Marchesín y la pésima actitud del público Torreonense

De cosas variasRock Rodríguez

Marchesín y la pésima actitud del público Torreonense

PUBLICIDAD

Escrito por Rock Rodríguez 02 de marzo de 2017
América, afición, Futbol, Marchesín, Santos
Foto: Ramón Sotomayor

Foto: Ramón Sotomayor

Sin duda alguna, un partido entre Santos y América en el TSM siempre crea mucha expectativa y emoción para los aficionados de ambos equipos. Nos guste o no, América es uno de los equipos que más seguidores tiene en todos los rincones del país y Torreón no es la excepción, por lo que la polémica y el sano debate (léase carrilla) no se hacen esperar; desde apuestas, hasta mandas por cumplir se originan a raíz de un partido de esta índole, sin importar si es de una 'copa molera', de liga o de liguilla. Y no se diga al terminar el partido, sabiendo el marcador final unos se esconden y otros los buscan para restregar en la cara la victoria de su equipo.

Todo esto me parece que es hasta divertido, siempre y cuando no se caiga en el fanatismo. Sin embargo hay actitudes que no deberían mostrarse en un estadio, como lo sucedido con Agustín Marchesín ayer, a quien con desprecio aventaron billetes de juguete haciendo alusión a que 'se vendió' al equipo más odiado y/o querido de todos (?).

En primera instancia, muchos de los que hicieron eso, seguramente eran quienes lo idolatraban y daban la vida por ese portero por su 'sencilléz'; quienes después de un mal partido lo apoyaban y alentaban a seguir adelante. Aquellos que se sintieron engañados por 'la decisión que tomó'... Algunos otros lo habrán hecho por diversión o porque lo creían parte del show. Razones sobrarán, pero el caso, lejos de defender la postura del arquero quien seguramente fue el que menos tuvo qué ver con la decisión de irse al equipo de Coapa, es que no podemos tener esas actitudes como sociedad para alguien que se ganó el respeto de los laguneros a pulso. 

Sinceramente me parece que son actitudes anti-deportivas y de alguna manera despechadas que sólo hablan mal de la gente de la ciudad. Aún más, recordando que el último campeonato que obtuvo el equipo local, fue en gran parte gracias a él. Realizar este tipo de insultos que intentan denigrar o humillar a una persona, creo que no son dignos de alguien que se diga respetable, bajo ninguna circunstancia. Llámenme moralista, si quieren, pero ya los quiero ver cuando se vayan a otro trabajo porque tienen una mejor paga y sus ex-compañeros hagan lo mismo con ustedes.

Yo no hablo mucho de fútbol, pero el comportamiento de nuestra gente sí me importa y para modales, en todos lados.

América, afición, Futbol, Marchesín, Santos, 1,454 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD