El Financiero y su 'invitado'

EDITORIAL MANÚ DORNBIERER

El periódico El Financiero se creó el 15.10.1981. Para los nuevos ciudadanos que apenas se están enterando de quién es quién, y en qué país viven, ahí les va la nueva explicación de lo que es hoy el periódico El Financiero en el que estuve publicando 5 años seguidos mi columna (1995-2000) los sábados y hoy publica ahí, ¿quién creen?, pues nada menos que Carlos Salinas de Gortari.

"Es un consorcio con inversiones en telecomunicaciones, medios de comunicación y construcción con presencia en México, Brasil y Centroamérica, de acuerdo con la página del Foro Económico Mundial. En 2012, el Grupo Multimedia Lauman compró a la familia Cárdenas Estadía el periódico El Financiero tras una transacción de 5 millones de dólares y el pago de deudas atrasadas que sumaban 300 millones de pesos. La nueva etapa de El Financiero está marcada por una alianza estratégica con la empresa de medios y análisis financiero Bloomberg, gracias a la cual incursiona en televisión por cable, internet y aplicaciones para teléfono móvil" (…) Desde el relanzamiento, El Financiero obtuvo cada vez más contratos de publicidad oficial a la par que su línea editorial favoreció a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, acusó el periodista especializado en medios de comunicación Jenaro Villamil (… ) En distintas columnas especializadas en negocios se menciona a Manuel Arroyo Rodríguez como presunto prestanombres del expresidente del Senado, el panista Ernesto Cordero y la exvocera presidencial, Alejandra Sota. Cordero y Sota trabajaron en el Gobierno del presidente Felipe Calderón (2006-2012). Arroyo Rodríguez es amigo cercano de Ricardo Salinas Pliego, dueño de la segunda cadena de televisión abierta más grande en México, TV Azteca. ¡Uf!

Rogelio Cárdenas Sarmiento fue el director y fundador de un diario que sería muy influyente y libre en el nuevo siglo que había empezado ruidosamente para México con la aparición del movimiento chiapaneco del EZLN. Fue uno de los muy pocos diarios libres invitados a la Rebelión Zapatista (los otros dos fueron La Jornada y Proceso). Por desgracia, Rogelio Cárdenas Sarmiento, murió el 26 de julio del 2003. Y después su viuda vendió el periódico.

Fue un diario de tal incidencia que los que lo compraron fueron, en mi opinión, precisamente la propia gente que había sido balconeada en él, como sucedería después con Proceso, que por lo visto ya cooptó el panismo, al que pertenece el marido de la hija del fundador, María Scherer, de apellido Gómez del Campo. Simplemente los panistas nunca se ocupan de intereses de la nación sino solo de su grupo, es decir, las ricas y poderosas minorías que los sustentan.

El Financiero original, dirigido por mi amigo Rogelio Cárdenas Sarmiento (aunque tenga un primo impresentable), fue uno de los mejores diarios de México. Qué lástima la prematura muerte de su creador, como decíamos antes, pero el caso es que se vendió BIEN por la solidez de su prestigio. Y lo mismo: su tendencia cambió inmediatamente al grado de que hoy no tiene empacho en presentar a un "colaborador" que amablemente agradece el espacio y se llama Carlos Salinas de Gortari.

Por si alguien no recuerda quién es "Carlos Salinas de Gortari", ahí les va la descripción de la adorada Wikipedia:

"(Ciudad de México; 3 de abril de 1948) es un economista y político mexicano que fue presidente de México del 1 de diciembre de 1988 al 30 de noviembre de 1994. Previamente había sido secretario de Programación y Presupuesto en el Gobierno de Miguel de la Madrid. Posteriormente, fue postulado candidato por el Partido Revolucionario Institucional en 1987. Resultó elegido presidente de México el 6 de julio de 1988, en una elección controversial ampliamente considerada como fraudulenta".

"Durante su sexenio, se dieron importantes cambios económicos, entre ellos firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, privatización masiva de empresas estatales, incluida la banca, y la implementación del Programa Nacional de Solidaridad. Además se restauraron las relaciones Iglesia-Estado y se establecieron relaciones diplomáticas con la Santa Sede".

"Fue el último presidente al que se le asignó una partida presupuestal cuyo gasto no estaba sujeto a comprobación, denominada comúnmente partida secreta. Sin embargo, en las administraciones subsecuentes a la suya este tipo de gasto ha sido ejercido en secretarías de Estado con fundamento en el artículo 74 constitucional".

"Aun después de haberse retirado de la vida pública del país al finalizar su sexenio, durante los últimos años ha tenido apariciones públicas por invitación de instituciones tanto mexicanas como de otros países. Tal es el caso de sus ponencias dadas en la Universidad de Oxford, el Centro de Estudios Espinosa iglesias (CEEY), la Fundación José Ortega y Gasset, así como en el marco del Vigésimo Aniversario del Instituto Federal Electoral, entre otras. Actualmente vive con su segunda esposa, Ana Paula Gerard Rivero".

No es pues extraño lo que acaba de decir López Obrador en una de sus últimas Mañaneras:

Se agrava la desigualdad como nunca en el gobierno de Salinas de Gortari, una prueba irrefutable, una prueba documental, es cuando inicia Salinas su gobierno y empieza a entregar los bienes del pueblo, y de la nación, a particulares, a sus allegados. En 1988 solo había en México una familia en la lista de los hombres más ricos del mundo de la revista Forbes, que publica año con año. Por cierto, la empezó a publicar y ya aparecía la familia Garza Sada con 2 mil millones de dólares de fortuna. Empieza el repartidero con Salinas y al final del gobierno de Salinas ya en la lista hay 24 multimillonarios en la lista de Forbes con un capital que suma 48 mil millones de dólares y la mayoría de ellos había sido beneficiada con empresas, con bancos, bienes entregados a Salinas, es el periodo de mayor concentración de riqueza, pero (hoy) sostiene a Salinas el Banco Mundial y creo que hasta el Fondo Monetario Internacional". A ver si no encuentra en mi libro "Economía Moral" la gráfica de la desigualdad en México en los últimos tiempos.

Estos dimes y diretes actuales hacen pensar que esa oposición riquísima, muy adinerada, contra AMLO es la misma. Hay pocas publicaciones como "Contralínea", dirigida por Manuel Badillo, que pueden levantar la cara.

librosdemanu@gmail.com 
Lea la noticia completa aquí

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA