@@[email protected]@

EL MEDIO MEXICANO

Armando Castil Rosell

 

Me molesta bastante ponerlo de pretexto pero de verdad “el medio mexicano” hablando de futbol es muy complicado y extraño, el tema lo traigo metido en la cabeza desde hace días con el asunto del proyecto holandés que está en práctica en Las Chivas, el pasado jueves a pesar de ganar, quedaron eliminados de la Concacaf Liga de Campeones por el Xelajú, un equipo guatemalteco bastante humilde que de ninguna manera se esperaba que hicieran la travesura, sin embargo un gol en el ocaso del partido echó al rebaño de la competición colocándolo en una profunda crisis en la que para muchos y más que nada aprovechando que anda en Guadalajara, la culpa es totalmente de Johan Cruyff.

 


La empresa que encabeza Cruyff se dedica a inculcar en equipos de futbol una filosofía adoptada hace 25 años por el Barcelona por ejemplo, tiene el control de Chivas desde febrero pasado, antes de eso si en México alguien hablaba de la filosofía de Cruyff se desbordaban en elogios y se comentaba con un dejo de tristeza la posibilidad de que algún día gente de esa categoría trabajara en nuestro futbol, pues bueno, Jorge Vergara excéntrico dueño del Guadalajara lo hizo realidad y desde ese momento los mismos que añoraban un proyecto como ese en México se han dedicado a quererlo destruir poniéndole toda clase de peros y culpando de todo a la gente holandesa, cuando no está Cruyff todo es culpa del técnico John Van´t Schip y cuando Johan anda en México, toda la culpa es de él.

 


El proyecto de Cruyff no asegura el éxito ni campeonatos por racimos, incluso ellos mismos lo dicen, lo que ofrecen es un cambio en la forma de trabajo tanto en lo futbolístico como en lo mental que consiga mejores futbolistas y mejores personas, cuando este sistema se establezca y se entienda, posteriormente vendrán por añadidura los éxitos deportivos y los trofeos, me parece patético que se quiera tachar de fracaso un proyecto por no calificarse a otra ronda de un torneo o por no pasar a la liguilla de este apertura 2012, yo en lo personal agradezco esta clase de apuestas por algo diferente y le creo completamente porque además es lógico, al Sr. Cruyff, cuando dice que hay que esperar por lo menos dos años para ver los resultados de su trabajo, escúchenlo bien, DOS AÑOS, así que Johan Cruyff no vende “espejitos” más bien son varios los que los quieren comprar entendiendo maquiavélicamente otra cosa.

 

 

 


 

TWITTER @manyecastil

Fotos más vistas en 15 días