Que vengan los bomberos

Columnas Social JUAN RECAREDO

A veces originados por algún fenómeno natural, como la caída de un rayo, y muchas otras por causa del descuido de nosotros, los seres humanos -ya sabe usted cómo somos- me refiero a los incendios que tanto dañan a nuestro medio ambiente, por el humo tóxico que generan en el aire de nuestro entorno, y también por la lamentable pérdida de especies de árboles, plantas y animales que resulta de estos acontecimientos terribles.

Un incendio es algo que se quema, que está "prendido en llamas", y de ahí le viene el origen a la palabra. Porque tiene el prefijo in- que significa "dentro" o "envuelto", y cendere que originalmente viene del verbo candere, que, ya se imaginó usted, tiene que ver con la "candela", con lo que arde, lo que brilla y es incandescente. Como dijo el albañil: en concreto, el incendio es lo que "está envuelto en llamas".

Una definición similar tiene la siguiente palabra que le voy a compartir hoy y que da origen a una de las dudas que más me comparten por todos lados: la palabra es: "inflamable". "Oiga, pero ¿qué no la palabra correcta debe ser "flamable" porque el prefijo in- significa negación?" No, mire, vamos a "desmenuzar el pollo", o sea, a irnos por partes.

Es cierto que el prefijo in- también tiene el sentido de negación, como es el caso de palabras como "inofensivo", "incomprendido", "inexistente" y muchísimas otras, pero en el caso de "inflamable", el prefijo es, como le dije anteriormente, algo que está envuelto en flama. Así que lo correcto es "inflamable" y, de hecho, la palabra "flamable" no existe en español, solamente en inglés.

Volviendo a los bomberos, ¿porqué les llamamos así? Pues porque operan el camión que es una bomba, y no de esas que estallan, sino de las que, al conectarlas a una fuente de agua, bombean este líquido con la fuerza necesaria para que salga a través de las mangueras y así se pueda sofocar el fuego. Por eso, de forma genérica los bomberos son lo que operan la bomba, aunque muchos en realidad hagan otro tipo de actividades necesarias para apagar el incendio.

A propósito de bombas, si usted andaba buscando una forma más rimbombante para nombrar a un incendio, puede decir, en cambio, que hubo una deflagración, palabra que se refiere específicamente a una combustión que se da de forma repentina pero que no tuvo una explosión. Para fines prácticos, la deflagración es un tipo de incendio, y el verbo "flagrar" se refiere precisamente a eso, a algo que arde o resplandece, como el fuego.

De este verbo "flagrar" que es arder, nos vienen otras como flagrante, que obviamente es lo que se está quemando, pero también es algo que está pasando en este momento, o que es tan evidente que no necesita probarse, como cuando "pescan en flagrante" -en latín es in fraganti- a un ladronzuelo que se andaba queriendo "volar" algo, pero lo agarraron en la movida y ahora sí que ni como negarlo, si lo vieron "con las manos en la masa".

Soy Don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios.

donjuanrecaredo@gmail.com Twitter: @donjuanrecaredo

ME PREGUNTA:

Mayra González: ¿Cómo debe decirse: "lo descubrieron en flagrante delito" o "lo descubrieron en fragante delito"?

LE RESPONDO:

Para referirse a que es un delito muy evidente y que no puede refutarse, se dice que es "flagrante delito". Sin embargo, también se acepta "fragante delito" con exactamente el mismo sentido, pero la Academia Española aconseja no utilizarlo, además de que puede confundirse con lo fragante, o sea algo que tiene olor o fragancia. También se usa la frase "en flagrante", pero su utiliza más en su forma latina in fraganti.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA:

Yo puedo hacerme responsable de lo que digo, mas no de lo que entiendas.
Lea la noticia completa aquí

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA