¿Y ahora? ¿Qué nos queda de un día sin mujeres?

De cosas variasRock Rodríguez

¿Y ahora? ¿Qué nos queda de un día sin mujeres?

PUBLICIDAD

Escrito por Rock Rodríguez 10 de marzo de 2020
8M, feministas, marcha, un día sin mujeres, familia
Foto por: Gaby Ochoa

Foto por: Gaby Ochoa

Como hombres, podríamos decir que fue un día normal, incluso mofarnos de que la ciudad estuvo tranquila este Lunes 9 de Marzo de 2020. Sin embargo fue todo lo contrario; un servidor fue a trabajar como de costumbre y las calles estaban vacías, más de lo habitual digamos de un domingo, por ejemplo.

Aún con que nosotros sí laboramos, realmente no avanzamos mucho dado que muchos trámites administrativos y (en muchos casos) operativos se vieron detenidos por la ausencia de. Así pues, lejos de emitir una opinión con respecto a si fue correcta o no la iniciativa, me llama bastante la atención la convocatoria que tuvo. Misma que, según mis recuerdos, no había sucedido en ocasiones anteriores, es decir, marchas y movimientos en todos lados hay, pero alguno que haya logrado tener el impacto que generó el del día de ayer, me parece que pocos por lo menos en nuestro país.

Me significa que la unión sí hace la fuerza, que podemos organizarnos, que podemos hacer. Y entonces, mi estimado lector, he aquí la disyuntiva: me parece que este no debe ser un tema de hombres o mujeres, sino de sociedad, de familia, de comunidad. Todos queremos el bien para nuestras mujeres: llámense esposas, hijas, hermanas, amigas, ahijadas, abuelas y un sinfín de etiquetas... a las mujeres de nuestro círculo en general, pues. Y el que no quiera eso entonces está jodidamente mal.

Entonces ¿qué nos deja un día sin mujeres? En lo personal me deja reflexionando en la educación que le damos, principalmente, a nuestras hijas, porque aún cuando no lo aceptemos aún vivimos en una sociedad machista disfrazada, misma que debemos atacar desde el núcleo familiar comenzando por nosotros mismos. De más está mencionar las ideas radicalistas de algunas feministas (la minoría en mi experiencia), porque eso también se educa. Comencemos por uno mismo, no como hombre o como mujer, sino como ser humano, diferencias siempre existirán seamos del mismo género o no, así que sólo nos queda ejemplificar los valores que en el mediano plazo pueden lograr que este mundo cambie... con actos.

No son las mujeres las que están muriendo: estamos muriendo todos.

8M, feministas, marcha, un día sin mujeres, familia, 579 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD