@@[email protected]@

¡AHORA RESULTA!

Armando Castil Rosell
De los primeros consejos que recibí de gente con amplia experiencia escribiendo columnas, fue el de nunca escribir enojado, que era mejor escribir de otros temas antes que publicar algo con el estómago que posteriormente seguramente me iba a arrepentir. Hoy no es que esté enojado, estoy más bien harto de los "expertos" que sin el menor análisis y con expresiones muy cercanas a la xenofobia, descalifican a selecciones semifinalistas de este Mundial Brasil 2014.

Es muy sencillo exigir espectáculo desde el sofá de tu sala sin detenerte a analizar el presente de cada selección. Brasil es el anfitrión, trae la presión de todo un país en crisis, no tienen margen de error, están obligados a ganar el mundial con una de sus peores selecciones de su gloriosa historia, aún así vence a la sorprendente Colombia con todo merecimiento, con un poema de gol y con más oportunidades que los cafetaleros frente al arco. Ni así los convenció Brasil, entre que muchos estaban enamorados de Colombia y quieren ver al Brasil del 2002, el sentimiento general fue de injusticia, hubo incluso algunos con micrófono en mano que dijeron: "Hoy perdió el futbol". ¡Ahora resulta!

Argentina tiene sin ganar nada desde 1993, uno de los países que mejores jugadores produce, no ha encontrado la fórmula para funcionar bien en la cancha con su selección mayor, hoy ya está en semifinales ganando sus cinco partidos de los cuales sólo uno, contra Nigeria, fue vistoso y bien jugado, los demás los ha ganado como sea, ¿se vale? Claro que se vale, así como supuestamente México debe estar obligado a jugar el quinto partido (cosa que nunca hemos hecho fuera de nuestro país) Argentina sí está obligado a jugar siete partidos y no lo lograban desde 1990, aún así algunos querían que se desbocaran al frente ante unos belgas que no ofrecieron nada.

Ya no me detendré a hablar del inexplicable amor que les surgió a algunos compatriotas por Costa Rica que jugó 118 minutos atrás apostando a los penales, actitud válida, sin embargo, se los comió Van Gaal con un as bajo la manga llamado Tim Krul. Aplausos a los ticos, mis respetos. Alemania por otro lado llega a su cuarta semifinal consecutiva y es, creo yo, el favorito para ganar la copa.

Disfrutemos lo que queda del Mundial, los cuatro que están buscarán ganarlo como sea, así que como dijo Manuel Lapuente: "Si quieren espectáculo váyanse al circo".



TWITTER @manyecastil

Fotos más vistas en 15 días