Ochos series en las que el protagonista es lo que más odian los fans

Sucesos DIANA ALCÁNTARA .-

El personaje principal de una historia es el eje que permite que exista; el protagonista es el centro de todo y a quien el espectador sigue. Pero hay aquellos casos en que este personaje es lo que más odian los fans en una historia. Estos son algunos ejemplos.

Clarke Griffin de The 100

Es decidida y sabe que tiene que tomar las decisiones difíciles, lo que requiere sacrificio, pero a veces Clarke es demasiado manipuladora y se victimiza, además de que cae en la misma excusa una y otra vez. Es frustrante porque además, hay personajes mucho mejor evolucionados que ella.

Emily Cooper de Emily in Paris

Si la serie llega a ser un sufrir por su cursi irrealista y nada verosímil, en parte es culpa de Emily, trazada como alguien a quien ‘todo le sale bien’, a pesar de ser irrespetuosa y arrogante. Más interesantes son otros personajes que la acompañan, por propositivos, matizados y arriesgados.

Dre Johnson de Black-ish

Esta familia sabe ser particular y peculiar, además de que enseña muchas buenas lecciones de vida al espectador, pero si hay alguien que llega a chocar, ese es Dre, un padre de familia de pronto demasiado inmaduro, que no una, ni dos, sino siempre, tiene que darse cuenta que ‘metió la pata’.

Sabrina Spellman de Chilling Adventures of Sabrina

La idea era presentar un mundo mágico al que nos adentramos a través de una adolescente aceptando su destino, esencia y magia. El problema es que la impulsiva Sabrina seguido toma malas decisiones, lleva la contraria sin razón y actúa sin mirar consecuencias. Y lo hace todo el tiempo.

Rachel Berry de Glee

Su talento y deseo por demostrar su valía continuamente vienen acompañados de una actitud individualista, competitiva y malsana. Una cosa es ser buen intérprete y tener gran voz, y otra es usar esto como muletilla para pisotear a otros para abrirse camino, que es lo que ella hacía.

Quentin Coldwater de The Magicians

Pasivo, inmaduro e infantil, Quentin es el personaje menos envolvente de una serie construida a partir de su supuesto gran talento que ‘cambiaría las cosas para todos’. Si no se queja, se lamenta o sólo está ahí, de pie sin hacer mucho; y eso claramente no lo hace un buen protagonista, ¿o sí?

Mary Crawley de Downton Abbey

De toda la familia Crawley, hay más de un personaje que parece tropezar tontamente en repetidas ocasiones, pero mientras todos cometen sus errores, los de Mary siempre han sido un dolor de muela. Al menos con el tiempo cambia, porque esa testaruda irrealista, era chocante al inicio.

Jon Snow de Game of Thrones

El potencial del personaje era mucho, pero en algún punto, parece que su astucia se pierde del camino y todo lo aprendido, comienza a ir en retroceso. De nada sirve ser el héroe, si no se actúa como tal, y para Snow, esa es la realidad que duele; aprender a ser líder y luego dejarlo ir por nada.

Lea la noticia completa aquí
Series en las que todo está bien, menos la personalidad del personaje principal. (INTERNET)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA