¿Dónde jugarán las niñas?

De cosas variasRock Rodríguez

¿Dónde jugarán las niñas?

PUBLICIDAD

Escrito por Rock Rodríguez 29 de julio de 2020
redes, dónde jugarán las niñas, generación de cristal, molotov
¿Dónde jugarán las niñas?

Esta última semana las redes sociales se encendieron nuevamente y se generó una controversia bastante interesante, ahora por un nuevo tema de visiones diferentes entre generaciones.

Se trata del primer disco de la agrupación mexicana de Rock ‘Molotov’ titulado ‘¿Dónde jugarán las niñas?, el cual vio la luz en Julio del año 1997 de la mano de Universal Music.

Recordemos, que desde sus inicios, Molotov ha estado en el ojo del huracán por su contenido atrevido y el lenguaje que están habitualmente acostumbrados a usar. Su sello es la irreverencia, sin duda alguna.

Por aquellos años, pocas bandas se atrevían a tanto, por lo menos en el ámbito ‘comercial’, ya que las compañías disqueras censuraban tal contenido. 

De algún modo, Molotov logró llamar la atención de la empresa transnacional Universal Music para que publicaran su primer álbum de manera profesional con este tipo de lenguaje explícito. Decisión de la que nunca podrían haberse arrepentido ninguna de las dos partes, ya que el LP fue un rotundo éxito.

Recién salía del horno, en las secundarias de todo el país se hablaba de ese cassette, se buscaba como material de contrabando. No faltaba el primo de un amigo que lo tenía y se juntaban en su casa (cuando los padres no estaban) a escuchar semejante atrevimiento grabado en cinta.

Sin temor a equivocarme puedo decir que es un material discográfico que marcó un antes y un después en la historia del rock mexicano y que de algún modo alzó la voz de una manera tan cruda, pero a la vez digerible y divertida, que desde entonces el nombre de la banda quedó grabado en las cabezas de los mexicanos les gustara o no… y así sigue siendo hasta el momento.

Al día de hoy, la agrupación sigue dando de qué hablar con sus declaraciones y temas controversiales. Creo que, sin eso, no podrían ser ellos.

Verlos en directo es una experiencia bastante agradable, saben manejar a las masas y crean una atmósfera de gozo entre la gente; el ‘slam’ es algo que indudablemente se suscita, no en una sino en varias zonas del recinto donde se lleva a cabo el concierto.

Vamos que no por nada es una de las bandas más reconocidas del territorio nacional y que han exportado su música a todos los rincones del planeta.

En fin, volviendo al tema de por qué la discusión generacional derivada del primer material discográfico de dicha banda: se debe a que la nombrada ‘generación de cristal’ considera que la portada denigra a la mujer y promueve de alguna manera la desigualdad de género e incluso la pedofilia.

Nada más lejos de la realidad; si bien el disco toca temas delicados me parece que están adaptados de manera correcta para la época en que se viralizó. 
El ya legendario tema ‘Gimme The Power’ puso voz a muchos de los mexicanos que en aquellos años se identificaron con él. 

Es cierto que un álbum con estas características probablemente hubiera sido de alguna manera censurado en estos tiempos en los que tras un teclado y una conexión a internet cualquiera protesta.

Pero el colmo del asunto es que hay en verdad temas que sí denigran a las mujeres en los nuevos géneros urbanos, y que gustan a quienes ahora detestan un disco de hace 23 años.

Es justo donde no se encuentra la congruencia y se presenta de inmediato la cada vez más recurrente doble moral.

Para muchos, la nueva oleada de la música que se consume en el mundo va en decadencia, pero eso es sólo una percepción, al igual que los jóvenes de la ‘generación de cristal’ ven con malos ojos la música que se consumía en años anteriores.

A cada generación le tocaron cosas diferentes, tienen gustos diferentes, simplemente consumen diferente. No hay un punto de comparación, por lo que lo único que me queda decir es: vive y deja vivir.

Total, cada quién sus gustos.

Twitter: @rockrdz

redes, dónde jugarán las niñas, generación de cristal, molotov, 419 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD