Suscripciones digitales

Blogs de El Siglo

Suscripciones digitales

PUBLICIDAD

Escrito por Jorge Martínez Mauricio 17 de septiembre de 2021
al pesebre fieras
Suscripciones digitales

Cada día es más común encontrar contenido por el cual hay que desembolsar un monto para el disfrute del mismo, algo que se hacía en la era pre digital de las últimas 2 décadas por lo menos y que cambió con la popularización del internet y el entusiasmo que generaba publicar algo al mundo abrió las puertas al pensamiento generalizado de que si está en internet, es gratis.

No es fácil cambiar esa perspectiva, todavía existen países donde son más permisivos con el consumo de material en audio, video, libros, revistas y comics por el cual no se paga una licencia, aprovechadas por algunos usuarios -que con contadas excepciones- lo que buscan es generar ingresos a través de publicidad ofreciendo contenido del cual no tienen derecho a exhibir. Hasta hace años tenía cierto sentido compartir archivos porque no existían de forma oficial. Desde el nacimiento de Napster a finales de  los 90, un servicio para intercambio de archivos mp3, pasando por el IRC (Internet Relay Chat), un servicio de mensajería grupal pero que también tenía soporte de intercambio de archivos, principalmente música, eran alternativas reales y sofisticadas de hacerse de una biblioteca musical.

Las grandes empresas se negaban o no tenían la visión de crear un servicio. No fue sino hasta el nacimiento de Spotify en 2008 y la salida al mundo de Netflix en 2011 que formalmente nacieron servicios de suscripción serios, donde aparte del contenido, comenzaron ofreciendo recomendaciones personalizadas y basadas en el gusto musical y la parte social, recomendaciones por otros usuarios con gustos similares. Hoy día hay muchas empresas que ofrecen cosas similares, pero quienes encabezan son los que empezaron. Las grandes productoras también han hecho intentos por crear servicios de suscripción pero no lo han sabido hacer o la experiencia de usuario es mediocre.

Los periódicos y medios impresos también se han estado moviendo a modelos híbridos de suscripción, porque nada molesta tanto como anuncios que impiden leer cómodamente un artículo o ver una galería fotográfica. El hecho que en México el periódico más grande, El Universal, se haya movido a modelo con muro de pago, es un aliciente para que el resto de periódicos del país se mueva en esa dirección, un modelo de negocios que durante años sólo ha usado el periódico Reforma. La información que generan las editoriales cuesta dinero: reporteros, investigadores, ingenieros de datos, diseñadores, dibujantes, fotógrafos y un mundo de personas que conforman una redacción.

Las grandes ganadoras de toda la transformación digital, han sido las empresas tecnológicas. Ahí está Amazon, Spotify, Youtube, por mencionar algunas. Hace unos años se nos hacía extraño tener que pagar por algo que no teníamos físicamente, intangible. ¿Cuánto pagas al mes en servicios de suscripción?

Youtube

Seguramente has visitado Youtube en los últimos 30 días. Google ha anunciado que llegaron a 50 millones de suscriptores pagados en su plataforma de videos, que además incluyen acceso a un catálogo de música similar a sus competidores (Apple Music tiene 60 millones de suscriptores, Amazon Music 55 M, el gigante Spotify con 155 M) y aunque prácticamente entre ellos es el más pequeño, es quien más usuarios tiene para ver video. No tiene todo fácil, con la popularidad en los últimos años de Tik Tok e Instagram en cuanto a la creación de contenido de forma gratuita y muy fácil, se está canibalizando el mercado de transmisiones en vivo y contenido audiovisual. Es cierto que el público objetivo es diferente, pero al final, la fuerza de una plataforma social radica en sus creadores de contenido y si no se les tiene a gusto, buscan migrar a nuevas plataformas. Lo relevante del caso es que durante 4 años acumuló 30 M y en el último año, 20 millones de suscriptores pagados.


Jorge Martínez Mauricio @toro 

al pesebre fieras, 871 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD