los municipios de Frontera y Castaños, es la región que hace unos días ofrecía los mejores salarios en el estado de Coahuila. Ahora, Monclova es sinónimo de emergencia, de zona cero, de coronavirus COVID-19, y de un brote de contagios que dejó en evidencia una vez, la vulnerabilidad del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Monclova, sinónimo de emergencia, zona cero y coronavirus

14 fotos, Durante muchos años Monclova fue la capital de Coahuila y Texas. Es la capital del acero, una zona metropolitana que junto a los municipios de Frontera y Castaños, es la región que hace unos días ofrecía los mejores salarios en el estado de Coahuila. Ahora, Monclova es sinónimo de emergencia, de zona cero, de coronavirus COVID-19, y de un brote de contagios que dejó en evidencia una vez, la vulnerabilidad del Instituto Mexicano del Seguro Social. »


monclova,coronavirus

Aunque muchos medios de comunicación, incluso internacionales, han hablado de Monclova como el municipio en el que se inició un brote al interior de un hospital, pocos han visitado al municipio tras la noticia, al menos eso comenta el propio personal del Hospital General de Zona número 7 del IMSS, donde inició todo.

Un mes después de que la tragedia tocara las puertas de la capital del acero, el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoé Robledo Aburto, visitó la región y reconoció que el instituto que encabeza cometió fallas y omisiones al inicio de la pandemia.

Algo que llama la atención es que el personal de Salud menciona que se han entregado batas especiales, caretas, cubrebocas, material de sanitización, todo entregado por las autoridades del estado, el municipio o la sociedad civil a través de diferentes donaciones, sin embargo los grandes ausentes, al menos hasta la visita del director general de IMSS, Zoé Robledo, un mes después de haber iniciado la tragedia, eran las propias autoridades federales.

"Yo creo que la infraestructura médica de nuestro país no estaba preparada, que nuestros médicos, nuestras doctoras, enfermeros y enfermeras, no tenían los equipos adecuados de protección y eso los hizo vulnerables", explicó el gobernador Miguel Riquelme.

Los comercios en su mayoría lucen cerrados y mucha gente que camina en la calle luce como si tuviera prisa de llegar a su destino y no se quita el cubrebocas de la cara.

A pesar de ser llamada la Wuhan del norte de México, el retrato de Monclova dista mucho de las imágenes desérticas de lo que fue durante meses la ciudad china donde surgió el COVID-19. Las principales avenidas de la ciudad y plazas comerciales se ven tapizadas de pancartas que invitan a la ciudadanía a permanecer en casa.

Luego de la sanitización del hospital, el apoyo de los ciudadanos y el crecimiento de los contagios, no hubo tiempo de exorcizar los enojos por el abandono administrativo que sufrió el personal, según explica una enfermera que hoy se dice afortunada de no haber sido contagiada.

Las autoridades estatales y municipales se enteraron luego de que Ana Cecilia lo denunciara en sus redes sociales, de inmediato se abrió una carpeta de investigación, habrá política cero para las agresiones al personal de salud.

Incluso en uno de los filtros entre Monclova y San Buenaventura, la enfermera Ana Cecilia, del Hospital General de Zona Número 7 del IMSS, fue discriminada verbalmente por el personal de Seguridad que se encontraba en el filtro.

Y para confirmar que al menos en esta zona del país al personal de Salud lo veían diferente, una mente creativa diseñó e imprimió como pequeños posters, varias hojas con la imagen de un grupo de superhéroes. Entre Iron Man, el Capitán América, el Hombre Araña y Batman, un médico completa el cuadro, los posters llevan días pegados y se han vuelto una imagen de respeto.

Mientras que en estados como Nuevo León, Querétaro, Durango, Estado de México, entre muchos otros, las autoridades de todos los niveles tenían que establecer protocolos para prevenir la discriminación y las agresiones al personal de Salud, en la capital del acero ya los reconocían como héroes.

Lo primero que llama la atención es que abajo del puente que comunica las dos torres del hospital artistas urbanos y ciudadanos hicieron un enorme grafiti con frases como:

¡Nos cuidaremos entre todos! ¡Ustedes son ángeles silenciosos! ¡Fuerza, trabajadores de la salud. Estamos con ustedes!

El periodista Sergio Rodríguez, corresponsal de El Siglo de Torreón en Monclova, recuerda que cuando se dio a conocer el primer contagio entre el personal médico del Seguro Social, la institución se negaba a ofrecer información, negaba lo que estaba pasando y se sentía el ambiente denso y de incertidumbre, uno por la gravedad de la situación y dos por la falta de información.

Comentarios

Fotos más vistas