“CUALIDADES” (17ª Parte)

ValoresGerman de la Cruz Carrizales

“CUALIDADES” (17ª Parte)

PUBLICIDAD

Escrito por German de la Cruz Carrizales 12 de febrero de 2018
Valores Familiares
“CUALIDADES”   (17ª Parte)

 

Continuación…

9. Memoria. Esta es otra cualidad de la que fuimos dotados todos los seres humanos, pero que desgraciadamente, en vez de usarla para nuestro beneficio, la usamos para salir de los compromisos o de las obligaciones, pues ante un “se me olvido”, “no me acorde”, etc., ¿Qué podemos hacer? Nada. En el restaurante de un conocido centro comercial de Torreón, Coah. Se reunían un grupo de amigos, platicando y disfrutando del encuentro, cuando uno de ellos dijo: Me van a  perdonar, pero me voy a retirar, pues tengo que ir a una junta de la escuela de mis hijos. Al tiempo que se ponía de pie para abandonar la reunión.

No te vayas, pues estamos tan a gusto. Le insistieron a coro. Sí, pero es que tengo que llevar un informe pues yo soy el tesorero de la escuela, insistió aquel amigo.

Diles que se te “olvido la junta”. Le dieron una pista para la excusa. Tienen razón, total, les digo que se me olvido que ahora era el día de la junta. Dijo muy convencido al mismo tiempo que se sentaba a seguir disfrutando de la reunión con sus amigos.

Y usted amigo(a), cuantas cosas que debe realizar las pospone para después, se ocupa de otra cosa, que tal vez sea más de su agrado, y aquella, que por alguna razón usted no quería llevar a cabo se le olvidaba y la excusa es muy válida “se me olvido”.

Todos los humanos fuimos dotados de más o menos unas doscientas mil millones de células cerebrales llamadas neuronas, todas ellas tienen información, que a través de la vista, el oído, el olfato, el tacto, el gusto y la percepción extrasensorial, constantemente estamos alimentando, guardando y en un momento dado, aquellos que hacía años no lo habíamos vuelto a recordar, se hace tan real, tan vívido que parece que en ese momento está sucediendo.

Hay personas que dicen, “Yo tengo muy mala memoria”, otras se jactan de tener “muy buena memoria”. La verdad es que no podemos decir si tenemos buena o mala memoria, solo tenemos memoria. El que la usemos o no la usemos ese es ya otro asunto.

Si usted tiene realmente lagunas mentales, pero que sean verdaderamente laguna mentales, es decir: que va a su trabajo y cuando menos lo piensa ya anda en otra colonia de la ciudad o en otra calle y usted no sabe cómo llegó hasta  allá, o si va de un escritorio de su oficina a otro departamento y pronto no sabe para qué asunto se trasladó ahí teniéndose que regresar a su lugar y al momento de sentarse, solo hace un chasquido con sus dedos, porque hasta ese momento se volvió a acordar del asunto. O tal vez esté platicando con alguien, empieza a platicar una anécdota y de pronto dice usted: ¿A que vino esta plática? ¿O que te estaba diciendo? Entonces sí, le recomiendo que visite un especialista, pues debe de traer algo más profundo en su mente que tal vez usted quiere olvidar y eso es lo que le está bloqueando su mente.

Una asociación de mujeres profesionistas, en una ocasión me invitaron a dar una conferencia sobre “Hijos Huérfanos de Padres Vivos” en una cámara de industriales en la ciudad de Gómez Palacio, Dgo., entre las participantes había una persona que se me hizo muy familiar, jamás se me olvida un rostro, una cara, pues como veo miles de personas cada año en muchas partes del país se me dificulta identificar a todas. Al terminar la conferencia se me acercó y entonces me dijo: “Ya no se acuerda de mí, verdad” le conteste, sí me acuerdo, pero no de dónde. De la Presidencia, -me dijo- en la administración del Lic. López y vinieron inmediatamente a mi memoria toda la información, pero ahí estaba almacenada, guardada. Y fue un momento muy agradable recordar ese equipo de trabajo que formamos entonces.

Hace un tiempo, una de las personas que asistió a uno de los seminarios que impartimos y tocamos el tema de la memoria me decía: Ingeniero Germán, yo no sé lo que me pasa, pues por más que quiero recordar mi infancia, no logro traer a mi mente ningún recuerdo, me puedo acordar y con lujo de detalles toda mi vida hasta los once años, pero más para atrás, como que hay una barrera y solo veo una terrible oscuridad. Cuando tratamos el caso, lo llevamos (mediante una técnica especial) a través de una regresión en su vida y encontró cual era la razón de su bloqueo mental. En la época de la inundación en la Comarca Lagunera por ahí de los noventas, donde hubo varios muertos, casas que se cayeron y él que era un niño, estaba dormido solo en su casa, cuando despertó ya ésta estaba inundada, no pudo abrir la puerta, las ventanas tenían rejas, de tal manera que quedó atrapado y creyó que se iba a morir ahí, el pánico que sintió en ese momento, esa impotencia para poder salir, fue lo que lo hizo escapar de la realidad.

Al momento de llegar a ese punto, como que se le descorrió una cortina y después me decía muy contento: Fíjese que ahora me vienen a la mente tantos maravillosos momentos de mi vida de niño que ahora quisiera escribirlos para que no se me vuelvan a olvidar. Así que si usted tiene el problema de la “mala memoria” ejercítela constantemente.

Una forma es, pararse en el aparador de alguna tienda, donde haya una exhibición de artículos muy variados, obsérvelos por un momento y trate de grabarlos en su memoria, vuélvase de espadas al aparador y en una hoja de papel anótelos como están distribuidos, luego compárelos, tal vez al principio no logre mucho avance, pero poco a poco su memoria se ira ejercitando, hasta que se discipline para tener una memoria fotográfica.

Cuentan que hubo una exposición de cerebros, ahí estaban los cerebros de los más grandes hombres de ciencia que han existido en el mundo y cada cerebro tenía un valor. El de Bon Braun valía $250,000 Dlls., el de Albert Einstein $500,000 Dlls., y así hasta que estaba al final de la exhibición uno que valía $1’000,000 de Dlls., una persona extrañada pregunto: ¿De quién es ese cerebro tan valioso?, si el de Bon Braun, valía solo $250,000 Dlls. Le contestaron que era el de un mexicano, ¡cómo! contesto extrañado, ¿era un sabio? No, le contestaron, lo que pasa es que no se usó nunca, ¡esta nuevecito!

Así pues, use la capacidad de su “memoria” y ya por amor de Dios, deje de quejarse Continuará…

Dios te bendice y te acoge!!!

Despertar…es.

“La esperanza es algo bueno, tal vez lo mejor. Y lo bueno nunca muere. Estaré deseando que estas palabras te encuentren, y te encuentren bien”.  A la luz de nuestras familias, decía Jesús, “No me digas que me amas, dime como vives”. “La familia que ora unida, permanece unida”. INICIATIVA LAGUNA un proyecto de valor y de valores para los laguneros y el MUNDO!!! Estoy a sus órdenes en la dirección electrónica: www.facebook.com/iniciativalaguna.comarcalagunera/ A través de Twitter: @Germandelacruzc Lo invito a visitar mi blog con más de 420 artículos de su interés: www.familia.blogsiglo.com 

 
“QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR”
Germán de la Cruz Carrizales
                                                                          TORREON, COAH. MÉXICO

                                                                                         MMXVIII

Valores Familiares, 573 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD