Estado de sitio

Blogs de El Siglo

Estado de sitio

PUBLICIDAD

Escrito por Diana Miriam Alcántara Meléndez 02 de abril de 2015
Cine, Estado de sitio
Estado de sitio

El director Costa-Gavras presenta con Estado de sitio (Francia-Italia-Alemania Occidental, 1972) un crítico e ilustrativo relato sobre poder, control, opresión, fascismo, resistencia, rebeldía y lucha. Ambientada en Uruguay, la historia relata la situación social de una nación en la que el gobierno de Estados Unidos ha intervenido en sus sistemas gubernamentales, específicamente entrenamiento y manejo policiaco-militar. Un grupo de ciudadanos de la guerrilla izquierdista uruguaya (Movimiento de Liberación Nacional - Tupamaros) quiere terminar con la situación y su estrategia es la guerrilla urbana, ilustrada, en este caso, con el secuestro de un agente del gobierno estadounidense, Philip Michael Santore, quien supuestamente trabaja como técnico de comunicaciones, pero que en realidad es experto en guerra contrainsugente y espionaje. El suceso desencadena una profunda crisis político-social en el país: el gobierno entra en conflicto de poderes, los periodistas presionan respecto a la realidad  social y la importancia significativa de la fuerza de la oposición, el grupo rebelde presiona para que el gobierno de Estados Unidos se declare culpable de intervenir y se retire, pidiendo a cambio de la vida del funcionario la liberación de prisioneros pertenecientes a este grupo, mientras la ciudad queda inmersa en un caos absolutista, en un despliegue excesivo de fuerza militar, sufriendo el autoritarismo extremo del gobierno, en un estado de sitio.

Las diferentes perspectivas sobre el mismo hecho, el secuestro, y todas sus implicaciones sociales,  hacen que la película sea reflexiva respecto al contexto, a la par que se adentra en un tema, gracias a la ficción, basado en formas de gobierno autoritarias y represivas presentes en diferentes partes del mundo en la vida real. Es la forma en que la historia demuestra métodos de presión radical que hacen de la película un importante vehículo de análisis sobre las formas en las que operan los sistemas de poder y contrapoder, de manipulación ideológica por el poder capitalista mundial (Estados Unidos) y su afán intervencionista por medio de la fuerza armada.

Gobierno, policía, guerrilleros e incluso medios de comunicación basan sus acciones en el cambio, pero el cambio basado en la presión; amenaza, mandato o violencia implícitos, los métodos elegidos son parte del mismo círculo vicioso que parecen querer erradicar.

Uno de los ciudadanos a quien le roban su automóvil, que el movimiento de liberación utilizará para llevar a cabo el plan de secuestro, declara que entiende sus razones de acción, sus motivaciones y fin último, pero que no comparte sus estrategias. En la disputa por el control, o el querer erradicarlo, quienes salen perdiendo son los ciudadanos comunes, a quienes se les perjudica son a las personas que se encuentran en medio de la disputa, la población misma.

El interrogatorio a Santore por parte de sus captores va revelando la forma en la que opera el gobierno de Estados Unidos en su intervención en asuntos políticos y sociales en América Latina. A través de la Agencia para el Desarrollo Internacional (AID), encargada de apoyar el desarrollo en países latinos, el gobierno logra incrustarse en asuntos internos gubernamentales de los países latinos, propiciando golpes de estado y dictaduras militares.

En la historia, la guerrilla solicita la liberación de varios de sus miembros encarcelados, obligando a un desbalance político interno entre el presidente y el parlamento, además del choque de opiniones entre los grupos políticos de izquierda y de derecha dentro del propio gobierno, evidenciando en el proceso que las juntas de negociación, quienes toman las decisiones, son precedidas por los personajes con poder adquisitivo económico, banqueros y legisladores, específicamente en el caso de la película.

La colección de elementos que aborda Estado de sitio ofertan un ejemplo de situación caótica en una lucha por desestabilizar a una nación a través de sus puntos clave, sus dirigentes, además del cómo estos operan a través de sus propias herramientas de poder y control: el cuerpo policiaco-militar y esferas gubernamentales.


“Por más que los gobiernos cambien, la policía permanece”, dice uno de los personajes; como miembro de la policía el hombre externa su forma de pensar respecto a sus acciones, a la policía no le gusta el cambio dice él. Su reacción ante la situación es la de hacer lo que le dicen que debe hacer, no lo correcto, y como consecuencia, su función esencial queda en entredicho. La policía en la historia no está para guardar el orden, sino para servir como vigilante y represor de aquellos quienes no se alinean con la forma de operar y de pensar que el gobierno determina, coartando, en el proceso, derechos de libertad y pensamiento para sus ciudadanos.

Mientras, el propio gobierno decide ignorar la presencia guerrillera como un grupo representativo de oposición y procede en cambio a criminalizar la protesta social. La magnitud del movimiento guerrillero es tal que su número de miembros es ejemplo de su poder de convocatoria, lo que se hace notar durante el plan de secuestro, en el que un gran número de hombres y mujeres son partícipes; sin embargo, el gobierno falla en ver que ello es sinónimo de la inconformidad social en la que viven muchos de sus ciudadanos. Quienes tienen el poder viven en negación y bajo la idea de menospreciar a la cultura latina y a sus ciudadanos, pasar por encima del otro sin importar las consecuencias, como lo demuestra la escena final de la película, en la que un nuevo representante del gobierno norteamericano llega a la ciudad para operar de la misma manera y con los mismos objetivos con los que Santore fue enviado.

Construida a partir de antecedentes históricos relacionados con estas tácticas operativas, políticas y sociales en Latinoamérica en las décadas de 1960 y 1970, la película es un retrato (ficticio) de control gubernamental extremo y sus modos de represión hacia movimientos de oposición que protestan por las formas en las que decisiones de dirigentes gubernamentales afectan el bienestar comunal y el desarrollo de una nación.

Ficha técnica: Estado de sitio

Cine, Estado de sitio, 7,143 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD

Diana Miriam Alcántara Meléndez Blog de Diana Miriam Alcántara Meléndez

Más escritos

PUBLICIDAD

ver más escritos de Diana Miriam Alcántara Meléndez

PUBLICIDAD

Noticias populares ahora