Personal de salud del Istmo de Tehuantepec va a paro

Nacional EL UNIVERSAL

Este miércoles, mil 700 trabajadores de los más de 100 centros de salud y del área de administrativa de la Jurisdicción Sanitaria número dos del Istmo de Tehuantepec, acordaron paralizar sus labores a partir de mañana jueves, en protesta porque no han recibido la primera dosis de la vacuna contra COVID-19.

En una asamblea extraordinaria realizada este miércoles, integrantes de la jefatura delegacional que pertenecen a la sección 35 del Sindicato de Salud, acordaron activar un paro laboral, con el esquema de asamblea permanente, en más de 100 centros de salud ubicado en la región istmeña.

El representante de los trabajadores de Salud, el médico Aníbal Valdivieso Toledo, denunció que las autoridades de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) no han cumplido con el compromiso de vacunar a mil 700 médicos, enfermeras y administrativos que desde el principio de la pandemia están en la primera línea de batalla contra COVID-19.

Desde el pasado 13 de enero, mil 400 médicos y enfermeras de los hospitales ubicados en el Istmo empezaron a ser vacunados con la primera dosis contra COVID-19, sin embargo, señaló que hay personal médico, de enfermería y administrativo de los centros de salud que no ha recibido la vacuna. 

"Nuestros compañeros son los primeros en estar en contacto con los pacientes de COVID-19", subrayó Valdivieso Toledo, quien también destacó que durante toda la pandemia los trabajadores han mantenido la continuidad en la prestación de los servicios a los pacientes sin que hasta el momento hayan sido vacunados con la vacuna Pfizer/Biontech. 

"Ante la falta de respuesta de las autoridades correspondientes en la programación y logística sobre la aplicación de la vacuna a todos los compañeros que laboran en los centros de salud de primer nivel y oficinas administrativas de la región del Istmo, se toma la decisión por mayoría absoluta de iniciar una asamblea permanente", informó.

En un comunicado dirigido al titular de los SSO de Oaxaca, los sindicalistas anunciaron que no van a realizar la vacunación a los adultos mayores, si antes no son inoculados. El compromiso de las autoridades es que las vacunas se aplicarán a partir del martes 23 de este mes.

Si para el martes 23 de febrero no llegan las vacunas, amagó el representante de la subsección dos de la sección 35, el médico Lorenzo Carrasco, todos los trabajadores de los hospitales que funcionan en el Istmo se declararán en paro para solidarizarse con los compañeros del primer nivel.

En julio del año pasado, el hospital "Macedonio Benítez Fuentes" en Juchitán vivió el mayor brote de COVID-19 registrado en una unidad de atención, pues más de 100  de sus trabajadores resultaron contagiados. "Hasta el momento, tres médicos que atendían en los centros de Salud de la región han fallecido", denunció Valdivieso Toledo.

Lea la noticia completa aquí
Este miércoles, mil 700 trabajadores de los más de 100 centros de salud y del área de administrativa de la Jurisdicción Sanitaria número dos del Istmo de Tehuantepec, acordaron paralizar sus labores a partir de mañana jueves, en protesta porque no han recibido la primera dosis de la vacuna contra COVID-19. (ARCHIVO)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA