Sigue semáforo rojo en Valle de México

Nacional AGENCIAS

A 300 camas de llegar al límite de hospitalizaciones por COVID-19 proyectado en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) y con 274 fallecimientos en un día, la cifra más alta registrada en la capital, los gobiernos de la Ciudad de México y del Estado de México extendieron el semáforo rojo más allá del 10 de enero, por lo que se mantendrán las restricciones de actividades para bajar los contagios.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, indicó que por el momento no hay una fecha estimada para levantar el color rojo, pero dependiendo de la tendencia en hospitalizaciones podría haber modificaciones en la apertura de actividades.

"Por eso mostramos hoy los indicadores; es importante ver además las tendencias y ver si dentro del semáforo rojo se puede poner alguna otra actividad, pero por el momento tenemos que seguir guardando las mismas medidas que hasta ahora", comentó.

En los próximos días se mantendrán las medidas restrictivas y sólo operarán la venta de alimentos a domicilio; los sectores de energía, transporte, manufactura, salud, funerarios, el de medicamentos y servicios de Gobierno, como pago de impuestos, seguridad, obra pública y agua.

En conferencia, Sheinbaum Pardo dijo que la Ciudad reporta el nivel más alto de hospitalización desde que comenzó la emergencia, con 6 mil 681 pacientes generales y de terapia intensiva; mientras que en el Valle de México hay 9 mil 212.

"Recuerden que es la vida la que está en juego (...) tenemos que trabajar conjuntamente para llegar a un nivel de disminución", sostuvo la jefa de Gobierno al pedir la solidaridad de los sectores para reducir la movilidad.

Reconoció que son tiempos difíciles, por ello anunció la exención del Impuesto sobre Nómina a restaurantes y comercios del Centro Histórico que habían pedido abrir el 11 de enero.

AUMENTA CAPACIDAD

Sheinbaum Pardo expuso que habrá 230 camas adicionales en instalaciones de la Sedena, ISSSTE y el nuevo hospital de Topilejo para los próximos días.

Explicó que hay un convenio de unidades privadas con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) para atender pacientes con coronavirus.

La próxima semana se realizará una encuesta a personas que ingresan a hospitales para conocer dónde se contagiaron.

MEXIQUENSES, MISMO DESTINO

El Estado de México se mantendrá una semana más en semáforo rojo al registrar el pico más alto de hospitalizados en toda la pandemia, con cerca de 3 mil pacientes en los centros COVID-19, cifra que supera por 30% la etapa de mayor número de enfermos que se registró en junio, afirmó el gobernador Alfredo del Mazo Maza.

Lea la noticia completa aquí
La mayoría de los hospitales del Valle de México no pueden recibir pacientes COVID-19 debido a que se encuentran saturados. (AP)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA