Dan último adiós a Jonathan Martínez en Durango

Durango ROBERTO CÁRDENAS ORONA

A 16 días de haber perdido la vida en un tiroteo registrado en San Bernardino, California, fue sepultado el niño Jonathan Martínez Guerrero en el poblado Refugio Salcido, del municipio de Durango.

Cada vez que podían, los padres traían a Jonathan a Durango, su lugar de origen que le gustaba visitar y el sitio de su eterno descanso.
Camionetas con placas de Durango y California avanzaron lentamente por la carretera hasta el lugar en el que descansará Jonathan.
Familiares y amigos formaron una caravana de más de 40 vehículos para escoltarlo.La familia despidió al pequeño y ahora sólo espera encontrar la resignación y que se haga algo para evitar que se sigan registrando estos tiroteos en escuelas de Estados Unidos y México con la consecuente pérdida de vidas inocentes.
Cientos de flores en coronas y arreglos fueron muestra de la gran empatía que generó su caso y la conmoción que provocó su muerte.
También hubo globos blancos como un símbolo de la pureza e inocencia infantil.
Al salir del templo se formó una caravana de aproximadamente 40 carros que escoltaron los restos hasta el panteón, ubicado aproximadamente a 20 minutos, en el poblado Refugio Salcido.
Con playeras con la leyenda "In loving memory" y una fotografía de Jonathan vestido de bombero, algunos familiares buscaron rendir un homenaje al pequeño que falleció en el tiroteo que hubo en su escuela.
Llenaron el pequeño templo e inclusive hubo quienes tuvieron que permanecer afuera para escuchar el mensaje a través del cual obtener un poco de resignación.
Rostros desencajados, tristeza e impotencia podían percibirse mientras la multitud avanzaba entre las calles de terracería.En procesión fue llevado el pequeño del lugar en el que fue velado hasta el templo.Minutos antes de las 16:00 horas del miércoles empezó a avanzar el cortejo.

Dan último adiós a Jonathan Martínez en Durango

12 fotos, A 16 días de haber perdido la vida en un tiroteo registrado en San Bernardino, California, fue sepultado el niño Jonathan Martínez Guerrero en el poblado Refugio Salcido, del municipio de Durango. »


jonathan martÍnez

Cada vez que podían, los padres traían a Jonathan a Durango, su lugar de origen que le gustaba visitar y el sitio de su eterno descanso.

Camionetas con placas de Durango y California avanzaron lentamente por la carretera hasta el lugar en el que descansará Jonathan.

Familiares y amigos formaron una caravana de más de 40 vehículos para escoltarlo.

La familia despidió al pequeño y ahora sólo espera encontrar la resignación y que se haga algo para evitar que se sigan registrando estos tiroteos en escuelas de Estados Unidos y México con la consecuente pérdida de vidas inocentes.

Cientos de flores en coronas y arreglos fueron muestra de la gran empatía que generó su caso y la conmoción que provocó su muerte.

También hubo globos blancos como un símbolo de la pureza e inocencia infantil.

Al salir del templo se formó una caravana de aproximadamente 40 carros que escoltaron los restos hasta el panteón, ubicado aproximadamente a 20 minutos, en el poblado Refugio Salcido.

Con playeras con la leyenda "In loving memory" y una fotografía de Jonathan vestido de bombero, algunos familiares buscaron rendir un homenaje al pequeño que falleció en el tiroteo que hubo en su escuela.

Llenaron el pequeño templo e inclusive hubo quienes tuvieron que permanecer afuera para escuchar el mensaje a través del cual obtener un poco de resignación.

Rostros desencajados, tristeza e impotencia podían percibirse mientras la multitud avanzaba entre las calles de terracería.

En procesión fue llevado el pequeño del lugar en el que fue velado hasta el templo.

Minutos antes de las 16:00 horas del miércoles empezó a avanzar el cortejo.

Comentarios

Fotos más vistas