@@[email protected]@

Plan de datos para viajar

Jorge Martínez Mauricio
Jorge Martínez Mauricio

A partir de que en 2013 cuando se publica la Reforma de Telecomunicaciones en México, se abre una competencia más real entre las operadoras de telefonía móvil en el país, de tal suerte que hoy día hasta los planes más pequeños incluyen llamadas gratuitas en todo el territorio nacional, eliminando la famosa “lada” nacional (si no recuerdas que antes se cobraba por llamar -o peor, si te llamaban- a otro estado de la república, tal vez eres muy joven). Pero también ahora se incluyen llamadas y mensajes de texto entre México, Estados Unidos y Canadá.

Así, por ejemplo, quienes viajan o tienen parientes en otras latitudes de los 3 países, se pueden comunicar sin que les cueste adicional. Sin embargo, para el resto de países si se quiere hacer uso de telefonía o datos, es necesario pasar por caja. 

Actualmente y dependiendo de la región, el precio de un plan básico de datos sin incluir voz es de unos mil pesos, aproximadamente unos 50 USD y normalmente limitado a uso de 30 días, con 1GB de datos. Hay por supuesto planes más grandes que incluyen más MB para navegación, que es lo que se utiliza más ahora que las llamadas de voz, pero en esa misma medida aumentan los precios.

Lo ideal entonces es utilizar sólo redes wifi a donde se viaje o comprar un plan de datos local. 

Es normal encontrar establecimientos dentro de los aeropuertos y centros comerciales en que te venden paquetes prepagados, desde unos 20 USD / EUR y que pueden proporcionarte entre 10 y 25 GB de datos por un lapso de un mes. 

Es decir, aunque usaras poco el internet, sería más barato tener el SIM local que pagar a la operadora contratada con tu teléfono. Lo único es que el dispositivo debería estar desbloqueado de operadora para poder utilizarlo con otros chips de telefonía. Luego, con el plan de datos es posible hacer llamadas por WhatsApp, Telegram, Zoom, etcétera, lo normal. 

Además, aunque aparentemente algunas operadoras bloquean o limitan el compartir el internet en el teléfono donde se pone la tarjeta, es posible compartirlo entre otros dispositivos o acompañantes.

Sin conductor

China ha autorizado su primera flotilla de taxis sin conductor, de manera comercial. Equipado con sensores y cámaras, el automóvil pasa por el pasajero y lo deja en el destino previamente contratado. 

Una vez que es abordado, no inicia el recorrido sino hasta que las puertas estén correctamente cerradas y los pasajeros con el cinturón abrochado. Hasta hace poco en algunas ciudades de México, los gremios de taxistas se negaban a ir a tal o cual lugar, a poner el taxímetro y por supuesto a traer una unidad limpia y cuidada. 

Eso ha cambiado desde la llegada y creciente popularización de servicios de transporte privado como Uber, que para ciertas rutas son lo más adecuado en accesibilidad y precio, por ejemplo para las llegadas a centrales de autobuses o aeropuertos. Ahora con coches autónomos, seguramente seguirá mejorando la forma en que nos movemos en la ciudad en nuestro día a día.

Fotos más vistas en 15 días