Torreón en el Multicity Challenge

EDITORIAL ÉDGAR SALINAS URIBE

Quizá todas las personas que lean este texto hayan resuelto, por lo menos una vez en su vida, los problemas más importantes que nos aquejan como ciudad o como país. No sé que le ponen al café que tomamos en las cafeterías que luego de una taza definimos problemas claramente y con agudeza encontramos soluciones.


Hay otras personas, sin embargo, que han encontrado soluciones más allá de las cafeterías y, generalmente, con mejores resultados y mayor utilidad. Suelen tomar café y mucho, también, pero también pasar horas y horas en los laboratorios de investigación y desarrollo, orientados a comprender fenómenos con la intención de ofrecer soluciones a retos específicos.

Hoy, por ejemplo, todo el mundo está a la espera de que los científicos encuentren la vacuna que ofrezca solución al desafío que ha impuesto a la humanidad el COVID-19. Y es que la tecnología disponible, desde la más sencilla hasta la más sofisticada, han sido producto de soluciones acumuladas en largos, pacientes y disciplinados procesos de innovación.

El idioma de la innovación es el de las soluciones. Gran parte de las innovaciones que conocemos son producto de años de trabajo en laboratorio. En esos espacios se simulan realidades, se controlan variables, se contrastan resultados y si algo no funciona, se repiten procesos que incorporen variables de otras características. Por ese camino se han encontrado soluciones a múltiples retos, como el ir al espacio o la vacuna contra enfermedades que causaban muerte.

A pesar de los avances tecnológicos producto de la innovación, hay otro tipo de retos a los que ha sido difícil encontrar soluciones. Se trata de los problemas sociales que nos afectan en el día a día. Y es que hay cierto tipo de desafíos que solo con la participación de la comunidad afectada pueden encontrar solución. Usemos el ejemplo del COVID-19: los equipos científicos encontrarán una vacuna antes de que las sociedades unifiquen criterios sobre el uso del cubrebocas. Así de absurdo, y así de complejo encontrar y ejecutar soluciones a problemas sociales.

Un escenario que se ha convertido en un laboratorio de problemas es la ciudad. Y en la actualidad, al menos en México, 8 de cada 10 habitantes vivimos en ciudades. En La Laguna, el porcentaje es similar. Y las ciudades laguneras son grandes laboratorios de problemas pero no necesariamente de soluciones. Desde el insoportable ruido que tantas diferencias provoca entre vecinos, hasta un transporte público disfuncional considerando la realidad metropolitana.

En este contexto, el IMPLAN Torreón encabeza la participación de Torreón junto a Hermosillo, Reynosa, San Pedro Garza y San Nicolás de los Garza en el Multi-City Challenge 2020, una iniciativa apoyada por Fundación Tinker y el Consejo Nuevo León y forma parte del programa City Challenges de The GovLab de la Universidad de Nueva York. El propósito es descubrir e implementar soluciones innovadoras a problemas urbanos mediante el uso de metodologías participativas. Que la ciudad no solo sea sede de problemas sino laboratorio de soluciones.

Entre los aspectos interesantes de este ejercicio está la metodología participativa. Se trata de que sea la ciudadanía afectada la que proponga soluciones. Se parte de la idea que la solución está sembrada en la persona y en la comunidad directamente afectada por un problema.

Para Torreón se han elegido dos retos a resolver: el primero, denominado, "Regresemos al corazón de la ciudad", trata de encontrar soluciones al desafío que representa el abandono de colonias, con infraestructura y servicios urbanos, debido a un crecimiento desproporcionado y desordenado de la ciudad. De acuerdo con los parámetros usados por la ONU, en ese rubro Torreón tiene una calificación de 0 sobre 100. El otro reto, común a las cinco ciudades participantes, se denominó "Estamos así… de reducir el COVID-19", y se trata de encontrar soluciones comunitarias a la propagación del virus para reducir su incidencia.

La convocatoria está abierta para que las y los solucionadores de café, de laboratorio, de gremio, de colectivo, de equipo, de pandilla, de cabina, de páginas editoriales o simplemente a título individual propongamos soluciones. Y luego se vote por la que se considere más adecuada. Quienes hayan propuesto la idea ganadora recibirán acompañamiento por parte de las organizaciones convocantes a fin de convertirla en acción.

Más información en la página https://multicitychallenge.org

@EdgarSalinasU

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA