El municipio no ha logrado parar en su totalidad pese al coronavirus

Abarrotan centro de Saltillo en fase 3 de COVID-19

La Laguna EL SIGLO DE TORREÓN

Pese a que México entró en la fase tres de la contingencia por el COVID-19, el municipio de Saltillo no ha logrado parar en su totalidad, sobre todo en el centro de la ciudad, donde diariamente cientos de ciudadanos transitan sin las mínimas medidas de prevención.
Aunque un importante porcentaje son trabajadores, así como personas que acuden a surtir su despensa, solo algunos usan cubrebocas y aplican la llamada Sana Distancia.
Fue hace unos días que el gobernador del estado, Miguel Ángel Riquelme Solís, pidió a la ciudadanía el uso obligatorio de cubrebocas, además, se dio a conocer que quienes realizaran fiestas privadas en sus domicilios, serían multados con hasta 43 mil pesos.
Varios mercados ambulantes fueron suspendidos por el gobierno municipal desde el inicio de la cuarentena, sin embargo, es en pleno centro donde algunos continúan operando.

Abarrotan centro de Saltillo en fase 3 de COVID-19

6 fotos, Pese a que México entró en la fase tres de la contingencia por el COVID-19, el municipio de Saltillo no ha logrado parar en su totalidad, sobre todo en el centro de la ciudad, donde diariamente cientos de ciudadanos transitan sin las mínimas medidas de prevención.
Aunque un importante porcentaje son trabajadores, así como personas que acuden a surtir su despensa, solo algunos usan cubrebocas y aplican la llamada Sana Distancia.
Fue hace unos días que el gobernador del estado, Miguel Ángel Riquelme Solís, pidió a la ciudadanía el uso obligatorio de cubrebocas, además, se dio a conocer que quienes realizaran fiestas privadas en sus domicilios, serían multados con hasta 43 mil pesos.
Varios mercados ambulantes fueron suspendidos por el gobierno municipal desde el inicio de la cuarentena, sin embargo, es en pleno centro donde algunos continúan operando. »


coronavirus,covid-19

El tráfico no para en el Centro de la ciudad. A diario circulan decenas de coches por la zona Centro de la ciudad, de personas que acuden a realizar sus compras y surtir sus despensas.

Salen a las calles. Todavía hay ciudadanos que no acatan el aislamiento social y salen a las calles como si no existiera la contingencia; algunos otros tienen que dejar sus domicilios para acudir a sus trabajos.

Hay de todo. Boleros, vendedores de dulces, de fruta, comida y adultos mayores que piden ayuda, se observan en las calles durante la ‘hora pico’.

Vulnerables. Entre estas personas no solo acuden adultos, sino incluso población vulnerable de entre 60 y 70 años de edad, así como menores.

No cuentan con medidas mínimas. Si bien es cierto que las pequeñas, medianas y grandes cadenas comerciales han tomado algunas medidas para evitar los contagios, como medir la temperatura de los consumidores, proporcionar gel antibacterial y obligar el uso de cubrebocas, lo anterior no se refleja en varios comercios del centro de la ciudad.

Todos juntos. Es alrededor del mediodía que las personas que van de compras, así como aquellas que salen o se dirigen a sus lugares de trabajo, se aglomeran en las calles, sobre todo para abordar el transporte.

Comentarios

Fotos más vistas