@@[email protected]@

Se solicitan abejas

Paola Astorga

 

Albert Einstein dijo:“la diferencia entre estupidez y genialidad es que la genialidad tiene sus límites”. En mis propias letras, la bestialidad del hombre se aferra a sus creaciones y destruye con su “modernidad” los cimientos de su existencia.

        Esta noticia está zumbando mundialmente. Las abejas decidieron dejar el país y tal vez el mundo ¿sabrán algo que nosotros no?

      Empezó como una alarma para Estados Unidos en el 2007. En México hasta que le llego el agua a los talones, fue cuando se prendieron los focos rojos. Todo lo que podría informarse son puras especulaciones. Lo qué es claro es que mientras nos reímos con los videos virales del día, gritamos ¡gol! y lloramos con las moco novelas vivimos en el país del " no pasa  nada".

        Extendí mi investigación en el tema  con él libro Polinización for Dummies y a grandes rasgos sin ofender a los conocedores, lo explicaré de manera sencilla para los menos intelectuales  en la materia:

       1.-La polinización es el proceso de transferencia de polen del estambre a la parte receptiva de la flor donde se fecundan los óvulos y se producen semillas y frutos, esto me hace entender el ejemplo de la abejita y la flor con lo que nos querían enseñar  nuestros padres sobre sexualidad.

       2.-El transporte de polen se realiza gracias a las aves, los insectos (abejorros, abejas, avispas, etcétera), los murciélagos. También agua, viento y autopolinización.

       3.- El 30%  de la polinización de la agricultura en el mundo depende de las abejas. En México el 20%  de efectividad de las cosechas es gracias a las abejas.

         4.-Por cada hectárea sembrada se necesitan de una a seis colmenas activas.

      5.- En los ecosistemas agrícolas están en peligro las polinizadoras naturales a causa de la explotación de su hábitat y su fragmentación. Las sustancias químicas empleadas para las plagas son parte fundamental de la disminución de nuestras pequeñas obreras. La mancha urbana a dejado huella en nuestros campos. Sin olvidar mencionar los cambios climáticos causados por el avance incontrolable de la industria quecomo es bien sabido no toma en cuenta las repercusiones a largo plazo.

        6.- La polinización es de enero a junio (época de alergias). Y cada fruto florece  desde un par de semanas, hasta una estación completa.

       En la Comarca Lagunera vemos un ejemplo en el melón.  Durante años ha sido cosechado y exportado por productores lugareños.  Estamos en la época de floración del melón pero si no hay abejas no hay una efectiva  polinización. Algunos dirán que no comeremos melón, y ya. Pero después  que dejaremos de comer, ciruelas, manzanas, peras, aguacates,etcétera. Hasta quedar  con una reducida selección de frutos. El peligro de que la producción baje, resultaría en la alza del precio del producto. Por consecuencia habría un decrecimiento a nuestros bolsillos y se sumaría a nuestro modelo económico en donde todo sube, menos  los salarios.  Y si a largo plazo el melón  se dejara de producir afectaría a miles de familias que han dedicado sus vidas a cultivar este delicioso fruto.

          No olvidamos la Apicultura que es la profesión que maneja el oro líquido del país. Hay una probabilidad de que ésta profesión se extinga por que sin mano de obra, en esta caso patas de obra, se anularía definitivamente. México ocupa el quinto lugar en una producción de miel  de 57 mil toneladas anuales. El país exporta o exportaba 30,000 toneladas y generaba 130,000 millones de dólares para 45,000 apicultores nacionales quienes explotaban 1.9 millones de colmenas. Estos números me dejan claro que me equivoque de profesión, usted no. Podemos presumir que la miel mexicana es de la más apreciada en el mercado internacional, por su sabor y calidad como todo lo que exportamos y no disfrutamos, claro. Al rato vamos a consumir miel made in China. Hasta lo que lleva leído no se le paran los pelos de punta. Este valioso producto peligra, por que la humanidad paso de seres creadores a letales para la vida de todas las especies en la tierra. Pensemos en nuestra existencia sin abejas. Usted se levanta en la mañana. Espera oír los pajaritos, no oye nada. Va al baño a meditar. Se mete a la regadera, no hay agua.  Se dispone  a desayunar.  Toma el periódico El Siglo de Torreón. Busca la fruta en la mesa, busca la miel para endulzar el té, busca las flores que adornan su mesa y novedad, no hay. Se asoma a la ventana y ve que todo esta destruido. Bueno es una exageración poner imágenes apocalípticas ¿o no? Las repercusiones son más grandes, esto es sólo una escalofriante suposición. Ahora son las abejas ¿mañana que será?

         Necesitamos poner anuncios en redes sociales de se busca y la foto de José Miel o Maya, si no sabe quiénes son estos personajes usted es  muy joven. Búsquenlos en google o pregúnteles a sus ancianos padres.  Pero lo que causa asombro es la tibieza con la que se maneja este tema. Todavía no marca tendencia en las redes sociales#nohayfrutossinabejas,  o #yavalimosmadresinabejas.

         Hoy es el mejor momento, aún estamos ha tiempo esperemos que sea reversible. Pregunte averigüe que se esta haciendo en los estados afectados, espero que no sean  debates que incluyan votación. En experiencia nacional  eso sirve para dos cosas para nada y para pura madre (Cámara de senadores y diputados).

        Estamos a un paso de la impotencia, a un paso de darnos cuenta que esta desapareciendo un insecto vital para nuestra existencia. El primer jinete del apocalipsis o el último clavo de la caja de la humanidad. En diciembre  veremos la consecuencia de la desaparición paulatina de las colmenas en la región, en el país y en el mundo. Seguiré investigando cambio y fuera.

Síganme en mi twitter: @asdipao

Fotos más vistas en 15 días