La crisis del rock independiente en La Laguna

De cosas variasRock Rodríguez

La crisis del rock independiente en La Laguna

PUBLICIDAD

Escrito por Rock Rodríguez 26 de octubre de 2017
escena, Comarca Lagunera, Música, toquines, rock, vida nocturna
Foto por Alejandro Álvarez

Foto por Alejandro Álvarez

Muchas son las bandas locales que han emergido en los últimos años. La facilidad que las nuevas tecnologías y plataformas proporcionan, propician un saturamiento de lo que los músicos llaman 'escena'. ¿Y qué es la escena? ¿Realmente existe?

Comencemos recordando los años pasados en los que a la gente le gustaba asistir a los 'toquines' organizados en los contados foros que existían para llevar a cabo estos eventos; ¿quién de la vieja escuela no recuerda el salón Tahoneros en el centro de Torreón? ¿El Tarek? ¿La Estación? ¿Les suenan? Pues bien, eran de los pocos lugares que ofrecían música independiente y original en vivo, por lo que mucho público se permitía ir aún cuando no conociera a las bandas que exponían su música, porque precisamente iban a descubrir nuevas bandas. En aquellos años las bandas reconocidas eran pocas, contadas y no importaba si tocaban cada semana, la gente iba a verlas y a disfrutar de su música, se compraban discos, mercancía que las mismas bandas elaboraban. El escuchar un demo de una de ellas era casi una obra de arte, los estudios de grabación escaseaban y eran un gasto que no cualquiera podía darse, los artes por lo regular eran dibujos hechos por algún artista local que simpatizaba con la banda e incluso, en muchos de los casos, algún diseñador que era parte de la misma.

Bien, el punto es que los lugares se abarrotaban de gente con ansias de consumir propuestas originales en vivo, así que entonces ¿qué pasó?, o tal vez la pregunta sería ¿qué cambió? Entraríamos en un debate que nunca terminaría, los factores son muchos y saber cuál de ellos pega más fuerte es difícil, si no es que imposible; como se mencionaba en líneas anteriores, la producción musical se ha abaratado lo suficiente para que (casi) cualquiera pueda comenzar con un home studio decente en el que puedan crearse maquetas de muy buena calidad, cosa que anteriormente costaba un dineral en un estudio semi profesional. Esto da paso a una sobre-creación de obras por artista que a veces es difícil de digerir para el público al tener tanto a la vista (o mejor dicho, al oído) y presentadas las plataformas digitales de música, se escucha una o dos veces el tema (ya ni siquiera el disco o EP), para darle paso a otra propuesta más fresca. Teniendo a la mano la inmediatez de la música en un clic, podemos pensar que ya no es necesario ir a un evento a descubrir y/o escuchar la música que nos agrada.

Otro factor importante es la apertura de bares y restaurantes que, al día de hoy, son el centro de atención de la ciudad, incitando así a los potenciales asistentes a 'toquines' a disfrutar la diversidad de propuestas que ofrece esta nueva vida nocturna anteriormente inexistente y empolvando los foros del rock por tradición de la comarca lagunera.

No dejemos de lado el consumismo: de un tiempo para acá los llamados tributos han acaparado la atención de una importante parte del mercado, sin embargo me parece que no es un factor que afecte directamente al aforo de eventos de propuestas originales, pero sí de que muchos de estos músicos con sus proyectos propios, decidan abandonarlos para entrar en el juego y, claro, obtener una remuneración. Porque es importante decirlo, los recursos que costean a una banda independiente, generalmente salen de los mismos integrantes o de lo recaudado en los eventos que llegasen a organizar, pero esto último ya no es tan rentable. En los años dorados de la escena lagunera existían organizadores de eventos que a eso se dedicaban, incluso le pagaban a las bandas y hasta sus 'cheves' les ponían, el dinero generado por las entradas permitía eso y más.

Actualmente la asistencia a este tipo de eventos se ha visto tan disminuida que muchas de las bandas prefieren evitar la fatiga (dicho de paso que es bastante) de organizar uno e invitar bandas de fuera con lo que esto conlleva (gasolina, comida, hospedaje, etc), porque es un riesgo saber si los ingresos serán suficientes para solventar todos estos gastos.

Sin embargo, si me preguntan, sí, considero que sí hay escena y la hacen entre los mismos músicos. Que no se acerca ni poquito a lo que fue antes, no, definitivamente. Tal vez sea momento de comenzar a cambiar la estrategia, exportar las propuestas a otras ciudades, generar más y mejor contenido audiovisual, inmiscuirse en festivales 'grandes', intentar más que las demás bandas, sobresalir de ellas y generar esa competencia de la que al final resulta beneficiado el escucha. 

Eso o estamos en el ocaso de la escena del rock en la comarca ¿ud qué opina?

Foto por Alejandro Álvarez

Foto por Alejandro Álvarez

escena, Comarca Lagunera, Música, toquines, rock, vida nocturna, 911 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD