La obra maestra de McGregor

Columnas Deportes WENDY ARELLANO

Sus ganas de retirarse hacía mucho que se habían atemperado. Consideró propicio usar su As de despedida, que era en realidad, la carta que lo traería de regreso al juego.

Tomaré otro”, imaginé escucharle con la copa de whisky en la mano. Proper Twelve, se leía en la etiqueta. Se regocijaba frente al televisor al escuchar en los medios y redes sociales sobre su efímero retiro. Asintiendo y sonriendo cuando convenía, levantando el vaso de licor aún medio lleno al choque de los hielos tintineantes.

Su obra maestra: la pelea que podría definir el futuro del peso ligero de UFC y al próximo retador al título de las 155 libras. Por un lado, el contendiente número dos de la división de los pesos ligeros Dustin Poirier y por el otro, la súper estrella de UFC, Conor McGregor.

Esta es la segunda ocasión que se enfrentan en el octágono. La primera vez ocurrió en el evento estelar del UFC 178 en el 2014; The Notorious logró vencer a Poirier en el primer asalto vía TKO. Pero Dustin logró ganar 10 peleas desde entonces, mientras que Conor se convertía en la estrella más grande de la historia de UFC, estableciéndose como el primer peleador en obtener dos títulos simultáneamente. 

Conor no ha regresado al octágono desde el año pasado cuando enfrentó a Cowboy Cerrone, consiguiendo luchar un total de 40 segundos en todo el 2020. Por su parte, Poirier logró vencer a lo mejor de la división incluyendo a Justin Gaethje, Max Holloway y Dan Hooker. No obstante terminó sucumbiendo (como todos) a manos del monarca de la división Khabib Nurmagomedov. Quién tras retirarse invicto dejó abierta la posibilidad para que alguien más ocupara su cetro. Esta podría ser la oportunidad que Conor buscaba y con Khabib fuera del juego las cosas resultarían más sencillas. Pero conociendo a Nurmagomedov, no le gustaría que su impoluto récord quedara inconcluso y esto podría traerlo de vuelta a la jugada ante el ganador de la función estelar del UFC 257.

Aunque el peleador ruso dejó en claro el retiro en su última pelea ante Juistin Gaethje, aún existen indicios que auguran su regreso, como el interés latente en afianzar una pelea ante la leyenda Georges St-Pierre. Sin embargo se desconoce el futuro de la división de manera inmediata, lo que podría quedar esclarecido cuando Conor McGregor y Dustin Poirier arriben al octágono por segunda ocasión para ajustar cuentas. Tal y como el primero lo planeó.

Wendy Arellano wendy_arellano@hotmail.com
Lea la noticia completa aquí

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA