La campaña es en el campo

Columnas Social JUAN RECAREDO

Ya nada más se escucha la palabra "campaña" y piensa uno en los políticos que se ponen como locos en ese tiempo antes de que sean las elecciones, en los que las ciudades, los pueblos, las colonias, los ranchos… ¡todo! se llena con la propaganda política que se instala y reparte durante las campañas.

Cuando andan en campaña, los políticos todo te prometen, pero bueno, lo interesante para mí acerca del tema es la palabra campaña. ¿Por qué se le llama así a la promoción que se hacen a sí mismos los políticos? Pues porque andan en el campo, y eso es precisamente el significado de la palabra.

Campaña viene del latín campania y significa un campo, un llano, el espacio abierto… y sí, pues los políticos andan repartiendo sus camisetas y calcomanías por todos lados, aunque no sea precisamente el campo como lo imaginamos, sino en las calles, al aire libre.

No todas las campañas son políticas… afortunadamente. Existen campañas en contra de la discriminación, por ejemplo, que tienen fines normalmente más nobles. También, en los diseños de los escudos, normalmente se deja la parte baja del mismo en forma de punta y eso se llama también campaña, una forma que representa la fuerza y la audacia que todo escudo debe transmitir, claro.

Cuando el ejército está fuera de los cuarteles para hacer alguna operación bélica -o sea, de guerra- eso también es una campaña, igual que el tiempo en que los marinos hacen operaciones para cierta misión en el mar, y se llama campaña aunque lo hagan en el agua, no en el campo.

Ya me harté de estar encerrado en esta ciudad, entre tanto ruido y gente, así que decido salirme de ella e irme a acampar -ir de camping, para que se escuche más elegante-, que es ir a establecerte en el campo, aunque sea por una o dos noches máximo, tiempo en el que entonces me harto ahora del campo y quiero regresar a las comodidades citadinas y a poder usar el cómodo baño de mi casa con toda tranquilidad y sin el estrés de que venga un oso a interrumpir la realización de mis necesidades fisiológicas.

Pero, para poder hacer esta actividad, necesito primero desempolvar la tienda de campaña que tengo ahí guardada desde hace años, sin usar. Espere… ¿y por qué se le llama tienda? ¿Qué nos vamos a poner a vender cosas ahí en el campo?

No, lo que pasa es la palabra tienda se refiere a algo que se tiende, que se arma, no porque ahí se vendan cosas, aunque así han sido los puestos que se arman en los mercados que existen desde tiempos inmemorables. Ahora, muchas tiendas ya no son "tendidos", sino grandes establecimientos departamentales, pero les seguimos llamando tiendas porque así eran originalmente y así siguen siendo en los mercados.

Y como se ha terminado el espacio por hoy, y antes de que alguien comience una campaña en mi contra, me despido de usted.

Soy Don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios.

donjuanrecaredo@gmail.com Twitter: @donjuanrecaredo

ME PREGUNTA:

Alberto Bazán: El origen de la palabra cepo.

LE RESPONDO:

Pues sepa… no, no se crea. La palabra cepo proviene de cippus que significa tronco, estaca. Un cepo es esa estructura hecha con dos pedazos de madera, que se unen quedando en medio uno o dos agujeros redondos en los que se asegura el cuello, los brazos o las piernas de los reos, para que no se escapen.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA:

Si amas a alguien, déjalo ir… si regresa, es porque nadie más lo quiso.
Lea la noticia completa aquí

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA