“PROGRAMACIONES” (5a Parte)

ValoresGerman de la Cruz Carrizales

“PROGRAMACIONES” (5a Parte)

PUBLICIDAD

Escrito por German de la Cruz Carrizales 13 de mayo de 2019
Valores Familiares
“PROGRAMACIONES”  (5a Parte)

Continuación…

Más adelante veremos lo referente a los apodos. Pues ya veíamos anteriormente una frase que dice “Lo que pensamos con la conciencia puede estar en desacuerdo total con lo que realmente deseamos, pensamos o sentimos dentro de nuestro verdadero yo”.

Conscientemente, con nuestros cinco sentidos deseamos ardientemente una cosa pero si dentro de nosotros, a través de las programaciones infantiles o como dice el Dr. Hubbard en su libro de Dianética los “Engrams”, nos dicen otra cosa, así será nuestra actuación.

Le sugiero, que haga una lista muy personal, muy secreta de todas esas cosas que usted siente que están mal en su vida. O que tal vez no siente, pero que usted sabe que no están bien, por ejemplo: Porque siempre llega tarde a su trabajo, a sus citas, a las fiestas, a los viajes, a una entrevista de negocios, un trámite ante una dependencia oficial, etc.

Porque a veces les pega a sus hijos de una manera compulsiva, que después se arrepiente, y por más que quisiera usted no ser así, algo lo impulsa.

¿Por qué no puede tener el éxito económico que usted tanto busca afanosamente? Y por más que trabaja, que inicia negocio tras negocio, siempre algo sale mal y la situación cada vez se empeora.

Porque siempre tiene que estar detrás de las mujeres, tener una amante, y otra y otra y por más que usted se dice así mismo: -¡Ya no vuelvo a cometer este error! Pronto ya anda en las mismas.

Porque cada vez se tiene que enfermar, cuando no de una terrible gripe, un fuerte dolor de cabeza, un brazo que se le duerme, una rodilla que no flexiona, etc. Y por más médicos y medicinas, la enfermedad siempre vuelve. En fin todo aquello que a partir de esta lectura le empiece a inquietar.

Una vez que tenga una lista, pídale a su mente que le empiece a mandar la información del porqué de todas esas situaciones. Lo que va a suceder, es que de pronto, usted recibirá una especie de luces, de explosión dentro de su mente y de pronto todo lo verá muy claro. Eso quiere decir que ya ha “concientizado” sus programaciones.

 “Será un estorbo...”. Esta es otra situación muy conflictiva que sucede en nuestra vida intrauterina.

Cuando la señora ya está muy avanzada en su embarazo, ya no puede realizar las tareas domésticas, ya no se puede agachar, le duelen los pies, las piernas, se sofoca mucho, no puede conducir su automóvil, pues ya no cabe entre el asiento y el volante, etc., etc., y ahora empieza a decir, a pensar o sentir: ¿Cuándo saldré de este estorbo?; ya me dan ansias que no salgo de esto; como me estorba esta panza; ya no me queda ningún vestido, ¡ya quisiera haber salido de esta situación! Etc., etc.

Recuerde que dijimos, cuando hablamos sobre el mecanismo de la mente, que lo que la mamá piensa el niño lo recibe inmediatamente, porque ese pequeño ser, va a vivir programado para ser un estorbo. Pues son esos niños que siempre van a estar sentados donde no deben, y luego sus padres le dicen: -“quítate de en medio, como estorbas”-, -“hazte a un lado muchacho, como estorbas, ¡como estorbas!”-, -“Como estorbas, como estorbas, como estorbas”-, y se lo repiten constantemente.

Así que cuando llegan a las empresas, son esas personas que pronto ocupan un puesto de muy relativa importancia en la escala jerárquica del organigrama de la empresa, no suben más, pero no dejan que nadie suba, pues se enquistan en el puesto, ponen todos los obstáculos habidos y por haber para que nadie pase por donde ellos están, pues su orden es estorbar.

Muchas empresas pierden muy buenos elementos, porque alguien de su organización no ha querido moverse, subir, proyectarse y los buenos empleados prefieren irse a otro lado donde haya mejores oportunidades.

Así que es momento hacer un examen de conciencia y ver si no es este nuestro caso, cuántos años tiene usted trabajando en la empresa en que ahora presta sus servicios y cuántos años lleva en el mismo puesto, ¿cuántos puestos de nueva creación han surgido que han sido ocupados por nuevos elementos, que en poco tiempo han subido mucho más alto que usted?

En los registros, de las personas que asisten a mis cursos hay un renglón donde cada uno anota este dato y algunos con mucho orgullo escriben: “Subjefe del departamento de... 18 años”. Toda una vida en el mismo trabajo, en el mismo departamento, con la misma rutina.

Claro que estas personas justifican su aparente conformismo con explicaciones como esta: -¿Para qué me busco más problemas? Aquí estoy muy a gusto-. -Para que le busco, si este trabajo ya me lo sé perfectamente-. –A mí no me han dado oportunidad-. –La empresa no me aprecia-. –Aquí hay mucho favoritismo con los nuevos-. En fin, excusas, pretextos, pero la realidad es que nosotros no hemos hecho nada por salir de donde estamos. Continuará…

Dios te bendice y te acoge!!!

Despertar…es.

“La esperanza es algo bueno, tal vez lo mejor. Y lo bueno nunca muere. Estaré deseando que estas palabras te encuentren, y te encuentren bien”.  A la luz de nuestras familias, decía Jesús, “No me digas que me amas, dime como vives”. “La familia que ora unida, permanece unida”. INICIATIVA LAGUNA un proyecto de valor y de valores para los laguneros y el MUNDO!!! Estoy a sus órdenes en la dirección electrónica: www.facebook.com/iniciativalaguna.comarcalagunera/ A través de Twitter: @Germandelacruzc Lo invito a visitar mi blog con más de 510 artículos de su interés: www.familia.blogsiglo.com 

 
“QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR”
Germán de la Cruz Carrizales
                                                                          TORREON, COAH. MÉXICO

                                                                                         MMXIX

Valores Familiares, 525 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD

Suscripción por correo

¿Te gustaría recibir los escritos de German antes que nadie? Suscríbete, es gratis.

German de la Cruz Carrizales Blog de German de la Cruz Carrizales

Más escritos

PUBLICIDAD

ver más escritos de German de la Cruz Carrizales

PUBLICIDAD

Noticias populares ahora