@@[email protected]@

Competencia

Rock Rodríguez
Rock Rodríguez

De todos es sabido que hasta hace poco las tiendas de autoservicio sólo podían vender cerveza de una sóla compañía, es decir, o vendían del Grupo Modelo (Corona, Victoria, Modelo, Michelob, etc) o de Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma (Carta Blanca, Tecate, Indio, XX Lager, etc), lo anterior hasta que llegó 7-Eleven, el cual no tenía (ni tiene) convenio de exclusividad con ninguna de las dos cerveceras pero competía con precios y promociones de las que sí lo tenían, lo cual para el consumidor representa un verdadero beneficio. Tal modelo pareció no interesarle a las grandes cadenas ya existentes, como lo es Oxxo, líder y magnate sin lugar a dudas del mercado de los autoservicios en el país con una sucursal casi en cada esquina a lo largo y ancho del territorio mexicano teniendo, según datos de la propia cadena, al día de hoy, más de 17,400 tiendas en México, pero este número incrementa en 3 sucursales cada día, con lo cual nos podemos dar una idea de cuan grande es.

Así pues, a partir de la semana pasada se comenzaron a ver anuncios en estos establecimientos en los que anunciaban a sus clientes que las cervezas de Grupo Modelo (GM) ya estaban de venta con ellos, lo cual me generó una gran sorpresa ya que dicho proyecto piloto lo había visto sólo en un par de sucursales; una en Torreón y otra en Durango. De esta manera, de un día para otro, todas las tiendas Oxxo ya contaban con ese producto que muchos prefieren sobre la competencia y que, por alguna razón, históricamente nunca habían podido ser vendidas en sus establecimientos, pero no sólo eso sino que entraron al mercado de una manera tan agresiva que obligaron a la competencia a bajar sus precios. Por ejemplo, un par de latas de 710 ml. de Bud Light ahora cuesta $39 pesos, es decir de $3 a $5 pesos menos que en los establecimientos exclusivos de la Corona, si bien no es una diferencia significativa siendo la misma cerveza, sí es un plus poder llegar a un Oxxo en vez de a un Modelorama porque hay uno de los primeros hasta por debajo de las piedras, además de ahorrar unas cuantas monedas del águila para las propinas. En conclusión, en cualquier trayecto que tracemos pasaremos por varios sin temor a equivocarme independientemente del sector de la ciudad al que se vaya, lo cual resulta en algo más cómodo para el consumidor.

Ahora los establecimientos principalmente directos de Grupo Modelo, como son los mencionados Modelorama, tendrán una tarea difícil para que sus ventas no bajen porque además no cuentan con venta de abarrotes y están limitados a una cantidad muy pequeña de productos adicionales a la cerveza. Esto sin lugar a dudas afectará realmente a los comisionistas, quienes seguramente verán un descenso bastante amplio en sus ganancias mensuales, las cuales dicho sea de paso se generan de las comisiones por ventas... no así a la marca, dado que al contrario ahora está en más tiendas de las que pudo imaginar hasta hace apenas unos meses. Veremos cómo se desenvuelve esta nueva guerra de la cebada entre cadenas comerciales. ¿Terminarán los Modelorama como los ya extintos J.V.? ¿Usted qué opina?

Fotos más vistas en 15 días