Expediente contra Lozoya, incompleto

Nacional AGENCIAS

A unos días de que venza el plazo para que la Fiscalía General de la República (FGR) presente ante un juez las pruebas que tiene sobre la trama de corrupción de Odebrecht y la participación del exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, las autoridades mexicanas aún aguardan recibir información de siete gobiernos a los que han solicitado asistencia jurídica para integrar el caso.

Brasil, Reino Unido, Alemania, Canadá, Luxemburgo, Liechtenstein y las Islas Vírgenes Británicas recibieron peticiones por parte de México para que entreguen datos bancarios y documentación de las empresas de Lozoya y de la constructora Odebrecht, pero aún están en trámite y no han concedido todos los informes solicitados, reveló la Dirección General de Procedimientos Internacionales de la FGR.

Al responder solicitudes de información a Quinto Elemento Lab vía Transparencia, la FGR informó que ha realizado 20 peticiones de asistencia jurídica a nueve gobiernos desde fines de 2018, cuando tomaron posesión la nueva fiscalía y la administración lopezobradorista, pero sólo Suiza y Estados Unidos han desahogado seis de las peticiones, mientras que los demás gobiernos a los que se pidió ayuda aún no han entregado información.

La FGR detalló que la solicitud más antigua data del 1 de diciembre de 2018, el mismo día que tomó el poder el presidente Andrés Manuel López Obrador. Entonces, las autoridades mexicanas pidieron ayuda a Brasil e hicieron otras cinco peticiones durante 2019 y 2020.

Los requerimientos a los brasileños son para "recabar diversa información y documentación de la empresa [Odebrecht], así como recabar diversas declaraciones". El estatus de esas peticiones se encuentra "en trámite", informó el mes pasado la fiscalía.

A Canadá, el Principado de Liechtenstein y a las Islas Vírgenes Británicas se solicitó "información bancaria"; al Ducado de Luxemburgo y al Reino Unido se pidió "recabar documentación", sin especificar de qué tipo, mientras que a Alemania se requirió "obtener información de una persona moral".

Lozoya y su esposa, Marielle Helene Eckes, son accionistas de las firmas germanas de bienes raíces ELMO Wolfsburg y All-ME Hamburg GmbH.

La cooperación internacional será clave para esclarecer el entramado de corrupción y sobornos que dejó Odebrecht en México y conocer si hubo más funcionarios involucrados.

Para intentar encubrir el origen ilícito de su fortuna, Lozoya montó una sofisticada red de lavado de dinero que movió decenas de millones de dólares en diversos países y territorios como Suiza, Islas Vírgenes, Antigua, Liechtenstein, Mónaco, Brasil y Alemania, según han documentado las autoridades.

Un portavoz de la FGR declinó comentar acerca del estatus de las solicitudes no atendidas y tampoco aclaró cómo la ausencia de estos datos puede afectar la integración del caso contra Lozoya. La fiscalía se negó a responder, argumentando que se trata de una investigación en curso.

Lea la noticia completa aquí
La cooperación internacional será clave para esclarecer el entramado de corrupción.

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA