Y tú, ¿sabes orientar tu esfuerzo para lograr tus sueños?

mottivareGerardo de la Garza Ortega

Y tú, ¿sabes orientar tu esfuerzo para lograr tus sueños?

PUBLICIDAD

Escrito por Gerardo de la Garza Ortega 11 de febrero de 2018
historias inspiradoras, rancho, agua, patos, Saltillo, gómez
Y tú, ¿sabes orientar tu esfuerzo para lograr tus sueños?

Y TÚ, ¿SABES ORIENTAR TU ESFUERZO PARA LOGRAR TUS SUEÑOS?

Por Gerardo de la Garza Ortega

Conferencista, Motivador Profesional y Director de MOTTIVARE

¡…con la fuerza de la palabra!

¿Qué estás haciendo en la carretera a Gómez, si quieres ir a Saltillo?  Te cuento una inspiradora anécdota que te puede cambiar la vida.

¡Hola!  ¿Cómo te va?  Mi amigo y distinguido lector.  Espero que tengas un día excelente y maravilloso. 

La radiestesia o rabdomancia es una actividad pseudo científica para encontrar materiales como oro, metales, o simplemente, localizar una corriente de agua en el sub-suelo donde se hace la adivinación por medio de la varita que se utiliza para estas actividades.

La varita puede ser de cobre o latón, o incluso, puede ser usada una obtenida directamente de algún árbol, por lo que, la madera también puede jugar un papel importante en la localización de agua.  Veamos lo que nos narra la anécdota del día de hoy.

Resulta que el propietario de un rancho, como siempre había tenido agua de la ciudad, nunca se preocupó por tener un pozo de agua, y por lo mismo, nunca tuvo una varita para localizar agua.

Pero hete aquí que, estaba la sequía en todo su apogeo, el país sufrió una crisis muy fuerte por lo que el agua escaseaba, y nuestro amigo, propietario del rancho, se dio a la tarea de cavar un pozo, para ver si tenía suerte y encontraba agua, sin usar la varita.

Batalló como no tienes idea, y después de estar excavando hasta 4 metros, no encontró agua.  Por lo que, se dijo para sí, “yo creo que éste no es el lugar adecuado, mejor voy a buscar agua, un poco más allá…”

Cavó otros 4 metros, y con tan mala fortuna, que tampoco pudo encontrar agua, en este segundo pozo.  Pues con la firme decisión de querer hallar agua, se movió un poco más allá, y volvió a escarbar con una pala 4 metros más, una cantidad igual a los otros hoyos, para ver si ahora sí, lograba su propósito.

Pero la diosa fortuna estaba ocupada con otra gente, porque no le benefició, nadita de nada…  Por lo que, decidió vender el rancho, y quitarse de problemas.  Puso un anuncio en este periódico, y esperó las llamadas de interesados en su propiedad. 

Luego luego, entró una llamada de alguien interesado.  Lo llevó al rancho, lo vio, le gustó, y decidió comprarlo.  Le advirtió que había intentado en 3 ocasiones, buscar agua, pero que había tenido muy mala suerte, por esa razón no pudo encontrarla.

El comprador, al escuchar esto, no le importó, y de todas maneras, fueron con el notario, para hacer los trámites correspondientes para la compra del rancho.

Una vez lista la papelería, habiendo cubierto el costo del rancho y todos los gastos que se derivan de este tipo de negociaciones, toma posesión del rancho el nuevo dueño.

Como se da cuenta que no tiene agua, decide buscarla en el subsuelo…

Pasa el tiempo, y un día, pasa el antiguo dueño por su rancho, y encuentra que hay un lago con patos dentro del que había sido su rancho, abrevadero para los animales que tenía el nuevo dueño, con un papalote para extraer agua, y toda la cosa.

Estaba aquello, ¡qué bárbaro!, verde, florido, bonito el rancho.  Se baja de su carro, al ver que merodeaba por ahí el nuevo dueño, y decide pasar a saludarlo.  ¿Cómo le va?, ¿qué dice?, ¿cómo le ha ido?

Pues muy bien, como verá, el rancho está dando mucho.  Oiga, disculpe, pero tengo curiosidad por saber…, ¿cómo le hizo para sacar tanta agua, que hasta un lago logró hacer?  Yo tuve muy mala suerte cuando hice 3 pozos.  ¿Se acuerda que le platiqué?  Usted, ¿cómo le hizo?

Según me dijo Usted, cavó 4 metros en cada pozo, ¿verdad?  Así es.  Bueno, pues lo que hice fue cavar 12 metros, pero en un solo lugar, ¡y encontré agua…!

Y tú, ¿sabes orientar tu esfuerzo para lograr tus sueños?

Cierro como siempre, “y a seguir pataleando…, ¡porque no hay de otra!

Bibliografía consultada:

www.wikipedia.com 

¡Quiere y Podrás!  ABC de la VOLUNTAD.  Colección Literatura de Superación.  Corporación Editora Chirre.

Las imágenes fueron obtenidas de los siguientes sitios de internet:

https://hermandadblanca.org/ 

http://www.zocalo.com.mx/ 

http://www.espaciosmajestuosos.com/

https://escueladeescritores.com/ 

Si quieres hacerme un comentario, puedes mandarme un correo a: mottivare@gmail.com 

historias inspiradoras, rancho, agua, patos, Saltillo, gómez, 194 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD