“mecanismo de la mente” (10ª parte)

ValoresGerman de la Cruz Carrizales

“mecanismo de la mente” (10ª parte)

PUBLICIDAD

Escrito por German de la Cruz Carrizales 15 de mayo de 2018
Valores Familiares
“mecanismo de la mente”  (10ª parte)

Continuación…

Tal vez usted leyó o vio la película “Vida después de la vida”, ahí se explica más detalladamente, inclusive con alguna fantasía la experiencia que han tenido cientos de personas que ya han estado en el umbral de la muerte, todos coinciden en que sienten una paz total, una sensación de tranquilidad, una felicidad indescriptible y todos ven un círculo luminoso al final de un túnel muy oscuro y cuando ya se van acercando a dicha luminosidad, sienten o escuchan una voz en su interior que les pregunta: -¿Ya terminaste tu misión?-

En un curso nos platicaba un ingeniero de producción que en cierta época de su vida, sufrió un shock causado por una reacción a cierto medicamento, perdió el conocimiento, él no se dio cuenta por cuanto tiempo, lo que sí empezó a sentir, fue esa paz y esa tranquilidad que comentamos antes, cuando vio esa luz, y escuchó esa voz, dice que en esos momentos se acordó de su joven esposa, de sus hijos tan pequeños aún, por lo que sintió que debería volver a la vida para sacar adelante a la familia. En esos momentos sintió un terrible ardor en sus ojos, pues la doctora que lo estaba atendiendo, le había puesto alcohol en el cerebro y le estaba dando un enérgico masaje al corazón, por lo que el olor tan penetrante le causo un escozor en los ojos.

Esta experiencia en los casos que conocemos, se repite: Recuerda que le comenté que tuve la oportunidad de conducir un programa de televisión llamado “Valor es”, en uno de los tantos programas, tuvimos como invitada a una amiga nuestra que tuvo un accidente en donde perdió a su madre y ella estuvo en estado de coma, pero cuando ve esa luz y siente esa paz (estaba pasando el umbral de la muerte), escuchó la voz de su esposo que le decía desesperado “No te vayas, lucha, se fuerte, te necesitamos” en esos momentos reaccionó a los esfuerzos que el cuerpo médico estaba haciendo. En la graduación de nuestro hijo los vimos y están contentos y juntos como matrimonio, aunque han pasado por muchas pruebas, pues su misión aún no concluye. En julio de 2011 la salude en un centro comercial de Torreón, Coah., con sus hijos alegres y llenos de vida.

Otra doctora sufrió la caída de un rayo que la lleva al borde de la muerte y cuando se aproxima al umbral, su esposo le grita también: “Gloria, no sea cobarde, los niños Gloria los niños”, y regresó. (Puede encontrar este testimonio en internet, Doctora Gloria Polo Ortiz)

Estas personas que han sufrido una experiencia de este tipo, dicen que después de esta experiencia, aprecian tanto la vida, los pequeños detalles a su alrededor, como una puesta del sol, el ver salir la luna, los pájaros en los parques, el bullicio de los niños, el grito de los vendedores callejeros, es decir, se despojaron de todos sus falso orgullos, de toda ostentación, pues ellos han vivido esa tremenda experiencia de tener una verdadera “vida después de la vida”.

Cuando un ejecutivo de una importante tienda departamental de Torreón, Coah., estaba en el hospital en un estado de inconsciencia en terapia intensiva, me acerque a él y (mentalmente de dije) que si tenía  conciencia de que aún estaba vivo, que si ya había terminado su misión en esta vida, después de esa conversación mental al poco tiempo dejo de existir. Es decir, con todas esas experiencias personales, podemos asegurar que aún en el último instante de nuestra vida, sabemos lo que está pasando a nuestro alrededor.

Luego sucede que un ser querido (hijo, esposo, madre, etc.) entra en un estado de agonía y ésta se prolonga por días, semanas y a veces meses o años (¿recuerda el caso de aquella señora que dio a luz en USA y quedó en coma por treinta años y para un 25 de diciembre volvió?) y ni se muere ni se recupera, y todo porque algún miembro de la familia no lo deja concluir su misión.

La hija de una alumna, de tan solo doce años, enfermó gravemente de hepatitis, fue internada en el seguro social, se hizo todo lo humanamente posible, pero la enfermedad había avanzado terriblemente, por lo que los médicos se declararon incompetentes, la desahuciaron y solo esperaba que de un momento a otro muriera aquella niña.

Los días pasaban y la niña continuaba inexplicablemente con vida, hasta que a una de las enfermeras se le ocurrió pensar, que la que no la dejaba morir era la madre que no se despegaba del lecho del dolor día y noche. Le insistieron al padre de la niña para que retirara a su mujer de ahí, y éste por medio del convencimiento y amor, le dijo: -vamos mujer, para que comas algo aquí abajo-. Y en el momento que salían del edificio para dirigirse a uno de los lugares cercanos para comer algo, la niña dejo de existir.

Otro señor me confesaba que él ha mantenido con vida a una niña que tiene siete años, los médicos la desahuciaron, sin embargo para este hombre ha sido un golpe tan duro, que casi se ha peleado con Dios porque según él, le quiere arrebatar a su hija. Ojala algún día comprenda que la misión de esa niña ha sido cumplida y que ya no tiene por qué estar aquí.

Es decir, usted que está leyendo esto, si aún está vivo es porque su misión no ha sido cumplida, pues en el momento que esto llegue a suceder, sin ninguna razón aparente, sin enfermarse, solo un simple dolor y usted deja de existir.

Por todo lo anterior, creo que es importante que nos pongamos a meditar amplia y profundamente: ¡Que estoy haciendo en esta vida!

Si aún no logramos aprender la lección, entonces éste es un buen día para comenzar, dejar a un lado los odios, las envidias, los malditos celos, los corajes, las angustias, los miedos y todas aquellas pasiones insanas que de algún modo nos privan de disfrutar la vida. Continuará…

Dios te bendice y te acoge!!!

Despertar…es.

“La esperanza es algo bueno, tal vez lo mejor. Y lo bueno nunca muere. Estaré deseando que estas palabras te encuentren, y te encuentren bien”.  A la luz de nuestras familias, decía Jesús, “No me digas que me amas, dime como vives”. “La familia que ora unida, permanece unida”. INICIATIVA LAGUNA un proyecto de valor y de valores para los laguneros y el MUNDO!!! Estoy a sus órdenes en la dirección electrónica: www.facebook.com/iniciativalaguna.comarcalagunera/ A través de Twitter: @Germandelacruzc Lo invito a visitar mi blog con más de 450 artículos de su interés: www.familia.blogsiglo.com 

 
“QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR”
Germán de la Cruz Carrizales
                                                                          TORREON, COAH. MÉXICO

                                                                                         MMXVIII

Valores Familiares, 360 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD