“mecanismo de la mente” (11ª parte)

ValoresGerman de la Cruz Carrizales

“mecanismo de la mente” (11ª parte)

PUBLICIDAD

Escrito por German de la Cruz Carrizales 21 de mayo de 2018
Valores Familiares
“mecanismo de la mente”  (11ª parte)

Continuación…

“Nuestro Intelecto”. Ese departamento de nuestra mente donde tenemos la conciencia, donde podemos, con todo conocimiento de causa medir y meditar las consecuencias que nos pudieran acarrear alguna acción de nuestra parte. El primer departamento que analizaremos es: La voluntad.

“La voluntad (Jefe de la mente)”. Todos tenemos dentro de nosotros un gran poder, que nos ayudará a lograr grandes propósitos de nuestra vida, que es nuestra voluntad propia.

Si no hay voluntad de hacer o intentar algo, muy difícil será que alguien, por medios externos nos lo imponga... (La calidad, la actitud en una empresa, la armonía en una familia o el desarrollo de un pueblo no se hacen por decreto y ya) tenemos un dicho muy nuestro, pero muy real: “A FUERZAS NI LOS ZAPATOS ENTRAN”... por más que nos presionen para que hagamos algo y si nosotros no lo queremos hacer, nadie podrá influir en nuestra decisión.

Es el caso de los “Ni-ni” (Ni estudian, ni trabajan), de los hijos “problema”, esos jóvenes que ya no quieren estudiar, que abandonan la escuela, que no asisten, pero sí hacen creer a sus padres que aún están interesados en terminar sus estudios, pero que a ellos les parece más “NICE” andar con los amigos escuchando música a todo volumen, fumando cigarrillos, o drogándose con “hierba” o pegamento o..., es decir, echando a perder su juventud, su vida, sus oportunidades, su salud misma.

Por más que los padres le llaman la atención, le suplican, los castigan, los amenazan, mientras esos jóvenes desequilibrados no “quieran”, no tendrán la “voluntad” de cambiar su actitud, nada de lo anterior será suficientemente impactante para “convencerlos” del error en que están metidos, (... ¿Por qué te tatuátis? Nomás, ¿porque te rayátis? Nomás... tengo miedo que la policía me lo confunda con un cholo...) ¿recuerda esta canción tan de moda  y  tan real en su tiempo? Ejemplifica muy bien esto que estamos diciendo.

A través de los cursos hemos conocido infinidad de casos, de padres desesperados por esa actitud indolente de los hijos, muchachos de 19 o 20 años que ya son una verdadera carga para el hogar, muchachos que duermen muy entrada la mañana, que con toda la “concha” del mundo “exigen” ropa limpia, jabón, desodorante, espuma para afeitarse, desayuno completo, cigarros, etc., pero que no aportan ningún dinero al hogar para sostener la carga económica y muchas de las veces las que soportan esta situación son las mamás o hermanas, quienes pierden los mejores años de su vida desaprovechando la oportunidad de buenos “partidos”, porque no pueden dejar a sus padres, porque sin su ayuda económica aquel hogar fracasaría, pero eso no les importa a esos muchachos “irresponsables”; sin embargo, cabe aquí hacer otra consideración tal vez un poco dura, fuerte, drástica, que tal vez moleste a más de una persona, pero si usted está pasando por alguna situación desagradable, es solamente ¡PORQUE USTED QUIERE!, no hay otra... Todo lo que nos ha pasado en la vida, como enfermedades, accidentes, problemas morales, desavenencias conyugales, ha sido solo porque ASÍ LO HEMOS QUERIDO.

Usted dirá -¿A poco yo quiero estar enfermo? ¿Tener problemas económicos? ¿Problemas familiares? En fin, es que nadie quiere conscientemente tener ningún problema. Yo estoy de acuerdo con eso, ¿Pero qué tal, inconscientemente?

En el caso de los alcohólicos, que ellos saben que están echando a perder su vida, su salud, su matrimonio, su empleo, sus hijos y ellos se juran a sí mismos que ya jamás volverán a emborracharse, pero al día siguiente lo que más apetecen, con una verdadera desesperación es “solo una copa” pero que nuevamente, no pueden detenerse hasta que quedan inconscientes, embrutecidos por el alcohol. Sin embargo cuando verdaderamente lo desean, cuando honestamente tienen voluntad de rehabilitarse, buscan la ayuda, el apoyo y cuando verdaderamente reconocen que están en un problema, que ya su “vicio” es una enfermedad y que aceptan que están picados por el alcoholismo, es cuando su cura empieza a ser realidad.

En el programa de escuela de padres, que asisto a dar conferencias mes con mes, en varios colegios y escuelas de la comarca lagunera, una persona se me acercó y me comentaba que un hermano suyo tenía  problemas con la droga, que si lo podía asesorar. Nos vimos varias veces, tenía problemas serios con alcohol, drogas, mujeres, etc. Pero él quería salir de eso y cuando pudo ver su realidad, su vida cambió radicalmente, encontró su libertad, pero muy importante, “él quiso”, y en tan solo tres meses volvió a ver la vida diferente, hoy día tiene metas, que ha logrado paulatinamente, dejó amistades que no le permitían crecer, ya compró su camioneta, su casa, un terreno, está tomando clases de inglés y está próximo a emprender un viaje laboral a Canadá.

Conocí el caso de una persona que dejé de ver por varios años, él es un profesionista, gana muy buen dinero, pero su situación con su esposa era muy tensa, pues a él le encanta la bohemia, la música, le gusta cantar y por tal motivo las mujeres se le ofrecían y una vez que empezaba una parranda, duraba varios días para terminarla, la droga llegaba con mucha facilidad  a su negocio y éste empezó a decaer gradualmente, su matrimonio era un caos, sus hijos ya no lo respetaban, pues el espectáculo que les ofrecía no era nada edificante, la situación en general estaba a punto de hacer crisis. -Dejé de verlo-.

Mi sorpresa fue cuando lo volví a ver, muy alegre, disfrutando de la vida, su esposa cada vez más cariñosa con él, nos vimos en una cena de una importante empresa lagunera. Cuando el mesero nos servía alguna copa me di cuenta que a él solo le servían refresco. Tengo más de dos años que no tomo Germán, me dijo muy orgulloso, al preguntar sobre lo que estaba haciendo o qué tipo de terapia llevaba, solo me dijo una frase: “FUERZA DE VOLUNTAD”.

Así que amigo mío, haga uso de ese poder interno suyo.

Para “No” hacer las cosas, puede haber mil pretextos, pero para “Sí” hacerlas, solo hay UNA razón: QUERER, es decir tener la VOLUNTAD. Sin embargo, cuantas veces nos hemos sentido frustrados, al ver que nuestros deseos se estrellan entre mil y un obstáculos que nos hacen sentir impotentes, inseguros, incapaces, inútiles, que a veces nos abandonamos al vaivén de las circunstancias y nos cobijamos cómodamente en un: “no se puede, esto está muy difícil, tal vez no lo quiso Dios, el gobierno no ayuda, eso es solo para los ricos”, etc., etc., y lo que no podemos ver o sentir en ese momento es que nuestra voluntad a flaqueado o que realmente no queríamos lograr ese objetivo. Continuará…

Dios te bendice y te acoge!!!

Despertar…es.

“La esperanza es algo bueno, tal vez lo mejor. Y lo bueno nunca muere. Estaré deseando que estas palabras te encuentren, y te encuentren bien”.  A la luz de nuestras familias, decía Jesús, “No me digas que me amas, dime como vives”. “La familia que ora unida, permanece unida”. INICIATIVA LAGUNA un proyecto de valor y de valores para los laguneros y el MUNDO!!! Estoy a sus órdenes en la dirección electrónica: www.facebook.com/iniciativalaguna.comarcalagunera/ A través de Twitter: @Germandelacruzc Lo invito a visitar mi blog con más de 450 artículos de su interés: www.familia.blogsiglo.com 

 
“QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR”
Germán de la Cruz Carrizales
                                                                          TORREON, COAH. MÉXICO

                                                                                         MMXVIII

Valores Familiares, 807 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD