Dejará COVID difícil 'cuesta económica' en América

Nacional EFE

América presenta una estabilización de la pandemia de la COVID-19 y una reducción de casos y fallecidos en una gran cantidad de países del continente pero encara una cuesta económica complicada tras seis meses desde que el nuevo coronavirus llegó al continente.


Las muertes acumuladas por la COVID-19 en el mundo desde el comienzo de la pandemia se elevaron hoy a 930.260, mientras que los casos superan los 29,3 millones, informó este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS).

América sigue siendo la región más afectada, ya con cerca de los 15 millones de positivos, seguida por el sur de Asia, con 5,6 millones de casos, que es además la zona donde la curva al alza de nuevos contagios es más acentuada.

Por países, Estados Unidos es el territorio donde se han registrado más fallecimientos (193,000), seguido de Brasil (132,000), India (82,000), México (71,000) y el Reino Unido (41,000).

A pesar de los datos que indican una ralentización de la pandemia en América, la COVID-19 no permite grandes dosis de positivismo si se tiene en cuenta el impacto económico que se prevé a largo plazo en la región, sobre todo en América Latina.

PROFUNDIZA CAÍDA PARA MÉXICO

El impacto que provocará el Covid-19 en la economía mexicana será más profundo este año respecto a lo que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estimaba hace tres meses, pues ahora anticipa una contracción de 10.2%.

Lo anterior significó que en lugar de una caída de entre 7.5% a 8.6% que se preveía en junio, ahora el organismo espera que el Producto Interno Bruto (PIB) caiga 2.7 puntos porcentuales adicionales en comparación con al rango menor previo. En tanto, para el próximo año la OCDE espera un crecimiento económico de 3% para el país.

En junio la OCDE planteó dos escenarios para el PIB de México, con una caída de 7.5% si sólo hubiera un brote del Covid-19, o de 8.6% en caso de que se presentara un rebrote.

En esta nueva edición la institución corrigió los pronósticos y se asume que seguirá la incertidumbre, habrá brotes esporádicos del virus, no habrá confinamientos generales sino acciones locales y que la vacuna llegará en la segunda mitad de 2021.

Como parte de su Panorama Económico Provisional de septiembre, la OCDE afirmó que para el PIB global se proyecta una contracción de 4.5% este año, para luego registrar un crecimiento de 5% en 2021.

Además, para Estados Unidos mejoraron las estimaciones, pues de una caída de 7.3% del PIB que se esperaba para este año de acuerdo con el reporte de junio, el retroceso ahora se estima de 3.8%, en tanto que el próximo año tendrá un crecimiento de 4%.

"La caída global en 2020 es menor a la esperada, a pesar de que esto es aún un hecho sin precedentes en la historia reciente, pero hay diferentes escenarios en los países; por ejemplo, hay revisiones al alza en China, Estados Unidos y Europa, pero las expectativas son más débiles en India, México y Sudáfrica", dijo la OCDE.

Por ejemplo, en China se registrará un crecimiento de 1.8% en 2020 y de 8% en 2021, lo que contrasta con el pronóstico para India, al esperarse para este año una caída de 10.2%, pero con una expansión de 10.7% el próximo año.

De acuerdo con el organismo multilateral, lo que sucede en México refleja la gran propagación del virus, pero al igual que en países como Argentina, India y Sudáfrica, pone en evidencia los altos niveles de pobreza, informalidad y los efectos de las medidas de confinamiento aplicadas durante un tiempo extendido.

La evaluación contrasta con la de otros países que no tienen un daño económico tan fuerte pues se pusieron en marcha apoyos fiscales para mantener la actividad productiva.

Impacto en 2021. La OCDE dijo que se espera la vacuna contra el COVID-19 para la segunda mitad de 2021, pero si el tratamiento llega más rápido, los pronósticos de la actividad productiva global se verán impactados significativamente.

"Sin embargo, un fuerte resurgimiento del virus o imponer estrictas medidas de confinamiento podrían cortar entre dos y tres puntos porcentuales del crecimiento global para 2021, además de que se afectará el empleo y se mantendrá debilidad en la inversión. En ese caso, la economía mundial crecerá entre 2% y 3% el próximo año", destacó.

Aclaró que la recuperación será diferenciada porque hay economías en donde los principales sectores que generan recursos recibieron un golpe considerable, como en el caso del turismo y en aquellos que requieren de la interacción social.

De acuerdo con la OCDE, para impulsar el crecimiento es importante dar incentivos fiscales de forma temporal, pues en todos los países las medidas de confinamiento aún afectan al consumo.

10.2

POR CIENTO

es la contracción estimada para México.

La OCDE, que preside José Ángel Gurría, mejoró la perspectiva para la mayoría de las economías, no así para México.

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA