LA COLUMNA DEL PERRO

Columnas Social M.V.Z. MIGUEL DÁVILA DÁVILA

La depresión no es una enfermedad moderna, sin embargo en los últimos tiempos se le ha dado mayor importancia, ¿qué es lo que la produce?, su duración como su tratamiento, reincidencia, secuelas, etc.

Muchas de las personas que llevan sus mascotas a la consulta, me platican de la gran ayuda que su perro o gato les ha proporcionado cuando ellos atraviesan por un período de tristeza, ansiedad o depresión. Me comentan también que el simple hecho de acicalar a su perro o gato, el sacarlos a pasear, bañarlos o darles de comer y lavar su área de estancia los relaja de una manera diferente u otro tipo de actividades.

La vida moderna tan ajetreada y competitiva en muchas ocasiones nos deja poco tiempo para tener calidad en las relaciones interpersonales, ya sea en el trabajo, afectivas padre e hijo, entre hermanos vecinos, etc.

Considero en lo personal que las mascotas nos sirven como puente para retomar el control de nuestras emociones y volver así a mejorar las relaciones de nosotros para con las personas que nos rodean.

Creo se debe a que nuestras mascotas no nos ven a nosotros con otros ojos, es decir no nos juzgan. Ellos tampoco nos ven ningún defecto, no les interesa si somos o no agraciados con la belleza física como lo hacen los humanos, o si somos ricos o pobres, tampoco si somos populares o no.

A nuestra mascota le basta un poco de atención y alimento para ver en nosotros la razón de su vida.

Recomiendo en especial a las personas mayores que se encuentren frecuentemente solas que tengan una mascota adecuada a sus necesidades de espacio, tiempo y presupuesto. Para que no solo sirva de compañía sino que también les sirva de protección y entretenimiento.

Hay familias que tienen algún miembro con una enfermedad crónica o prolongada, o con algún tipo de discapacidad para lo cual la mascota se convierte en parte de su terapia, amen un compañero constante e incondicional evitando que se sientan solos o aislados de los demás.

Hace poco me platicaba un señor de edad avanzada, que llevó a su perrita de 12 años a la extirpación de tumores mamarios, que tenía ya varios años que había enviudado, y por tanto muchos de los días se sentía solo, continuó diciendo, sino fuera porque tengo un poco de trabajo y mis dos perros que ya están viejos, no le encontraría sentido a la vida. Pero vuelvo a jugar y acariciar a mis perros que por algún motivo me transmiten algo de alegría y emoción, haciéndome olvidar que estoy solo y vuelvo otra vez a la normalidad.

La calidad de compañía y lealtad que un perro nos brinda no depende de su pureza racial, cualquier perro ya sea puro o de raza, criollo (mestizo) cumple sobradamente como ayuda y como compañía hacia nosotros. No cerremos la puerta a este apoyo que las mascotas nos brindan desinteresadamente, ayuda que alterará para bien nuestro estado de ánimo.

Y ahora para terminar una gota de filosofía: Cuanto más grande es la dificultad, mas gloria hay en superarla (Epicuro).

Lea la noticia completa aquí

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA