Duranguenses recuerdan la pasión

Durango EL SIGLO DE DURANGO / DURANGO, D

Jesús fue crucificado. Su muerte fue lenta y dolorosa; se trató de un acto de amor y sacrificio que no ha sido olvidado con el paso de los años.

En el templo de Nuestra Señora de Los Ángeles, se llevó a cabo la edición 44 del Viacrucis.Las distintas representaciones se llevaron ante la expectación de una muchedumbre.La organización, como ya es costumbre, estuvo a cargo del movimiento Juventud Franciscana (Jufra)Los espectadores, con respeto observaron la representación del sacrificio del hijo de DiosUn gran número de hombres, mujeres, niños y niñas, que no dejaron de poner atención a pesar del intenso sol.El prelado dijo que el significado de la cruz se puede dividir en dos, el madero vertical es el amar a Dios sobre todas las cosas y el madero horizontal el amar a los demás como a uno mismo.En esta ocasión en el tempo de Los Ángeles le tocó a Adrián Rodríguez, representar a Jesucristo.Representar a Jesús, a Adrián le costó por lo menos tres meses de preparación tanto espiritual como física.El intenso calor no fue impedimento para que alrededor de dos mil feligreses se congregaran a participar como espectadores.Jesús fue crucificado. Su muerte fue lenta y dolorosa.La crucificación de Jesús fue un acto de amor y sacrificio que no ha sido olvidado con el paso de los años.La organización de las distintas representaciones trataron de poner atención en todos los detalles, con la finalidad de tener un Viacrucis realista e inspirador.Duranguenses recuerdan la pasión

Duranguenses recuerdan la pasión

13 fotos, Jesús fue crucificado. Su muerte fue lenta y dolorosa; se trató de un acto de amor y sacrificio que no ha sido olvidado con el paso de los años. »


viacrucis,semana santa,

En el templo de Nuestra Señora de Los Ángeles, se llevó a cabo la edición 44 del Viacrucis.

Las distintas representaciones se llevaron ante la expectación de una muchedumbre.

La organización, como ya es costumbre, estuvo a cargo del movimiento Juventud Franciscana (Jufra)

Los espectadores, con respeto observaron la representación del sacrificio del hijo de Dios

Un gran número de hombres, mujeres, niños y niñas, que no dejaron de poner atención a pesar del intenso sol.

El prelado dijo que el significado de la cruz se puede dividir en dos, el madero vertical es el amar a Dios sobre todas las cosas y el madero horizontal el amar a los demás como a uno mismo.

En esta ocasión en el tempo de Los Ángeles le tocó a Adrián Rodríguez, representar a Jesucristo.

Representar a Jesús, a Adrián le costó por lo menos tres meses de preparación tanto espiritual como física.

El intenso calor no fue impedimento para que alrededor de dos mil feligreses se congregaran a participar como espectadores.

Jesús fue crucificado. Su muerte fue lenta y dolorosa.

La crucificación de Jesús fue un acto de amor y sacrificio que no ha sido olvidado con el paso de los años.

La organización de las distintas representaciones trataron de poner atención en todos los detalles, con la finalidad de tener un Viacrucis realista e inspirador.

Comentarios

Fotos más vistas