“CUALIDADES” (7ª Parte)

ValoresGerman de la Cruz Carrizales

“CUALIDADES” (7ª Parte)

PUBLICIDAD

Escrito por German de la Cruz Carrizales 06 de noviembre de 2017
Valores Familiares
“CUALIDADES”  (7ª Parte)

 

Continuación…

Recuerda…

5. Jovialidad. Ser joven quiere decir ser alegre, estar siempre de buen humor, tener siempre una cara sonriente, amistosa, con una frase o un cumplido siempre a flor de labios.

Pero cuanta gente conoce usted, que siempre andan con el gesto adusto, agrio, como si anduvieran oliendo a podrido o algo desagradable, que no puede sonreír, que repelen cualquier intento de comunicación positiva y por lo tanto son seres amargados, solitarios. Así que para tratar de superar esta posible falla en nuestro comportamiento, le voy a sugerir que ponga en la puerta que usted usa para salir de su casa, una frase que diga “Sonría antes de salir” y sobre la frase coloque un espejo donde usted pueda ver su cara y empiece a ensayar una sonrisa, hasta que sienta que esa sonrisa es natural, sincera, muy de usted.

Quiero decirle que esto no es fácil, pues como lo veremos más adelante, la razón por la que traemos, esa angustia, ese coraje, se debe a algo tan profundo, que no es fácil comprenderlo de momento. En algunas ocasiones mientras dictamos algún curso o conferencia hacemos algunos chistes, con el fin de ir midiendo la manera de pensar del auditorio y cuando a algunos de los participantes no les hace gracia, en el receso procuro platicar con ellos y casi siempre encontramos la razón del porqué de su comportamiento, y al final del proceso, son los que más gozan de los comentarios chuscos y de las situaciones cómicas, ya que parece que solo necesitan una válvula de escape para soltar toda su amargura.

En uno de los cursos tuve la experiencia con un joven que se sentó en la tercera fila del pasillo central, quedaba justo frente de mí, ya que el salón en el que estábamos contaba con un estrado más o menos alto, así que podía ver fácilmente la reacción de los participantes. Desde el momento en que este joven se presentó y empecé a comentar tanto las reglas del curso como un panorama general del mismo, sentí de parte de ese joven hacia mí, una mirada de rechazo, de odio, de resentimiento, de coraje, de impotencia, lo que hizo que le pusiera más atención que al resto del grupo. Durante la exposición de las primeras platicas a cada pregunta que yo hacía, de cada concepto que comentaba, de cada chiste que contaba inmediatamente me reviraba con frases en doble sentido, movía la cabeza negativamente, como que no le convencían mis argumentos, ni le interesaba lo que pudiera yo compartir a través de las dinámicas, las frases, los conceptos.

Durante los descansos, lo buscaba y empecé a ganarme su confianza, así pude darme cuenta que era hijo natural, que no había conocido a su padre, por lo que comprendí y se lo hice comprender a él lo que en verdad le estaba pasando, cambio totalmente su actitud y al final al entregarle su diploma y darle un fuerte abrazo, llorando me dijo al oído: “Este es el abrazo, que yo siempre quise recibir de mi padre”.

Y eso era precisamente lo que no le permitía sonreír, pues traía tanto coraje con aquel hombre que lo había engendrado y abandonado cuando más lo necesitaba. Por lo que al verme frente a él, y escuchar lo que yo estaba diciendo, de alguna manera yo representaba para él aquel padre al que tanto odiaba y todo lo que le decía le molestaba, porque eso era precisamente lo que él hubiera querido oír, pero muchos años atrás.

Así que amigo(a), si usted no puede sonreír, si le molesta la felicidad de los demás, trate de ver sinceramente, que situaciones ha vivido en su vida pasada que le marcó un destino agrio, sombrío, lleno de odios y rencores. Reconozca esa situación y sobretodo trate de ver lo positivo que ahora tiene y sentirá como pronto usted también podrá sonreír.

¿Se ha puesto usted a pensar lo que vale su sonrisa, lo que se lo apreciarán los demás; y sobretodo, que a usted no le cuesta absolutamente nada sonreír?

En la ciudad de Camargo, Chihuahua en uno de los cursos que impartía por aquellos lugares, esperaba al director y dueño de la empresa para que hiciera la presentación oficial del curso, pero al ver que no llegaba se los hice saber a las personas ahí reunidas y una de ellas (a quien yo no conocía en lo personal) se presentó como la esposa de aquel directivo que no llegó, pero lo hizo de una manera un tanto agresiva, lo que consideré un tanto razonable de su parte, pues pensé que se sentiría molesta por la descortesía de su esposo.

Al día siguiente se presentó el señor y estuvo participando durante la primera hora del curso muy activamente y durante el receso le preguntaba cuál había sido la razón de su ausencia el día anterior y me dijo: ¨mire Ing. de la Cruz, la realidad es que consideré que el curso no era para mí, pues todo lo que usted pueda decir yo ya lo sé, sin embargo ahora vine para saber qué es lo que les dice a la gente, porque anoche me llegó mi esposa muy cambiada en su carácter, que a mí me sorprendió, pues hacia como diez años que no la veía sonreír y ahora se ve tan bonita¨, terminó suspirando aquel amadísimo esposo.

Así que usted también sonríale a la vida, hágalo como una costumbre y verá que diferente se ven las situaciones. Continuará…

Dios te bendice y te acoge!!!

Despertar…es.

“La esperanza es algo bueno, tal vez lo mejor. Y lo bueno nunca muere. Estaré deseando que estas palabras te encuentren, y te encuentren bien”.  A la luz de nuestras familias, decía Jesús, “No me digas que me amas, dime como vives”. “La familia que ora unida, permanece unida”. INICIATIVA LAGUNA un proyecto de valor y de valores para los laguneros y el MUNDO!!! Estoy a sus órdenes en la dirección electrónica: www.facebook.com/iniciativalaguna.comarcalagunera/ A través de Twitter: @Germandelacruzc Lo invito a visitar mi blog con más de 420 artículos de su interés: www.familia.blogsiglo.com 

 
“QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR”
Germán de la Cruz Carrizales
                                                                          TORREON, COAH. MÉXICO

                                                                                         MMXVII

Valores Familiares, 157 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD

Suscripción por correo

¿Te gustaría recibir los escritos de German antes que nadie? Suscríbete, es gratis.

German de la Cruz Carrizales Blog de German de la Cruz Carrizales

Más escritos

PUBLICIDAD

ver más escritos de German de la Cruz Carrizales

PUBLICIDAD

Noticias populares ahora