Pagar sin monedas

Tecnología y fotoJorge Martínez Mauricio

Pagar sin monedas

PUBLICIDAD

Escrito por Jorge Martínez Mauricio 28 de febrero de 2021
al pesebre fieras
Pagar sin monedas

Desde hace varios años se han realizado esfuerzos para que la gente pague sin utilizar efectivo. La propuesta más reciente en nuestro país y que se ha visto frenada por la pandemia es el uso de CoDi (Cobro Digital) creado e impulsado por el Banco de México. El principal objetivo de esta iniciativa es el acercamiento de servicios financieros a quienes son ajenos a ellos, al hacer transacciones bancarias por medio del celular se va creando un historial crediticio para futuros servicios adicionales al usuario por parte del banco, como préstamos y demás.

Eso es lo que se nos dice, también se trata de atacar el dinero de procedencia ilícita, si todo mundo utilizara sistemas digitales para el pago sería algo más complicado mover grandes cantidades de efectivo para fines ilícitos. Aún ahora hay límites en el manejo de efectivo en el sector formal, no es como que llegues con una maleta de billetes o un costal de monedas y quieras comprar un coche en una agencia. En estricta teoría es ilegal cuando se pasan los límites establecidos por Hacienda, pero entre particulares no hay algo que realmente impida que se sigan haciendo transacciones en efectivo.

CoDi trae lo mejor de la tecnología, pero tiene algunos detalles que impiden que sea utilizado de manera masiva. Por ejemplo, para un pequeño negocio donde el dueño atiende y hace los cobros, es fácil generarlos desde su aplicación bancaria y cobrarle al cliente, que sólo tiene que “escanear” con la cámara el código generado del cobro y aceptar para de su cuenta “salga” el dinero y se transfiera como pago. Eso es inmediato, sin costo y con algunas limitaciones de montos. Pero si es un negocio mediano donde quien cobra no tiene acceso a la cuenta, simplemente no hay forma de saber que ya le fue pagado el servicio, salvo que quien tenga la aplicación bancaria le está avisando, con lo cual se vuelve poco práctico.

La intención pues es que todo mundo pueda utilizar el banco sin apenas darse cuenta, pero que tenga disponibilidad de su dinero. Lo otro es de algún modo (aunque no lo digan) fiscalizar los movimientos que haces, ya que cualquier movimiento bancario puede ser revisado. Pero, además, añade seguridad por el simple hecho de que no se utiliza una tarjeta física de por medio y mucho menos papel moneda en la cartera, todo es sin contacto además. Justo ahora comento acerca de CoDi porque Apple Pay llegó a nuestro país, añades tu tarjeta participante y luego ya puedes hacer pagos identificándose como cuando desbloqueas tu teléfono (con el rostro) y pagando (en comercios que aceptan, que aún son pocos). Pagar sin efectivo, con lo que siempre traes en el bolsillo, tu teléfono. 

Apple > Samsung

Según el informe de Gartner que dio a conocer esta semana acerca de la venta de teléfonos móviles durante el cuarto trimestre de 2020, por primera vez Apple quita la primera posición a Samsung como vendedor de dispositivos. Así las cosas, los de la manzana lideran el mercado con el 20% de las ventas seguido por Samsung 16.2%, Xiaomi 11.3%, Oppo 8.9%, Huawei 8.9% y otras marcas engloban el 33% restante del total de poco más de 384 millones de teléfonos vendidos en los últimos meses del año. Ciertamente el empujón que tuvo fue por su último dispositivo, el iPhone 12 que tuvo ventas récord. Es evidente que Apple hace muchos menos dispositivos que Samsung, sin embargo, la surcoreana tiene tantos modelos como te puedas imaginar, su negocio está más fragmentado e incluye teléfonos desde muy básicos hasta equipos con lo más actual de la tecnología, aunque eso poco les ha servido por lo menos en este último reporte, donde se dejó ver el poderío de la empresa estadounidense. ¿Es mejor un iPhone o un Android? la respuesta es simple: es mejor el que tengas y sirva para lo que haces.

Por lo general a nadie nos gusta que nos digan “nuestras cosas”, sobre todo si viene de alguien de nuestro entorno cercano, con quienes convivimos día a día. Pero en el momento que alguien externo nos lo dice, es cuando empezamos a poner atención. Algunas veces pagamos por escuchar lo que ya sabíamos.

¡al pesebre... fieras!

al pesebre fieras, 739 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD