Se vive en Coahuila ceremonia histórica del Grito de Independencia

Coahuila LUCÍA PÉREZ PAZ

En una ceremonia histórica, Coahuila realizó la tradicional ceremonia del Grito de Independencia sin ciudadanos, a causa de la contingencia sanitaria. Además de la celebración del 210 aniversario, se rindió un homenaje al personal médico por ser los encargados de atender a los enfermos de COVID-19.


Desde las primeras horas de ayer, el primer cuadro de la ciudad fue blindado para preparar la ceremonia y evitar el ingreso a la población, como una medida más para contener la pandemia.

Tras las 20 horas, en la plaza de Armas solo se permitió el acceso a personal médico, militares y personal de seguridad. Poco más de 200 personas, todos con cubrebocas, y una distancia de 1.5 metros aproximadamente.

A las 22 horas, el Gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, salió al salón Gobernadores donde se encontraba su gabinete, de ahí pasó por el Museo Carranza, lugar que fue el despacho de ex gobernador Venustiano Carranza. En este lugar ingreso la escolta y entregó la bandera a Riquelme. Acto seguido salió al balcón central.

En la plancha de la Plaza de Armas estaban los elementos de seguridad y personal médico, y en el balcón los funcionarios que encabezan los tres poderes del estado, Miguel Riquelme como titular del Ejecutivo, Miguel Mery Ayup, del Poder Judicial de Coahuila, y el líder del Poder Legislativo, Emilio de Hoyos, entre otros funcionarios como el alcalde de Saltillo, Manolo Jiménez, y la senadora Verónica Martínez.

Miguel Riquelme se acercó al micrófono y vitoreo a los héroes de la Independencia y al personal médico.

"Vivan los héroes que nos dieron libertad, Viva la unidad de los mexicanos, Viva nuestro personal médico, Viva nuestro personal médico", fue el grito que resonó en una ceremonia histórica, donde la ciudadanía no estaba presente.

Tras ellos se hizo sonar la campaña, se inició la pirotécnica y se entonaron los himnos de México y Coahuila.

La ceremonia no tuvo una duración mayor a los 50 minutos.

El llamado constante durante las últimas semanas, fue no asistir a eventos masivos o fiestas para evitar una ola de contagios.

Los coahuilenses pudieron seguir la ceremonia desde sus hogares, pues se transmitió en cadena estatal de radio y televisión.

La contingencia sanitaria ha dejado en Coahuila un total de 25,076 personas infectadas, de ellas 1,623 han muerto.

El gobernador de Coahuila celebró el Grito de Independencia a través de un evento solemne, debido a las condiciones sanitarias. (CORTESÍA)

COMENTARIOS

nazario miércoles 16
TOTAL COMO APESTADO DIO EL GRITO PUES SOLO ASISTIERON ACARREADOS POR EL PRU
arangelx miércoles 16
hakuna matata!!!!!
Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA