¨La sabiduría de mi madre ¨

Blogs de El Siglo

¨La sabiduría de mi madre ¨

PUBLICIDAD

Escrito por German de la Cruz Carrizales 27 de septiembre de 2021
Valores Familiares
¨La sabiduría de mi madre ¨

 

Recuerda…

Hoy como de costumbre nos dieron las cuatro y media de la tarde en la sobremesa. Pues cuando mamá habla hay que callar, cuanta sabiduría de esa mujer de antes, a sus ochenta y nueve años de edad es una delicia escucharte mamá.

Tus hijas te dicen que no te apures por lo que ves hoy día, que estamos en el siglo XXI, pero tú, simplemente dices que: ”Los VALORES SON LOS VALORES y esos… nunca pasan de moda”. Hoy recordamos a tus amigas de Guadalajara y de Mérida, y la presencia de Dios en las cosas sencillas de la vida. Hoy me enseñabas mamá, quizás de manera inconsciente de cómo la vida ha sido tan generosa contigo, a través del hombre que el Creador te diera como esposo, de los hijos que formaste tomada de la mano de ese militar a quien primero era su Mariluz.

Me contabas mamá, de tu preocupación por sacar adelante a tus seis hijos, si acaso papá partiera antes que tú. Me contabas de los regalos que Dios te envía y que nada en la vida ocurrió por casualidad. Me imaginaba en ese largo viaje que ha sido nuestra vida, desde Mérida hasta Ensenada. Cada día que despertaste y encontraste al lado de tu cama, un lindo paquete envuelto con mil detalles coloridos, y que tu abrías incluso antes de lavarte la cara, rasgando la envoltura curiosa por ver lo que hay dentro.

Me contabas, entre risas y caras de sorpresa aquel día en Mérida, en que Linda y su hija Lulú, llegaron a las ocho de la mañana de “pasa día” y que tú no tenías ni idea de lo que significaba eso. Que estuvieron en tu casa hasta las diez de la noche en que se despedían, cuando tú estabas pensando que si se quedarían a dormir. Como disfruto de cada historia de vida que me compartes mamá. Tal vez hubo allí algo que a ti no te gustó mucho, o que no fue de mucho provecho, pero que lo mismo disfrutaste con alegría y sabiduría, aprendiendo de las lecciones cotidianas de situaciones aparentemente inútiles. Sin embargo, cada día tiene su propio paquete, me diecias, y hay que abrirlo corriendo, pues quizás encontraras algo divertido y que seguramente te gustaría.

En la sobremesa de hoy, venía a nuestra charla el recuerdo de alguien distante o incluso de alguien que ya partió al mundo de la eterna alegría. Recordabas la linda ropa que usabas en los momentos especiales, como en el Colegio del Aire, y los múltiples eventos sociales que ahí se celebraban en compañía de papá. Compartías las múltiples sorpresas al abrir tu paquete diario. El viaje sorpresa a Acapulco, el abrigo que querías para los días fríos y las flores y las joyas que con frecuencia te regalaba papá con cualquier pretexto. Y todo eso que nos ocurre todos los días y que con mucha facilidad nosotros no lo percibimos. Aquello que todos los días está ahí cuando despertamos frente a nosotros, un paquete enviado por DIOS para cada uno de sus hijos, un día completito para aprovecharlo de la mejor forma posible.

En tono solemne y con las facciones propias del énfasis que quieres dar, me comentas: “A veces, los días vinieron llenos de problemas, situaciones que no pudimos resolver: tristezas, decepciones, lágrimas. Pero otras veces, vinieron llenos de sorpresas, alegrías, éxitos, victorias y conquistas”. Haciendo un balance, fueron muchísimos más los días buenos que los malos, que nos sirvieron para madurar y ensanchar nuestras espaldas.

Pero lo más importante, hijo –me decías-; es que todos los días, DIOS envuelve para sus hijos mientras dormimos, con todo su cariño y amor, nuestro regalo: EL SIGUIENTE DÍA!!!

Él acerca a nuestros días detalles coloridos, no importa lo que este por venir. Ese día cuando despertamos, ahí frente a nosotros esta nuevamente su PAQUETE. El regalo de DIOS para nosotros.

Germán, no siempre Él nos manda lo que esperamos o lo que queremos. Pero Él siempre, siempre y siempre nos manda lo mejor, lo que precisamos, que es más de lo que merecemos.

Ten presente hijo, que habrá un regalo todos los días. Y sea de quién sea, agradece primero a quien te lo envió, sin importar lo que venga dentro del PAQUETE. Sin duda, Él no se engaña ni se equivoca en cada contenido.

Si no llega hoy el PAQUETE que esperabas, espera. Ábrelo mañana con más cariño, pues en cualquier momento, los sueños y planes de DIOS llegarán para ti, envuelto en un PAQUETE.

Ten presente hijo, que DIOS no atiende nuestras voluntades, y sí nuestras necesidades. DA GRACIAS POR ESO!!!

Yo tu madre, siempre y desde donde este, te envió un paquete con bendiciones para que sientas “LA PRESENCIA DE DIOS”, y deseo que tu PAQUETE traiga mucha paz, lecciones aprendidas de la mano de DIOS y esclarecimiento sobre lo mucho que todavía tienes que aprender con Él y por Él.

Tu madre “MARUCA”.

Dios les bendice y les acoge!!!

Despertar…es

 “La esperanza es algo bueno, tal vez lo mejor. Y lo bueno nunca muere. Estaré deseando que estas palabras te encuentren, y te encuentren bien”.  A la luz de nuestras familias, decía Jesús, “No me digas que me amas, dime como vives”. “La familia que ora unida, permanece unida”. INICIATIVA LAGUNA un proyecto de valor y de valores para los laguneros y el MUNDO!!! Estoy a sus órdenes en la dirección electrónica: www.facebook.com/iniciativalaguna.comarcalagunera/ A través de Twitter: @Germandelacruzc Lo invito a visitar mi blog con más de 640 artículos de su interés: www.familia.blogsiglo.com 

 
“QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR”
Germán de la Cruz Carrizales
                                                                          TORREON, COAH. MÉXICO

                                                                                         MMXXI

Valores Familiares, 1,267 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD