@@[email protected]@

Laurence Olivier

Diana Miriam Alcántara Meléndez

Laurence Kerr Olivier (Inglaterra, 22 de mayo de 1907 – Inglaterra, 11 de julio de 1989) fue un actor inglés, reconocido en la industria cinematográfica por su habilidad para adentrarse a una variedad de papeles y representarlos con la mayor profesionalidad posible. Muestra de ello son sus once nominaciones al premio Oscar, ganador de dos de ellos, además de otros dos premios honoríficos otorgados en dicha celebración artística.

Su trabajo siempre fue variado, pero su formación teatral tendría una importante influencia durante su carrera. Por ello que sea reconocido dentro de la industria como uno de los más grandes intérpretes de las obras de William Shakespeare. Olivier llevó a la pantalla grande mucho del trabajo realizado por el escritor inglés, ya sea como director o como actor, por ejemplo, en Hamlet, donde encarna al protagonista de la historia además de dirigir el largometraje de 1948. Olivier junto a Roberto Benigni son las únicas personas en haber dirigido la película con la que ganaron un premio Oscar en la categoría de mejor actor.

Esta no sería la única historia de Shakespeare por la que sería galardonado; en realidad la mayor parte de sus adaptaciones a la pantalla grande en esta rama fueron premiadas o nominadas a lo largo de los años, bien por su trabajo como actor, como director o como productor en el rubro de mejor película.

Olivier era un maestro en el arte de la actuación y su gusto por ésta inició a temprana edad, cuando participaba en obras teatrales (apoyado por su padre, un pastor anglicano gustoso de la literatura y el teatro), para luego enlistarse a estudios de arte dramático en Londres y comenzar su carrera en teatro. Así, su aproximación a un papel dramático siempre fue de la mano con la preparación teatral que traía aprendida desde su juventud, siendo las adaptaciones del escenario hacia la pantalla grande uno de sus grandes intereses. En 1972 recibió una nominación al Oscar por su trabajo en Sleuth, previamente una obra teatral en donde un hombre invita al amante de su esposa para tener una conversación respecto a la situación en que se encuentran los tres involucrados.

Además de estas adaptaciones el actor-director trabajó al lado de otras grandes personalidades, como cuando estelarizó Rebecca al lado de Joan Fontaine y bajo la dirección de Alfred Hitchcock, película de drama y misterio en donde el suspenso y las apariencias se crean a partir del trabajo detrás de cámara del director, pero también por las actuaciones de los actores principales. En esta historia una joven se enamora y casa con un millonario, pero al mudarse a la mansión de la familia se da cuenta que el recuerdo de la primera esposa es aún muy fuerte entre los habitantes, incluido su esposo, que parece cargar con varias culpas.

Pero el estatus de gran intérprete no fue sencillo de obtener para Olivier. En cuanto se acercó al cine de Hollywood se pensaba que sería mejor cambiar su nombre a Larry Oliver, algo a lo que el actor se negó rotundamente a pesar de que insistía que sus amigos le llamaran Larry en su vida cotidiana. Después de diversos papeles menores y numerosas películas sin mayor éxito, el actor participó en la adaptación de la novela de Emily Brontë, Cumbres Borrascosas. Su actuación lo puso en el mapa y le dio su primera nominación como actor principal, de allí en adelante su calidad de estrella estuvo asegurada.

En cuanto a su vida personal, el actor se casó tres veces: con Jill Esmond de 1930 a 1940, con Vivien Leigh de 1940 a 1961 y con Joan Plowright de 1961 a 1989, año de su fallecimiento. Su relación con Vivien fue la más conocida y tumultuosa de la tres dado el trastorno bipolar de la actriz que la llevó a padecer de fuertes depresiones y conflictos con quienes le rodeaban, incluido su esposo.

Por su parte dos de sus hijos han escrito libros en donde hablan de la carrera de su padre. "Melting the Stone: A Journey Around My Father" escrito por Richard Olivier, primero de tres hijos con su tercera esposa en donde se relata la afición, pasión y hasta adicción al trabajo actoral por parte de Olivier; o las memorias de Tarquin Olivier, único hijo de Jill Esmond, tituladas "My Father Laurence Olivier". Así como también es posible encontrar la propia autobiografía del actor llamada "Confessions of an Actor".

Su filmografía es extensa y sus interpretaciones son entrañables, por la variedad de su trabajo y por su labor interpretativa. Siempre en activo, como actor o como director, su pasión por su profesión es ejemplo de dedicación, así como ejemplo para todos los amantes del séptimo arte.

Fotos más vistas en 15 días