Autobuses no respetan

La Laguna ERNESTO RAMÍREZ

En las vialidades donde transitan distintas rutas de autobuses, es posible percatarse de las deficiencias en su manera de brindar el servicio.
Es común que los choferes de las unidades de servicio público tomen el carril central para andar por algunas calles o para rebasar de manera brusca a sus compañeros, quienes permiten ascender o descender a los usuarios.
De la mano de lo anterior, es también frecuente observar que los autobuses e incluso en ocasiones las personas que utilizan el servicio no respetan las zonas destinadas para subir o bajar de la unidad, y por consiguiente lo llevan a cabo a la mitad de la calle o en la primera de las esquinas de la misma.
Asimismo, los ciudadanos que aguardan la llegada de su respectiva ruta en alguna parada indicada de manera apropiada, puede llegar a perder su autobús como consecuencia de lo ya mencionado.

La necesidad de tomar un camión que va en el carril que no le corresponde expone a peligros.Algunas rutas toman todos los carriles de las vialidades pese a que deben circular por su derecha.Ni en la esquina, ni cerca de la banqueta, algunas personas que utilizan este medio de transporte son obligadas a subir o bajar de la unidad, donde no corresponde.Hay espacios que cuentan con lo establecido para esperar a las distintas unidades que circulan. Así, pueden hallarse zonas debidamente señaladas con lugares para sentarse y una techumbre para el resguardo de los usuarios.Son pocos los espacios asignados para aguardar a los camiones que estén debidamente señalados. Asimismo, son escasos aquellos que cuentan con una sombra.Las personas en ocasiones solicitan bajar de la unidad en lugares que no es posible a los choferes, quienes también acceden.

Autobuses no respetan

6 fotos, En las vialidades donde transitan distintas rutas de autobuses, es posible percatarse de las deficiencias en su manera de brindar el servicio.
Es común que los choferes de las unidades de servicio público tomen el carril central para andar por algunas calles o para rebasar de manera brusca a sus compañeros, quienes permiten ascender o descender a los usuarios.
De la mano de lo anterior, es también frecuente observar que los autobuses e incluso en ocasiones las personas que utilizan el servicio no respetan las zonas destinadas para subir o bajar de la unidad, y por consiguiente lo llevan a cabo a la mitad de la calle o en la primera de las esquinas de la misma.
Asimismo, los ciudadanos que aguardan la llegada de su respectiva ruta en alguna parada indicada de manera apropiada, puede llegar a perder su autobús como consecuencia de lo ya mencionado. »


autobuses,camiones,transporte público

La necesidad de tomar un camión que va en el carril que no le corresponde expone a peligros.

Algunas rutas toman todos los carriles de las vialidades pese a que deben circular por su derecha.

Ni en la esquina, ni cerca de la banqueta, algunas personas que utilizan este medio de transporte son obligadas a subir o bajar de la unidad, donde no corresponde.

Hay espacios que cuentan con lo establecido para esperar a las distintas unidades que circulan. Así, pueden hallarse zonas debidamente señaladas con lugares para sentarse y una techumbre para el resguardo de los usuarios.

Son pocos los espacios asignados para aguardar a los camiones que estén debidamente señalados. Asimismo, son escasos aquellos que cuentan con una sombra.

Las personas en ocasiones solicitan bajar de la unidad en lugares que no es posible a los choferes, quienes también acceden.

Comentarios

Fotos más vistas