Doctor Doctor, please… el último concierto

El Diván del DihabloEduardo Sepúlveda

Doctor Doctor, please… el último concierto

PUBLICIDAD

Escrito por Eduardo Sepúlveda 15 de noviembre de 2020
scorpions, iron maiden, legacy, concierto, adiós, Irving
Doctor Doctor, please… el último concierto

En 1974, la banda UFO lanzó la canción Doctor, Doctor. Años más tarde, Iron Maiden la grabó como lado B de un ‘single’, luego la utilizó como ‘intro’ para iniciar sus conciertos durante años. En 2018, Iron Maiden se embarcó en una gira mundial (por todo el mundo) y el año pasado tocó nuestro país: The Legacy. ¡Bendito sea el ‘heavy metal’!  

Recuerdo recibir tu llamada, amigo, “Ya tengo tu boleto, pinche Jimmy; vamos a ir, güey”. Ni cómo negarme, la “Doncella” nos esperaba; iba a ser el concierto de nuestras vidas. Esta vez, no había un disco en promoción, el nombre del ‘tour’ lo decía todo. En ese sentido, Maiden sabe cómo jugar con la nostalgia.

Han sido muchos años, amigo, mucho recorrido. ¿Te acuerdas de Metallica? ¿O la vez que pasaste por mí el mismo día del concierto de Scorpions, desde Durango hasta Monterrey? Conducías a una velocidad ilegal y en el camino te obligaron a detener tu veloz paso en par de ocasiones, aunque supiste resolverlo.

Esta vez iba a ser diferente. Aseguraste los boletos con meses de anticipación, no como aquel día que los compramos en taquilla, llegando. Ahora, el viaje fue en avión, anticipado; no como siete años atrás, cuando pasaste por mí tan solo cinco horas antes de la cita, a 300 kilómetros de casa. ¡Apenas y pude sacar una mochila que me sirvió para nada! Pero así te gustaba ser, aventurero. Lo mejor es que las cosas se te daban, nada podía salirte mal.

El ingreso al concierto fue caótico, a leguas se notaba el sobrecupo. Se sabe de antemano que el Palacio de los Deportes en la CDMX no es el mejor escenario, pero también hemos pasado jornadas gloriosas ahí. Como sea, ya estando, nada más emotivo que iniciar con Doctor Doctor para calentar motores. ¡Ches inglesitos, saben cómo emocionarnos! La canción es casi perfecta, lo único que le falta, son más minutos de duración. “Livin', lovin', I'm on the run, so far away from you…”.

El repaso de éxitos fue continuo; 27 de septiembre de 2019, tanto que esperamos por estar ahí. Desde el emblemático Piece of Mind, los primeros álbumes, la época de Blaze, algo de la reciente época… Una cerveza casi para finalizar entre la multitud desbordada y Fear of the Dark de fondo, “I’m a man who walks alone…” entre los pasillos atestados del foro, ¿te acuerdas, “pinchi” Irving? Todo gracias a ti, a que nunca te quedas con las ganas de hacer algo.

Finalmente, no fue el mejor concierto, pero igual supiste hacer de ese, un momento único. Como siempre.

Hoy, hace una semana, supe que ya no estabas con nosotros, que no pudiste más. Debió ser duro luchar durante 15 días por seguir respirando, en una época en la que en cualquier instante podemos dar el último aliento.

Desde que te conocí, hace más de 25 años, siempre te vi sonriendo. Casi estoy seguro que así te fuiste, con la sonrisa dibujada en el rostro. Ocurrente siempre. Así, un día, decides irte sin decir adiós.

El año fue complicado para ti, pero ni así dejaste de bromear. Nunca te vi derrotado; siempre tenías algo en mente. O al menos no querías preocupar a los demás. Creo que nunca terminaremos de entender porque los buenos se van, o como dijeran los Scorpions en 2012, The Good Die Young.

¡Debí ir a ese concierto de Iron Maiden en 2019 contigo! Debí haber estado ahí; sin saberlo, era nuestro último concierto. Y sin embargo, este año ya planeábamos asistir a varios para 2021. Metallica, siempre en la lista.

En todos estos años, quizá solo en un par de ocasiones me hiciste enojar. Buena cifra, yo reniego hasta porque vuela la mosca. Pero siempre supiste estar ahí, como amigo, aún en la distancia, para una charla, un consejo… De repente, de la nada, irrumpías en mi celular con una foto para decirme: “Mira dónde estoy, Jimmy”. Y eras tú, sonriendo, en algún concierto, en el estadio de los Medias Rojas o devorando un “exquisito manjar”.

Dejas a dos maravillosas hijas, una familia que deberá aprender a vivir sin tus ocurrencias y una horda de amigos a los que siempre nos hiciste reír. A los que nos contagiaste con esa cuota de vida, de no quedarse con ganas de hacer las cosas. No olvidaré el concierto del 5 de septiembre de 2012, en Monterrey, aunque ambos sabíamos que eran más los que estaban por venir.

Buen viaje, amigo, nos volveremos a encontrar. Mientras, ya debes estar haciendo reír a quienes están contigo en el lugar donde estás... Poniendo apodos (de los 37 que recuerdo que me pusiste a mí, mi favorito siempre será “mi carnalillo”, mi carnal).

Gracias, Irving, debí ir a ese último concierto. Si así, sin ir, pienso que estuve ahí…

Doctor doctor, please. Don't you know am going fast…”.

Este viernes, saldrá a la venta un nuevo disco de Iron Maiden, en directo... justo con lo mejor de las noches de la "Doncella" por su paso en México en 2019. Lo espero con ansías, carnal, sé que ahí te volveré a escuchar. Ahí vas a estar, siempre. 

"Doctor doctor..."

*Texto tomado del Muy Nuevo Libro de las Revelaciones según el Dihablo.

Doctor Doctor, please… el último concierto Toma del Final Sting Tour, en Monterrey

Toma del Final Sting Tour, en Monterrey

Despedida de Scorpions en la Arena Monterrey, 5 de septiembre de 2012

Despedida de Scorpions en la Arena Monterrey, 5 de septiembre de 2012

scorpions, iron maiden, legacy, concierto, adiós, Irving, 1,474 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD