“Mecanismo de la mente” (14ª parte)

ValoresGerman de la Cruz Carrizales

“Mecanismo de la mente” (14ª parte)

PUBLICIDAD

Escrito por German de la Cruz Carrizales 12 de junio de 2018
Valores Familiares
“Mecanismo de la mente”  (14ª parte)

Continuación…

Apareció en la prensa escrita una noticia, que aunque parece un poco chusca, no deja de tener un fondo terrible, tal vez usted se enteró de ella, cuyo encabezado decía: “LA GOLPEO SU MARIDO POR SER MALA CRISTIANA” y en el cuerpo de la nota aclaraba que el señor, la señora y sus hijos estaban en misa y los niños no guardaban la debida compostura, andaban corriendo de un lado a otro, molestando a los demás concurrentes, la esposa decidió salirse y llevarse los niños a su casa, cuando llegó el señor empezó a golpear salvajemente a los niños. La esposa, al intervenir, también fue golpeada en forma despiadada y la “única razón” que dio este esposo es “Que no es buena católica”. ¿Recuerda esta nota? Ahora la pregunta es: ¿Por qué se molestó tanto el señor?

Si usted, en ciertas circunstancias “algo” lo hace actuar de una forma fuera de lo normal, que una vez que pasan las cosas y usted se calma, luego se pregunta ¿Por qué tuve que hacer esto? Tal vez es que en su subconsciente hay una orden que fue puesta hace mucho tiempo y que ahora esa orden lo hace actuar inconscientemente.

Aquel niño, que cuando lo sentaban a la mesa, la madre de una forma enérgica lo “obligaba” a comerse todo lo que le servían, que le amenazaba con pegarle (o le pegaban) si no terminaba su plato, su mente se condicionó, de tal manera, que ahora él es un comedor compulsivo, que cuando asiste a un banquete o una cena, se come no tan sólo lo que le sirven a él sino que está viendo a ver quién deja algo en el plato para engullírselo también. Son los que ahora sufren cuando el doctor los pone a dieta rigurosa, son los que sólo están mirando el reloj vigilando que llegue la hora de la comida y cuando por alguna razón no pueden salir oportunamente, se ponen de mal humor, se molestan y en ese momento se dan la “razón” para vociferar, insultar y tal vez desconocer la orden del jefe para hacer dicho trabajo.

Luego me pasa, que en los talleres que impartimos en las empresas, se programan en horarios que interfieren con la hora de ir a comer y hay personas que lo ven tan difícil poder “aguantarse” una hora más tarde para ingerir alimentos. Si esas personas pudieran ser conscientes, verían cual es la orden que traen en el subconsciente.

Dice la Biblia “Mostrad al niño su camino y no se apartará de él jamás” pero ahora la pregunta es: ¿Qué camino nos mostraron nuestros padres? ¿El de la violencia? ¿El de “no sirves para nada”? ¿El de “quítate de aquí”? ¿El de “tú siempre tiras la leche”? ¿El de “no interrumpas a los mayores”? y en fin, tantas ordenes, que ahora aun cuando no queramos, algo nos impulsa y actuamos de una forma poco conveniente.

“Primero la mente ve lo que cree y después cree lo que ve”. En un momento dado, por diversas razones, nos han hecho creer ciertas situaciones, que nuestro subconsciente da por hecho y de ahí en adelante cada vez que vemos o participamos en una situación parecida, nuestra mente condicionada a la situación inicial, nos hace reaccionar de igual manera.

Conocemos el caso de una persona que cada vez que ve un poco de mantequilla, le provoca un fuerte dolor de cabeza, de tal manera que ahora casi no puede asistir a banquetes o reuniones de tipo social porque, ¿Qué es lo primero que ponen frente a uno? ¡Mantequilla!

Pero ¿por qué esta situación absurda en esta persona? Un día que estaba sentado en la mesa, se estaba balanceando en la silla, cuando una de las patas de la silla se rompió, se fue hacia atrás y en su desesperación por detenerse, se cogió del mantel y se trajo junto con él, todo lo que en ese momento había sobre la mesa. Al caer al piso, se golpeó la cabeza, se desmayó, cuando volvió en sí, tenía  un fuerte dolor de cabeza por el golpe, pero lo primero que vio fue la mantequilla y la mente subconsciente “creyó” (se condicionó) que el dolor de cabeza era por la mantequilla y de ahí en adelante, cada vez que ve la mantequilla “cree” que debe dolerle la cabeza.

“EMOCIONES. La sede de la mayoría de las acciones de la mente”. Mientras no nos emocionemos, no vamos a tener ningún desequilibrio y nuestra mente estará con la suficiente tranquilidad como para no actuar inconvenientemente.

¿Qué es una emoción? Un sentimiento, de una naturaleza tan variada como puede ser algo positivo: una alegría, el amor, un gusto, entusiasmo, etc., así como algo negativo: odio, celos, envidia, coraje, angustia, miedo, etc., pero cualquiera de estos sentimientos, va a provocar en el organismo un desequilibrio de las químicas y lo que debemos comprender y concientizar, es que una vez que las químicas se desequilibran, ellas van a buscar el equilibrio, no importa que nos lleve a la invalidez, la locura, el comportamiento anormal, la enfermedad física o la muerte.

Esa es la razón por la que anteriormente mencionamos sobre la composición química de nuestro cuerpo y también entonces les pedí que analizaran detenidamente esa situación, porque esos componentes de nuestro cuerpo, son terribles venenos, que cada vez que los aceleramos, pueden acabar con nuestra existencia. Es tan fácil desequilibrar las químicas y a veces lo hacemos por motivos tan simples, tan superficiales. Lo que debemos comprender, es que aun esos motivos, que tal vez después que los analicemos, no sabemos porque, pero adquieren tanta importancia, que nos hacen actuar sin razón. Continuará…

Dios te bendice y te acoge!!!

Despertar…es.

“La esperanza es algo bueno, tal vez lo mejor. Y lo bueno nunca muere. Estaré deseando que estas palabras te encuentren, y te encuentren bien”.  A la luz de nuestras familias, decía Jesús, “No me digas que me amas, dime como vives”. “La familia que ora unida, permanece unida”. INICIATIVA LAGUNA un proyecto de valor y de valores para los laguneros y el MUNDO!!! Estoy a sus órdenes en la dirección electrónica: www.facebook.com/iniciativalaguna.comarcalagunera/ A través de Twitter: @Germandelacruzc Lo invito a visitar mi blog con más de 460 artículos de su interés: www.familia.blogsiglo.com 

 
“QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR”
Germán de la Cruz Carrizales
                                                                          TORREON, COAH. MÉXICO

                                                                                         MMXVIII

Valores Familiares, 615 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD